Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Un homenaje a la memoria

Es el tercer emprendimiento literario de Eduardo Weinstein Serebrenik, destacado abogado porteño, quien acaba de lanzar “Vientos de libertad: Los Weinstein en Chile”, libro en el que participa como co-autora Daniela Weinstein Engel, ingeniera comercial de la Universidad de Chile. La obra, que se suma a otras dos que le antecedieron (” 100 años de tesón ” y “Sueños de Libertad”), constituye un verdadero homenaje a la memoria familiar y colectiva. A través de sus páginas (223) desfilan, junto a fotografías, testimonios de algunos de los Weinstein -“hay 900 en Chile”, según Daniela-, antecedentes de los orígenes de los Weinstein y su escapada del Imperio Ruso como asimismo la historia de Don Salomón, uno de los primeros inmigrantes, cuyo mérito está en “el haber rescatado a sus parientes de la convulsionada Europa Oriental”.

“Vientos de Libertad…”es un libro de lectura amena, construido a través de ocho meses de entrevistas “cara a cara” que permitieron conocer ” una variedad de Weinstein en sus vidas actuales, incluyendo a viudas y parientes de grandes hombres, jueces, psicólogos, industriales, empresarios, ex ministros, innovadores y hasta una figura de la TV, todos de las más variadas generaciones”, a decir del editor Alfredo Barra.

Figuran con sus testimonios, entre otros, los de Marcos Libedinsky Tschorne (de abogado al máximo escalafón de la Justicia), Marta Weinstein (la tia y sus hermanos), Daniel Weinstein Fischer (voy y vuelvo, dijo, y lleva 14 años en Israel), Max Weinstein Cremovich (sus años en Recalcine y su pasión por los aviones), los tres hermanos Volochinsky Weinstein (experiencias de progreso y aventura), Graciela Weinstein (la abogada que prefirió la sala de clases) y Luis Weinstein Crenovich (el psiquatra que armoniza con la política y la poesía).

Para los autores de “Vientos de Libertad…” “si hay algo soberano que queremos dejar en este libro es el criterio que debe primar en el mosaico levita para continuar fortaleciendo esa hermandad, que ha sido la cuna de todos los esfuerzos y sentimientos que ha abrigado nuestro progreso”.

Helueni