-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Israel abrirá una embajada en Ruanda

Netanyahu se reunió con el presidente de Ruanda, Paul Kagame, poco antes del anuncio.

“Estamos abriendo una nueva embajada en Kigali, la capital de Ruanda, como parte de la ampliación de la presencia israelí en África y la profundización de la cooperación entre Israel y los países africanos”, afirmó el primer ministro.

Ambos mandatarios también hablaron sobre la posibilidad de establecer un vuelo directo entre Israel y Ruanda.

Netanyahu viajó a Nairobi para felicitar personalmente al recientemente reelegido presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, y para reunirse con otros líderes africanos que asistieron a la ceremonia de asunción.

La ministra de Exteriores de Ruanda, Louise Mushikiwabo, expresó que, en el marco del acuerdo con Israel, Ruanda está dispuesta a aceptar a alrededor de diez mil solicitantes de asilo, que actualmente viven en Israel.

Según el Ministerio del Interior, alrededor de 27 mil eritreos y ocho mil sudaneses residen en Israel. En agosto pasado, la Corte Suprema de de Justicia dictaminó que podían ser deportados a un tercer país, pero que quienes se nieguen a abandonar Israel no pueden ser encarcelados durante más de dos meses.

Sin embargo, una nueva legislación propuesta por el ministro del Interior, Aryeh Deri, y el ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdan, cerraría el centro de detención abierto de Holot para solicitantes de asilo, dentro de cuatro meses y ofrecería a los detenidos la opción entre la deportación y la cárcel.

Netanyahu aterrizó en Nairobi pocas horas después de que asumiera el presidente reelecto de Kenia, Uhuru Kenyatta. Kenyatta recibió personalmente a Netanyahu en la Residencia Presidencial e invitó al primer ministro a sentarse junto a él en el almuerzo que siguió a la asunción.

El primer ministro había programado una serie maratónica de reuniones vespertinas con las delegaciones africanas, incluyendo a los presidentes de Gabón, Uganda, Tanzania, Zambia, Ruanda, Sudán del Sur, Botsuana y Namibia, así como al primer ministro de Etiopía.

Fuente: Aurora

Helueni