Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Menasseh Ben Israel, rabino y cabalista

Menasseh Ben Israel, rabino y cabalista que logró que los judíos sean readmitidos en Gran Bretaña luego de la expulsión fue un rabino portugués, cabalista escritor, diplomático, impresor, editor y fundador de la primera imprenta hebrea (llamada Emeth Meerets Titsma`h ) en Amsterdam en 1626, en la que publicó varias de sus obras, tanto en castellano como en latín. Amigo personal de Rembrandt, Menasseh es conocido por su petición en 1655 a Oliver Cromwell y al Parlamento británico, que se anulara la prohibición emitida por Eduardo I de Inglaterra que prohibía la residencia a los judíos en Gran Bretaña, su petición tuvo éxito y los judíos pudieron asentarse de nuevo en Gran Bretaña.
Nació en 1604 en Madeira, Portugal, con el nombre de Manoel Dias Soeiros en el seno de una familia judía obligada a convertirse al cristianismo, un año después de su nacimiento sus padres, Gaspar Rodrigues Nunes (Joseph Ben Israel) y Raquel Soeiro se ven obligados a salir del país para huir de la Inquisición. En 1610 la familia llega a Ámsterdam.
Los Países Bajos se encontraban en medio de un proceso de revuelta religiosa contra el dominio católico español durante la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648). Amsterdam era un centro importante de la vida judía en Europa en ese momento. La llegada de la familia en 1610 fue durante la Tregua de los Doce Años mediada por Francia e Inglaterra en La Haya . En Amsterdam estudió con Moisés Raphael de Aguilar. Allí se casa con una descendiente de Isaac Abravanel
Menasseh se elevó a la eminencia no solo como rabino y autor, sino también como impresor. Estableció la primera imprenta hebrea en Holanda. Una de sus primeras obras, El Conciliador , publicada en 1632, ganó reputación inmediata; fue un intento de reconciliar las aparentes discrepancias en varias partes de la Biblia hebrea. En 1638, los hermanos Abraham e Isaac Pereyra contrataron al rabino Manasseh para que dirigiera una pequeña universidad o academia (una yeshibah en el lenguaje español-portugués de la época) que habían fundado en la ciudad.
En 1644, Menasseh conoció a Antonio de Montezinos , un viajero portugués y judío sefardí marrano que había estado en el Nuevo Mundo. Montezinos lo convenció de su conclusión de que los indios andinos de América del Sur eran descendientes de las diez tribus perdidas de Israel . Este supuesto descubrimiento dio un nuevo impulso a las esperanzas mesiánicas de Menasés, ya que se suponía que el asentamiento de judíos en todo el mundo era una señal de que vendría el Mesías. Lleno de esta idea, dirigió su atención a Inglaterra, de donde los judíos habían sido expulsados ​​desde 1290. Trabajó para conseguirles permiso para asentarse allí de nuevo y así acelerar la venida del Mesías.
Con el inicio de la Commonwealth , la cuestión de la readmisión de los judíos había encontrado un mayor apoyo puritano , pero a menudo se discutía bajo el creciente deseo de libertad religiosa. Además, las esperanzas mesiánicas y otras esperanzas místicas estaban vigentes en Inglaterra. Su libro, La esperanza de Israel , fue publicado por primera vez en Amsterdam en latín ( Spes Israelis ) y en español ( Esperança de Israel ) en 1650. El libro fue escrito en respuesta a una carta de 1648 de John Dury.preguntando sobre las afirmaciones de Montezinos.
Además de informar sobre los relatos de Montezinos sobre los judíos en las Américas, el libro también expresó la esperanza de que los judíos regresaran a Inglaterra como una forma de acelerar la llegada del mesías.
En 1651 se ofreció a servir a Christina, reina de Suecia, como su agente de libros hebreos. El mismo año conoció a Oliver St John y sus enviados en su misión de asegurar una coalición anglo-holandesa (que habría dado a los ciudadanos holandeses, y por lo tanto a los judíos, privilegios para quedarse y trabajar en Inglaterra). Los ingleses quedaron impresionados por el saber y los modales y le aconsejaron que solicitara formalmente la readmisión judía en Inglaterra. En 1652 La esperanza de Israel fue traducida del latín al inglés. Su relato de que los descendientes de las Tribus Perdidas se encuentran en el Nuevo Mundo impresionó profundamente a la opinión pública y suscitó muchas polémicas en la literatura inglesa.
Oliver Cromwell simpatizaba con la causa judía, en parte debido a sus inclinaciones tolerantes, pero principalmente porque previó la importancia para el comercio inglés de la participación de los príncipes mercaderes judíos, algunos de los cuales ya habían llegado a Londres. En esta coyuntura, los ingleses dieron a los judíos plenos derechos en la colonia de Surinam , que habían controlado desde 1650.
En noviembre de 1655, Menasseh llegó a Londres para participar de la Conferencia de Whitehall. Durante su ausencia de los Países Bajos, los rabinos de Amsterdam excomulgaron a su alumno, Baruch Spinoza .
Algunos de los estadistas, abogados y teólogos más notables de la época fueron convocados a esta conferencia para discutir si los judíos deberían ser readmitidos en Inglaterra. Graciasva las explicaciones de Menasseh Ben Israel llegaron a la conclusión que no había ninguna ley que prohibiera el regreso de los judíos a Inglaterra (ya que habían sido expulsados ​​por decreto real del rey Eduardo I pero no por una acción parlamentaria formal (los judíos restantes en Inglaterra vivieron, sin embargo, bajo constante amenaza de expulsión). Aunque no se hizo nada para regularizar la posición de los judíos, se abrió la puerta para su regreso gradual. El 14 de diciembre de 1655, John Evelyn anotó en su Diario : “Ahora fueron admitidos los judíos”. Cuando Prynne y otros atacaron a los judíos, Menasseh escribió su obra principal, Vindiciae judaeorum (1656), en respuesta.
Menasseh ben Israel permaneció en Inglaterra cerca de dos años después de la Conferencia de Whitehall. Durante este tiempo trató de obtener un permiso por escrito para el reasentamiento de los judíos en Inglaterra. A pesar de que fracasó en este empeño, durante su estancia se reunió con un gran número de figuras influyentes de la época , así como figuras proféticas más marginales.
En febrero de 1657 Cromwell concedió a ben Israel una pensión estatal de £ 100, pero murió antes de disfrutarla, en Middelburg, Holanda, en el invierno de 1657. Su tumba está en la Beth Haim de Ouderkerk aan de Amstel y permanece intacta.
Menasseh ben Israel fue autor de muchas obras. Su obra principal Nishmat Hayim es un tratado en hebreo sobre el concepto judío de la reencarnación de las almas , publicado por su hijo Samuel seis años antes de que ambos murieran. Algunos eruditos piensan que estudió Cabalá con Abraham Cohen de Herrera , un discípulo de Israel Saruk . Esto explicaría su familiaridad con el método de Isaac Luria .
El Conciliador fue, como antes, una obra escrita para reconciliar las aparentes contradicciones en numerosos pasajes de la Biblia. Para lograr este objetivo, Ben Israel “utilizó una asombrosa variedad de fuentes”; principalmente el Talmud y los comentarios judíos clásicos, pero con frecuencia citas de las primeras autoridades cristianas, así como de autores griegos y latinos de la antigüedad. Escrito en español, en Amsterdam, 1632, tenía como principal objetivo fortalecer la fe de los marranos en la veracidad del Tanaj según la interpretación judía.

Extraído del grupo de Facebook PERSONALIDADES JUDÍAS DE TODOS LOS TIEMPOS

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni