-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

La actividad de Hezbollah en Venezuela expuesta: Drogas, armas y mercenarios

Hugo Carvajal, quien encabezó la inteligencia venezolana bajo el fallecido dictador Hugo Chávez, desertó a las filas de la oposición este fin de semana, instó a los principales miembros del ejército a abandonar el régimen y reveló detalles sobre la participación de altos miembros del régimen socialista en el tráfico de drogas y sus estrechos vínculos con Hezbollah. La deserción de Carvajal se considera un duro golpe para el régimen de Nicolás Maduro y puede indicar su inminente colapso.

En una entrevista con The New York Times, Carvajal, quien se desempeñó como jefe de inteligencia venezolana durante 10 años hasta 2012 y actualmente es congresista del gobernante Partido Socialista, es uno de los principales funcionarios del régimen, incluido el presidente Maduro, ex vicepresidente Tareq El-Aisami (un Druso que actualmente es Ministro de Industrias y Productos Nacionales) y el Ministro del Interior, Néstor Reverol, participaron en el enorme tráfico de drogas en territorio venezolano y son parte de un gran complejo de corrupción.

El propio Carvajal fue buscado por la administración de los Estados Unidos por su participación en el tráfico de drogas y escapó hace unos años de la extradición a los Estados Unidos. Carvajal niega las acusaciones en su contra y afirma que luchó contra un comercio de drogas a gran escala, que uno de sus barones es un venezolano de ascendencia libanesa de nombre Walid Makaled.

Según el ex jefe de inteligencia de Venezuela, Tareq El-Aisami y Reverol proporcionaron un paraguas protector para Makaled y sus negocios y permitieron que aviones cargados de drogas aterrizaran en Venezuela. De esta manera, el funcionario superior confirma la información de los Estados Unidos sobre la participación de Tareq El-Aisami en el tráfico de drogas, por lo que su nombre fue incluido en la lista de personas bajo las sanciones de la administración de los Estados Unidos.

Carvajal cuenta de un viaje que hizo con Tareq El-Aisami a Teherán en 2009. Entre el régimen en Venezuela y el régimen iraní, existen vínculos muy estrechos. Según el ex jefe de inteligencia, Tareq El-Aisami se detuvo en Damasco para hacer una parada, donde se reunió con una importante figura de Hezbollah.

La reunión fue organizada por un diplomático en la embajada venezolana en Siria de origen árabe que simpatiza con Hezbollah. En la reunión, Tareq El-Aisami planteó un plan para llevar a los combatientes de Hezbollah a Venezuela para trabajar con miembros de las FARC clandestinas colombianas, que contaron con el apoyo del régimen de Caracas. Al mismo tiempo, el representante de Hezbollah presentó a El-Aisami tres ametralladoras como regalo. Carvajal dijo que no estaba al tanto de la identidad del hombre de Hezbollah, pero el diplomático que organizó la reunión fue Ghazi Nasser al-Din, quien es buscado por el FBI porque permitió a los miembros de Hezbollah entrar y salir de territorio venezolano a voluntad.

Carvajal dijo en una entrevista que se oponía al plan de Tareq El-Aisami de invitar a los miembros de Hezbollah a Venezuela para cooperar con el movimiento clandestino colombiano y plantear sus objeciones al entonces ministro de Relaciones Exteriores, actual gobernante Maduro. Sin embargo, Maduro rechazó los argumentos del jefe de inteligencia. Maduro ahora niega cualquier conexión entre su régimen y Hezbollah.

Mostrar más
Helueni