Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Kirk Douglas: El romance de “Espartaco” y la tierra de Israel

Kirk Douglas y Michael Douglas

Tuvo que sobrevivir a un duro accidente de helicóptero para reconectarse con sus raíces judías, pero siempre mantuvo un estrecho lazo con Israel: al fin y al cabo, el actor estadounidense Kirk Douglas nunca dejó de ser Issur Danielovitch

La vida de esta leyenda de Hollywood fue celebrada en estos días por la Biblioteca Nacional de Israel (BNI), que compartió una breve biografía del protagonista de “Espartaco” (1960) y varias poco conocidas imágenes de la relación de Douglas con el país

Nacido el 9 de diciembre de 1916 en la ciudad de Amsterdam, en el estado norteamericano de Nueva York, al actor le habían ofrecido de joven una beca para estudiar en la yeshivá y convertirse en rabino, pero el amor por la actuación pudo más.

Eso sí, cumplió con el rito de iniciación de los varones judíos y celebró su bar mitzvá. Y, si bien no era especialmente apegado a la tradición, el antisemitismo que sufrió en su adolescencia nunca le permitió olvidarse de sus raíces.

Cuando Douglas visitó Israel en 1952, los cines del país daban varios de sus filmes a sala llena

De hecho, en uno de sus libros autobiográficos, “The Ragman’s Son”, contó que, después de clase en el colegio local, iba a tomar sus lecciones en la escuela hebrea.

Kirk Douglas Golda Meir
Kirk Douglas con Golda Meir en Los Angeles en 1969 (Foto: Moshe Milner/GPO)

Eran doce cuadras que tenía que cubrir corriendo, “porque todas las calles tenían una pandilla, y siempre estaban esperando para atrapar al muchacho judío”, escribió Douglas.

En 1953, cuando su fama ya estaba bien asentada gracias a su estampa de galán y a filmes como “Champion” (1949), “Young Man with a Horn” (1950) y “The Bad and the Beautiful” (1952), por el que recibió su segunda nominación a un Oscar, al actor le ofrecieron el papel de un personaje judío.

Se trató de “The Juggler”, de Edward Dmytryk, que -además- se filmó en el flamante estado de Israel.

La película está basada en la novela de Michael Blankfort y es la historia de un sobreviviente del Holocausto, uno de los tantos judíos que pasaron por el horror de los campos de concentración y emigraron luego a Israel.

Pero, para este sobreviviente, la adaptación al nuevo país no resultaría fácil, y sus desventuras forman el centro, precisamente, del relato de “The Juggler”.

La presencia de Douglas para filmar la película de Dmytryk fue un gran evento en el país, y la prensa israelí la cubrió con abundancia de fotografías y artículos, varios de los cuales forman parte de la colección de la BNI.

La primera visita de Kirk Douglas a Israel fue incluso comentada por el New York Times

De hecho, detalles de la filmación, que se llevó a cabo en 1952, llegaron incluso al New York Times, que publicó una historia titulada: “Trazando el sendero de ‘The Juggler’ en Israel: el elenco y el equipo encabezado por Stanley Kramer encuentran fans en las locaciones en Tierra Santa”.

En la nota, el diario neoyorquino reportaba que el protagonista y el director de la película, “y el resto de los nueve actores y veintiún técnicos que han estado haciendo ‘The Juggler’, se fueron de Israel recientemente”.

Sin embargo, añadía, “tres películas de Kirk Douglas todavía se están proyectando simultáneamente y a sala llena en las tres ciudades principales de Israel”, lo que mostraba el fervor que había despertado la llegada del astro de Hollywood al país.

En 1966, cuando ya había pasado definitivamente a la categoría de leyenda gracias a su trabajo en “Spartacus” (1960), Douglas protagonizó otra recordada película rodada en Israel, “Cast a Giant Shadow”.

“Llegué a creer que me había salvado porque nunca había comprendido lo que significa ser judío”, dijo Douglas después del accidente

Se trata de la historia de David “Mickey” Marcus, un coronel judío estadounidense, veterano de la Segunda Guerra Mundial, que fue contratado como asesor por las fuerzas de defensa de Israel durante la Guerra de la Independencia en 1948.

Marcus formó parte de las filas del Mahal, las divisiones de soldados extranjeros que viajaron para pelear por Israel, y terminó convirtiéndose en Aluf, uno de los primeros  generales del ejército del estado recién renacido en Medio Oriente.

Obviamente, Douglas cumplió el papel de Marcus, quien, en la vida real, tuvo un final trágico: murió el 10 de junio de 1948 alcanzado por las balas de un centinela israelí, que hablaba solamente hebreo y no entendió cuando el militar estadounidense quiso identificarse como amigo.

Aunque el protagonista de “Espartaco” nunca renegó de su condición de judío (en 1976 participó de “Victory at Entebbe” y, en 1982, volvió a encarnar a un sobreviviente del Holocausto en “Remembrance of Love”, el propio Douglas confesó que no mantenía una relación estrecha con la religión.

Hasta que llegó el accidente casi mortal de 1991, cuando el helicóptero en el que se transportaba chocó con un avión acrobático y terminó en el hospital con serias lesiones en la espalda.

Un accidente de helicóptero llevó al actor de regreso a sus raíces religiosas

“Llegué a creer que me había salvado porque nunca había comprendido lo que significa ser judío”, comentaría más tarde.

kirk douglas - netanyahu
Douglas escuchando a Netanyahu durante una presentación del entonces primer ministro en Los Angeles en 1997 (Foto: Amos Ben Gershom/GPO)

Esa búsqueda interior que se despertó con el accidente “lo impulsó a estudiar Torá y a tener su segundo bar mitzvá a la edad de 83 años”, apunta Lawrence Baron, el autor del artículo de la Biblioteca Nacional.

También el hijo de Kirk, el actor Michael Douglas, “comenzó a explorar más a fondo sus raíces judías después del incidente del helicóptero”, continua Baron.

En los años siguientes, añade, Michael “se volvió muy activo en las causas judías y visitó Israel en numerosas ocasiones, incluso en el 2015 para recibir el segundo Premio Génesis”, conocido como el “Nobel judío”.

“Israel, un país que toda nuestra familia ama tanto”, describió Michael Douglas

Su padre ya venía aportando a causas judías e israelíes desde hacía décadas, por un total estimado de cien millones de dólares, incluyendo un teatro en Jerusalén, cerca del Muro de los Lamentos.

De esa relación quedan además varias impactantes fotografías de testimonio, como las que lo muestran junto a Golda Meir o Benjamin Netanyahu, y que se pueden ver en esta página.

Douglas falleció el 5 de febrero del 2020 en Beverly Hills, en California, a los 103 años de edad. Su amor por Israel pasó a su hijo, Michael, quien visitaría el país poco tiempo después.

El protagonista de “Fatal Attraction” viajó junto a su esposa, la actriz Catherine Zeta-Jones, y sus dos hijos a Jerusalén para recibir el Premio Genesis en abril del 2021.

Antes de partir, había declarado: “Catherine y yo esperamos regresar a Israel, un país que toda nuestra familia ama tanto”, resumiendo, de paso, el pensamiento de su padre.

Premio Génesis Miguel Douglas
Premio Génisis. Michael Douglas en Israel

 

Fuente: Isreleconómico / Congreso Judío Mundial

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.