Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Shira Haas da vida a una enfermedad devastadora en la premiada película israelí ‘Asia’

Shira Haas, la actriz israelí que saltó al estrellato con sus papeles en las series de televisión “Shtisel” y “Unorthodox”, tiene un historial de interpretar personajes multifacéticos. No obstante, se enfrentó a desafíos sin precedentes al hacer la nueva película “Asia”, que dominó los premios Ophir del año pasado (el equivalente israelí a los Oscar) y se estrenará en Estados Unidos esta semana.

En la película minimalista, crudamente fotografiada, Haas interpreta a Vika, una niña dura pero sensible que lucha contra una enfermedad neurológica degenerativa. Vive con su madre soltera, Asia (Alena Yiv), un espíritu libre, y las dos mujeres se ven obligadas a aceptar el avance de la condición de Vika.

Para Haas, quien fue diagnosticada con cáncer de riñón a los 2 años y vio su crecimiento atrofiado como resultado de sus tratamientos de quimioterapia, el rol presentaba un desafío único.

“Primero, tuve que lidiar con la condición física de Vika, que cambia de una escena a otra, y tenía que ser muy específico, desde la forma en que Vika sostiene una taza hasta la forma en que camina”, dijo Haas a la JTA por teléfono desde su casa en Tel Aviv. “Aunque nunca se explica en la película, tiene ELA [enfermedad de Lou Gehrig]. Consultamos con un médico en todo momento”.

La guionista y directora Ruthy Pribar basó la historia en la muerte prolongada de su propia hermana hace 14 años, después de haber recordado la devoción incansable y desinteresada de su madre durante ese período. Pribar, quien escribió el guión durante su propio embarazo, dijo que a menudo se preguntaba si podría estar a la altura de su propia madre cuando se convirtiera en una.

No está convencida de que las mujeres nazcan para ser madres.

“Ser madre es un proceso diario”, dijo Pribar, quien suspendió la producción hasta después de dar a luz, durante una entrevista telefónica desde Tel Aviv. “Tengo días buenos, pero también días malos cuando pienso ¿quién me dio el derecho a ser madre?”

Es una cuestión que otros pocos equipos de cineastas están tan preparados para afrontar. “Asia” es inusual por presentar una fuerte presencia femenina tanto detrás como delante de la cámara: además de la guionista y directora, la directora de fotografía y la editora también son mujeres. Entre las nueve Ophirs otorgadas a la película, ocho fueron para mujeres, incluidas las de mejor película, mejor actriz (Yiv) y mejor actriz de reparto (Haas).

Durante gran parte de la película, ambientada en un sombrío barrio de clase trabajadora de Jerusalén, Asia, nacida en Rusia, habla con Vika en ruso, mientras que Haas responde en hebreo. Haas tradujo las líneas rusas de Asia al hebreo y las memorizó para responder espontáneamente en hebreo cuando Asia le habla.

Romper el complejo viaje emocional de Vika cuando era una niña que aprendía a enfrentar su propia muerte inevitable, dijo Haas, requería un profundo examen de conciencia.

“Leí a Elizabeth Kübler-Ross sobre las cinco etapas del duelo, desde la negociación hasta la depresión, la ira, la negación y la aceptación final”, dijo. “Fue difícil. Aunque la película trata sobre la muerte y el dolor, también trata sobre el amor y la conexión entre una madre y una hija”.

Al principio de la película, Asia, que trabaja como enfermera, se turna en ser madre y / o amiga casi indiferente. No hay mucha diferencia de edad entre ella y su hija e incluso se parecen; podrían ser hermanas. En un momento comparten un cigarrillo. Vika envidia los encuentros sexuales fáciles de su madre y se entristece ante su propia perspectiva de morir virgen.

Para Yiv, interpretar a Asia como una madre no tradicional requería un salto imaginativo.

“La distancia entre Asia y Vika, especialmente al principio, me resultó difícil de entender”, dijo desde su casa en Haifa. “Así y todo, es una historia moderna muy familiar en la que los adolescentes se convierten en los padres de los padres que sienten poca responsabilidad por sus hijos”.

Como cualquier personaje contradictorio, Asia plantea muchas preguntas. Pribar y Yiv la ven a través de una lente feminista, insistiendo en que ha disfrutado de su vida y no es una víctima. A pesar de decirle a su hija que “lo único bueno que recibí de un hombre fuiste tú”, ella no siente lástima a sí misma: la declaración, en cambio, es una expresión del vínculo madre-hija.

Y el final de la película, sin revelar ningún spoiler, se desarrolla para restablecer ese vínculo. En palabras de Haas, “Vika se ha permitido convertirse en la niña”.

Incluso en sus momentos más sombríos, las tres artistas insisten en que “Asia” es una historia de amor y una afirmación de vida.

“Asia” se estrena el 11 de junio en Nueva York, con Haas y Pribar en persona en proyecciones selectas, y se expande a más ciudades el 25 de junio.

POR SIMI HORWITZ

Fuente: JTA

Traducción para Radio Jai Alicia Weiss

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni