Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

De la destrucción a la reconstrucción

Son llamativos y conocidos los motivos que dieron nuestros sabios para la destrucción de los templos y con ellos la soberanía judía en la tierra de Israel, y en el caso del segundo, el exilio de 2000 años. En ambos en lugar de adjudicar la destrucción al poderío de los enemigos externos, (en el primero de Nabucodonosor y el imperio Helenista en el 586 AEC y el segundo a Tito y el imperio Romano en el 70 EC), nuestros maestros lo atribuyeron a defectos internos. El primero a la falta de conducta en el ámbito de lo sexual y el recato, y en el segundo que aparece por sus consecuencias como más grave, al “odio gratuito entre hermanos”.

Un principio que se nos ha enseñado hasta el hartazgo es “Maase abot ziman labanim”, las conductas de nuestros antepasados son una señal para los hijos. Hay una tendencia clara y permanente a repetir viejas patologías. El odio gratuito nos sigue persiguiendo y destruyendo.

Cuando el miércoles 20 de diciembre, tres días después del enorme festejo por el cuarto de siglo de nuestra pionera tarea en el continente, como el primer medio judío electrónico de 24hs de transmisión, los 365 días del año, recibíamos como regalo por parte de AMIA (La institución madre) un inmoral y traicionero desalojo de las instalaciones que construimos con enorme esfuerzo durante 20 años, no lo podíamos creer. Nos había arrasado un huracán. Siempre estuvimos preparados para un golpe antisemita, nunca para uno de esta familia disfuncional, aunque de la misma ya habíamos sufrido ingratitud permanente y desgraciadamente en eso no somos la excepción.

El trabajo de 25 años destruido en unas horas por “el odio gratuito” que enceguece desde siempre a algunos miembros de nuestro pueblo, que, detentando lugares de poder, embebidos de soberbia, creyéndose eternos en sus roles, dueños de la palabra y destino judío, son capaces de destruir irresponsablemente lo que su miserable ambición y capricho les dicte.

El daño material de lo obrado por AMIA fue enorme, pero el daño espiritual de verse sometidos a semejante vejamen, incalculable. Toda una vida, recuerdos, equipamientos, distinciones y trayectoria puestos en 14 camiones con destino incierto. Un medio de comunicación único en jaque y su personal con el riesgo de perder sus fuentes laborales.

No es necesario entrar en los detalles de lo acontecido antes, durante y después de la barbarie vivida. En su momento los publicamos con precisión, hay responsables con nombre y apellido, dirigentes y profesionales.

En una decisión que nos enaltece, al mes de lo acontecido definimos a pesar del dolor mirar hacia adelante, salir del duelo y reconstruir. Con la responsabilidad comunitaria que nos ha caracterizado durante nuestra larga trayectoria, delimitamos no ahondar en la herida, lo que solo redundaría en mayores daños y regocijo para los oportunistas de turno y los enemigos de nuestro pueblo.

La comunidad y AMIA están por encima de estos pequeños, malintencionados, oportunistas, mentirosos, mezquinos y ambiciosos personajes y sabemos que “Todo tiene un tiempo bajo el sol”.

Los mayores y memoriosos recuerdan el rol que cumplió nuestra emisora en lo trágicos días del atentado a la Amia, su permanente voz inclaudicable en el reclamo de verdad y justicia, su coraje para denunciar el espurio memorándum con Irán y a sus artífices. El grito de horror y compromiso frente al magnicidio del fiscal Nisman, cuando otros jugaban al encubrimiento o acomodamiento con los poderosos de turno.

No permitiremos a nadie intentar monopolizar la palabra ni atribuirse “La verdad”. Radio Jai se ha caracterizado por ser un medio pluralista, donde la construcción de la identidad se da en el respeto por la diversidad ideológica e individual.

Es oportuno agradecer a los tantos que mostraron aquí y en el mundo su solidaridad. Agradecer a las tantas voces que plantearon su indignación por lo acontecido. A nuestro personal que durante seis meses ha continuado trabajando diariamente sin contar con un espacio físico a fin de que pudieran continuar nuestros servicios. Un agradecimiento especial al puñado de amigos que colaboraron materialmente para la construcción de nuestras nuevas instalaciones.

Hoy nueve de julio, día de la independencia de nuestra República Argentina, retomamos nuestras transmisiones en vivo desde una sede especialmente diseñada para cumplir con muchos viejos y nuevos sueños. Renovamos nuestro compromiso de excelencia con plataformas multimedia que le permitirán bajándose una APP escuchar, ver y leer a radio Jai en su teléfono celular en cualquier lugar del mundo.

A nueve días de los 24 años del atentado a la Amia donde fueron asesinados por el terrorismo 85 vidas renacemos de los escombros con ellos y por ellos. Renacemos como tantas veces lo ha hecho nuestro pueblo en las peores circunstancias, mostrándole a la humanidad que sólo los que tienen muy claros sus valores y convicciones vuelven a la vida cada vez más luminosos.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni