Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Los centros de testeo están colapsados, debido a la inmensa cantidad de gente que se acerca”

Alejandro Roisentul

El doctor Alejandro Roisentul, médico argentino que reside en Israel, en diálogo con Radio Jai, brindó un panorama sobre la situación sanitaria en su país en momentos de gran crecimiento de contagios de Covid.

“La situación está muy complicada,  además hace un mes que se está expandiendo la variante Ómicron, en el invierno Israel conviven otros dos, la variante Delta y el virus de la gripe”.  Por otra parte, y tal como sucede en la Argentina, los centros de testeo están colapsados, debido a la cantidad inmensa de gente que se acerca. Han aumentado enormemente los casos, el número de personas positivas llegó a ser de 16 mil personas por día, número nunca alcanzado hasta ahora. Actualización a solo 3 días 29.000 casos diarios

En Israel han tenido que modificar el esquema de seguimiento y testeos debido al gran aumento de casos. Resulta imposible en este escenario poder realizar testeos a todas las personas infectadas, puesto que el sistema israelí – como ocurre en muchos lugares del mundo- no se encuentra preparado para atender a miles de personas Por ello, se diseñó un programa especial, en el que se decidió priorizar los casos, y testear a las personas mayores de 60 años, a las de riesgo, con enfermedades preexistentes, a quienes se les realizará el PCR. Para el resto, la indicación es comprar (entre 9 y 18 dólares) un auto-test de antígenos en la farmacia y realizarlo en sus casas.  Si el resultado de este es negativo, no es necesario aislarse, si diera positivo, se debe ir a un centro médico autorizado, los de administración de salud nacionales, y realizarse la prueba de antígenos, no el PCR, para corroborar el resultado. Si también el resultado allí diera positivo, la persona deberá aislarse por 10 días y ya no va a ser necesario otro análisis, bastará con el certificado del médico de cabecera, para poder salir de la cuarentena. De esta manera, se ahorran miles y miles de testeos que realmente no serían necesarios.

Alejandro Roisentul
Juliana y Alejandro Roisentul en los estudios de Radio Jai

Israel no prevé restricciones ni cierres tal como ocurriera al principio de la pandemia. Hoy hay vacunas y con eso, el progresivo debilitamiento del virus. Sí se dará naturalmente un “cierre de facto”, es decir, en los lugares de trabajo  va a haber gente que se haya contagiado y por ello, no podrá concurrir  y deberá quedar en cuarentena. Hace unas semanas el primer ministro Naftalí Bennett  pidió que se restringiese en un 50 por ciento la presencialidad, en la medida de lo posible, y quienes pudieran trabajar de manera remota, lo hicieran de ese modo. “No tiene sentido encerrar a la gente en estos momentos, habiendo tantas vacunas y tantas posibilidades de cuidados”, opinó Roisentul. Dijo que la solución no es cerrar el país, sino dar más vacunas, tema que quedó a un lado en la gente, dado que como en los últimos meses se había reducido notablemente la cifra de infectados con la variante Delta, la gente se relajó, y no se aplicó la tercera dosis de la vacuna.

La efectividad de la vacuna va bajando, la agresividad de la Ómicron hace pensar en una cuarta dosis, que también es tema de debate, por si es necesaria o no, ya que se ha visto en los primeros estudios que se hicieron en el hospital Tel Hashomer, que “no es lo esperado”, puesto que da el mismo resultado que dio la tercera, se esperaba una respuesta más importante y no la está dando.  La expectativa era que una cuarta dosis diera inmunidad a largo plazo, pero hasta ahora los datos no son muy alentadores.

Respecto del “flurona” (combinación covid y gripe), en Israel la única persona que se contagió fue una mujer embarazada que no estaba vacunada, ni contra la gripe ni contra el Coronavirus, quien felizmente ya está dada de alta.

 

Redacción gentileza de Cita Litvak

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN