Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Bernard Madoff: El hombre que orquestó el mayor esquema Ponzi de la historia

Bernard Madoff: El hombre que orquestó el mayor esquema Ponzi de la historia

Esta columna se ha dedicado a narrar grandes episodios en la vida del judaísmo y a importantes personajes, como rabinos e intelectuales que han enorgullecido al pueblo judío.

Hoy, en cambio, nos dedicaremos a un estafador, que contó entre sus víctimas a numerosas instituciones caritativas judías. Nos referimos a Bernard Madoff, el hombre que orquestó el mayor esquema Ponzi de la historia.

Se trata de un esquema piramidal, que generaba ganancias insostenibles que solo se podían mantener con fondos aportados por nuevos inversores, es decir que no efectuaba con los fondos recibidos inversiones que produjeran utilidades, sino que, como en una cadena de la felicidad, retenía los fondos y pagaba los supuestos dividendos con los nuevos aportes que recibía.

En sus comienzos, la firma de Madoff ofreció lo que buscan la mayoría de los inversores: bajo riesgo y altos rendimientos, algo “demasiado bueno para ser verdad”. Los inversores, sin embargo, no tuvieron en cuenta que ninguna otra empresa de inversión podía igualar —o acercarse— a los rendimientos que ofrecía Madoff.

En general, las inversiones funcionan de acuerdo con una escala: rendimientos más altos generan un riesgo mayor. Sin embargo, tanto en años positivos como negativos, las inversiones realizadas por la empresa de Madoff siempre devolvieron a sus clientes entre un 12% y un 13%, una tasa alta y siempre constante.

¿Qué es un esquema Ponzi?

Tarde o temprano, estos rendimientos inusuales generan dudas y preocupaciones entre los asesores de Wall Street, los fondos de cobertura y otros inversores; y también de los competidores: la mayoría no podían entender las declaraciones complejas y ambiguas que la empresa enviaba a sus inversores. Pero, al mismo tiempo, atrajeron a un grupo numeroso y devoto de inversores que buscaban rendimientos constantes y, aparentemente, seguros.

Madoff logró pasar desapercibido porque era un miembro reconocido de la industria financiera. Estaba tan entremetido en el sistema financiero que era difícil pensar que alguien tan dentro en el mismo estuviera gestionando una estafa piramidal que robara a la élite neoyorquina y mundial.

La estrategia de Madoff fue, que un sistema piramidal, más conocido como Esquema Ponzi, por Charles Ponzi, que fue el creador del primer plan de este tipo en la década de 1920 mediante la venta de inversiones que generaban beneficios, pero, en realidad, se pagaban con los fondos aportados por nuevos inversores.

En el caso de una firma de inversión, por ejemplo, la parte “propia” de un balance incluye las inversiones que realiza la empresa y el efectivo que tiene disponible. Los depósitos de los clientes son la parte “debe” del balance. En una empresa no fraudulenta, las inversiones propias crecerían y el “valor” aumentaría.

Pero en el Esquema Ponzi, el efectivo y las inversiones no crecen a la velocidad que se requiere para poder pagar los beneficios prometidos a los clientes. Para continuar, debe atraer nuevos depósitos de clientes para apuntalar “artificialmente” las inversiones del balance general.

Así, el nuevo efectivo se utiliza para pagar los retornos a los depositantes anteriores. Pero, en realidad, la sección “haber” (propia) del balance general está bajando y, por lo tanto, el valor también está bajando. El resultado es una necesidad constante de efectivo, lo que presiona a la empresa para atraer inversiones cada vez mayores a un ritmo cada vez más rápido para pagar a los inversores que buscan reembolsos.

El ciclo se detiene y el esquema se derrumba cuando los reembolsos superan los activos, lo que sucedió en el caso Madoff: la recesión económica de 2008 generó más reembolsos de los que su empresa podía permitirse pagar, lo que llevó a confesar su fraude. Con todo, en el caso de Madoff, se destacó que pudo mantener su negocio durante décadas, mientras que el esquema original de Ponzi, por ejemplo, se descubrió en apenas un año.

En el caso de Madoff, el esquema dejó de funcionar cuando los clientes solicitaran un total de USD 7.000 millones en devoluciones. A Madoff solo le quedaban entre USD 200 y USD 300 millones. Los cálculos sobre a cuánto ascendieron las pérdidas varían. Un fideicomisario designado por el tribunal ha recuperado más de 13 mil millones de dólares de un estimado de 17,5 mil millones que los inversores pusieron en el negocio de Madoff. En el momento del arresto de Madoff, los extractos de cuentas falsos les decían a los clientes que tenían participaciones por valor de 60.000 millones de dólares

Una de las razones por las que Madoff logró pasar desapercibido durante tanto tiempo fue porque era un miembro activo y de peso de la industria financiera. Comenzó su propia empresa en 1960 y fue uno de los inversores que impulsó el mercado de valores Nasdaq.

Los inversores de Madoff procedían de todos los ámbitos y le confiaban implícitamente la gestión de sus fondos. Algunos de los más ilustres eran una organización benéfica financiada por Steven Spielberg, el actor Kevin Bacon y los propietarios de los Mets de Nueva York. Grandes bancos y fondos de pensiones como el Banco Santander, el HSBC, el Royal Bank of Scotland y el Korea Teachers Pension también fueron estafados por Madoff. Algunos de los inversores individuales terminaron en la calle.

Nadie ha podido probar cuándo Madoff comenzó a robar a los inversores. El propio Madoff hizo afirmaciones contradictorias sobre cuándo comenzó el crimen. Le dijo a CNN Business en una entrevista de 2013 que todo comenzó en 1987, pero luego dijo que el plan comenzó en 1992. Algunos informes dicen que el crimen épico de Madoff pudo haber comenzado ya en la década de 1960, cuando empezó a trabajar en Wall Street.

Madoff, que fue arrestado el 11 de diciembre de 2008, falleció en prisión el 14 de abril de 2021

 

Dr. Mario Burman para Radio Jai

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.