-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 -

La “abuela metalera” que logró sobrevivir al Holocausto y a los 96 años brilla con su propia banda de rock

Su padre, Fritz Neufeld, fue ingresado en el campo de concentración de Dachau y luego, en 1939, fue uno de los 937 pasajeros judíos a bordo del navío “San Luis” de la HAPAG que partió con destino a la isla de Cuba y se vio obligado a regresar a Europa. Su madre pudo escapar en 1942 a Suiza, al cruzar los Alpes junto a sus dos hijos, Inge y Hans Walter, luego de sobrevivir ilegalmente en Viena durante años.

Como muchos otros refugiados, acabaron en el centro de recepción de Adliswil y luego fueron trasladados a distintos campos de trabajo en ciudades como Lucerna y Lugano. Inge pudo sobrevivir y tener una vida relativamente normal. Se casó en tres oportunidades, se destacó como periodista y hasta tuvo la oportunidad de trabajar como espía para la Oficina de Servicios Estratégicos de los EEUU, agencia precursora de la CIA.

Pero su mayor pasión, sin lugar a dudas, siempre fue la música. Hoy, a los 96 años, un nuevo documental sobre la “abuela metalera” y su banda de rock pesado conocida como los “TritoneKings” promete honrar a una verdadera sobreviviente, un ejemplo a seguir en tiempos donde, para muchos, un futuro marcado por la esperanza y la libertad, parece imposible de divisar.

“Me pareció que su historia era notable. Creció en Austria, al borde del estallido de la Segunda Guerra, escapó del Holocausto y terminó en un campo de refugiados en Suiza. Luego de la guerra, ella y su marido Otto Kollmann se mudaron a Hollywood y construyeron nuevas vidas. Llegaron a componer para los artistas más populares de su generación, como Nat King Cole, Doris Day y Dean Martin”, explicó Leah Galant, la realizadora del documental “Death Metal Grandma”, en un artículo de opinión publicado en el periódico The New York Times.

Luego de pasar años escribiendo canciones para otros y produciendo cantidades de poesías, Inge decidió que era su momento de brillar. Dice el refrán que “mejor tarde que nunca” y, a los 93 años, la luchadora encontró en el oscuro género musical del metal su nueva inspiración. En su nuevo rol podía, literalmente, gritarle al mundo lo que tenía para decir.

“Historias como la de la Sra. Ginsberg son tremendamente importantes para mí”, aseguró Galant. “Mis abuelos escaparon de la Europa nazi, pero murieron antes de que yo fuese lo suficientemente adulta como para poder valorar sus historias de vida”, añadió.

“Las mujeres como ella tienen tanto para enseñarnos, solamente piden algo de nuestra atención. Depende de nosotros escucharlas”, concluyó la prestigiosa cineasta.

Fuente:infobae.com

Helueni