Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La electricidad en Cisjordania, responsabilidad de la AP

“Se trata de un acontecimiento histórico y de enorme relevancia, para nosotros y para los palestinos”, dijo Dalia Bodinger, portavoz de la compañía israelí.

El contrato que Israel firmó anoche con la AP durará quince años, tiene un valor de 775 millones de dólares, y el objetivo de que la distribución eléctrica esté bajo control palestino y se construyan cuatro plantas para tal propósito.

En la actualidad, el suministro eléctrico de los casi tres millones de palestinos que residen en Cisjordania depende de Israel, en tanto que Jordania provee de energía a la zona de Jericó y al valle del Jordán.

“Este acuerdo libera al sector eléctrico palestino del control israelí, que ha durado décadas”, manifestó en el acto el director de la Oficina Palestina de asuntos civiles, Husein al Sheij.

El pacto no incluye a la Franja de Gaza, cuyos dos millones de habitantes sufren frecuentes cortes energéticos por la constante escasez de combustible y el conflicto entre Hamás, gobernante de facto en el enclave costero, y la AP, que gobierna Cisjordania.

Como parte del nuevo acuerdo, la Autoridad Palestina saldará una deuda de 915 millones de shekels con la Compañía Eléctrica Israelí, mientras se encarga de la distribución de la electricidad.

La CEI venderá energía a la Compañía de Transmisión Eléctrica Palestina (CTEP) a través de las cuatro plantas que serán construidas por la CEI en Cisjordania. La CTEP será la propietaria de las plantas y canalizará el suministro eléctrico.

“El acuerdo traerá una nueva realidad al sector energético palestino, reducirá las restricciones del suministro eléctrico, fortalecerá la estabilidad económica y abrirá una nueva era en las relaciones económicas entre ambos lados”, estimó el director general del Ministerio de Finanzas israelí, Shai Babad.

Los palestinos de Gaza sufren cortes eléctricos de unas 18 horas al día; el suministro energético que llega al empobrecido enclave desde Israel, Egipto y la única planta eléctrica local, sigue estando por debajo de la mitad de los 600 megavatios que se estima cubrirían las necesidades diarias de la población.

Desde 2014 Israel y la Autoridad Palestina se han enfrentado en repetidas ocasiones por impagos de la AP a la CEI.

El pacto firmado entre palestinos e israelíes incluye mecanismos que aseguran que la CEI no sufra impagos.

Helueni