Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

70% de los 13añeros se alejan de los deportes (Educación Física)

Profesor León Trahtemberg

Las olimpiadas que colocan al deporte en el primer plano del interés público constituyen una buena oportunidad para preguntarse por qué cada vez menos niños y adolescentes practican la educación física y los deportes, pese a todos los reconocidos beneficios que ello trae. Si así era antes de la pandemia, según los estudios disponibles hasta el 2019, el tema se ha agravado para estos tiempos de encierro y restricciones propios de la pandemia

Según la encuesta de la National Alliance for Youth Sports, un 70% de jóvenes de EE.UU. deja de participar de deportes organizados a partir de los 13 años porque ya no los divierte, pese a todos los beneficios que traería en su desarrollo físico, su capacidad de manejar éxitos y fracasos, trabajar en equipo y alejarse de las omnipresentes pantallas digitales.

Esa es la consecuencia natural de una actividad cuando es diseñada para ser competitiva, supone consumo de tiempo y compromisos por parte de los participantes, que deben tener una mentalidad orientada a los resultados (éxitos), lo que desalienta a quienes no lo toleran, se sienten incompetentes o causantes de los fracasos del equipo. Esa participación en las competencias es dura, demanda alta resiliencia y mucha fortaleza de carácter, por lo que no todos tienen cabida.

Como vivimos en una cultura de que “se hace deportes para competir (y ganar)”, altamente estimulada por los medios de comunicación que a su vez responden a los intereses comerciales, ya no se cultiva el deporte para la diversión. Ese mensaje de que el participante debe ser el mejor porque si no es un fracasado, es muy dañino para los niños y jóvenes, que dicho sea de paso viven experiencias similares en las aulas cuando hay una alta valoración a quienes sacan las mejores notas académicas.

Los deportes que podrían ser útiles para enseñar a los niños como fallar y recuperarse, tolerar y sobreponerse a frustraciones, aprender de los errores, dejarse guiar por un coach, están produciendo lo contrario. Terminan dejándolos abandonados al estrés y la depresión sin darles ningún soporte alternativo. Sumado a ello, para alumnos de nivel socio económico bajo, especialmente si son uniparentales, los gastos en uniformes, equipos, entrenamientos individuales, viajes para jugar partidos y tiempo dedicado a entrenar ya no son una opción.

Por si fuera poco, una secundaria llena de tareas y obligaciones escolares también son consumidoras de tiempo que de retira de los deportes

¿Qué hacer en tiempos en los que la salud mental, física y alejamiento de tiempo de pantalla es tan central para la vida de los jóvenes? Valdría la pena rescatar el deporte (y otras actividades académicas, sociales y artísticas) para la recreación, y tomar distancias del afán de hacer que todo sea motivo de competencia, de buscar al mejor, lo que siempre dejará excluidos a una buena parte de los jóvenes.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni