-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Diez películas clásicas israelíes que no te puedes perder

La cultura de Israel está compuesta por un crisol de muchos pueblos diferentes y puede ser difícil de comprender en su totalidad. Pero para ello están las películas.

Las clásicas, pintan una imagen de cómo era la vida de los inmigrantes judíos en las décadas de 1950 y 1960. También presentan retratos de comunidade,s a menudo excluidas de las principales.

En fin, las películas permiten sumergirnos en la vida israelí, aunque solo sea por un breve tiempo.

Esta lista lo tiene todo: filmes inmortalizadas en la cultura pop israelí; comedias de culto; películas de guerra; películas sobre judíos religiosos, inmigrantes soviéticos y tribus beduinas; y cintas que han recibido reconocimiento internacional.

El cine israelí es un gran ejercicio para aprender un poco más sobre la complicada sociedad de Israel. Luz, cámara… ¡acción!

CLÁSICAS
Polo de limón – Serie (1978-2001)

La serie “Polo de Limón”, un conjunto de atrevidas comedias escritas, coescritas y dirigidas por Boaz Davidson, es parte de algunas de las obras más reconocidas y queridas en la historia de la cultura popular de Israel.

Son tres amigos en las décadas de 1950 y 1960 que se enfrentan a todo tipo de situaciones difíciles, como por ejemplo el alistamiento a las Fuerzas de Defensa de Israel, entre otras. La película original del mismo nombre comienza con una historia hilarante aunque algo inapropiada sobre la mayoría de edad. Para comprender aquellos años, es indispensable ver esta serie.

PELÍCULAS “BUREKAS”

Las “películas burekas” son filmes de los años 60 y 70 en los que se trataron los profundos cambios que se dieron en la sociedad israelí en esa época. Un ejemplo son las relaciones entre los inmigrantes judíos askenazíes y orientales.

Kazablan (1974)

Esta es una película clásica conocida como la historia israelí desde el punto de vista de Occidente. Todo transcurre en la ciudad de Yafo, al sur de Tel Aviv. Es una historia protagonizada por el afamado cantante y actor Yehoram Gaon como el jefe de una pandilla local que se enamora de una niña de origen askenazí.

Con números de baile y musicales -más enfrentamientos entre pandillas rivales-, este filme es una obra obligada para cualquiera que quiera profundizar en la cultura israelí de hace algunas décadas.

COMEDIAS CULTAS

Llenar el vacío (2012)

Una mirada a la vida de una mujer jasídica que se casará y vivirá su vida de forma normal hasta que una gran tragedia pone su realidad patas arriba.

“Llenar el vacío” describe el mundo de los judíos jasídicos en Israel y las elecciones que enfrentan todos los días. Filmada y producida por Rama Burshtein, la primera mujer judía ortodoxa en hacer un largometraje de distribución internacional, esta pieza ayudó a allanar el camino para las voces judías ortodoxas en la sociedad israelí, y para que el público pueda ver la vida local desde una óptica femenina.

La novia siria (2004)

Sin dudas, “La novia siria” es una historia de sacrificio que tiene lugar en una aldea drusa en los Altos del Golán donde una joven mujer es la prometida de un exitoso pretendiente sirio que vive al otro lado de la frontera. Preparada para dejar a su familia para siempre, la muchacha ve el retraso de su despedidas y los arreglos para la boda porque debe enfrentarse a la burocracia de dos países muy diferentes.

Se trata de una película que muestra de forma afectuosa a una minoría israelí rara vez retratada en el cine. Es un testimonio de cómo los conflictos internacionales afectan la vida de los ciudadanos comunes y de cómo estos aún pueden aprender a elevar su calidad de vida.

La mujer de mi vida (2001)

Protagonizada por las estrellas locales Lior Ashkenazi y Moni Moshonov, “La mujer de mi vida” explora el estilo de vida tradicional de una familia georgiana desesperada por casar a su reacio hijo que está secretamente enamorado de una mujer con una cultura diferente. Con la escena de sexo más larga en la historia del cine israelí, este filme también es una ventana a los valores del viejo mundo sostenidos por esta antigua población caucásica.

Vete y vive (2005)

“Vete y vive” narra la historia de un niño etíope cristiano adoptado que se hizo pasar por judío en Israel después de la Operación Moisés en 1984. La película, producida en Francia, fue ampliamente premiada por mostrar la conmovedora y cruda realidad de un inmigrante mientras pasa importantes eventos de la vida como su bar mitzva y el servicio militar como médico de las Fuerzas de Defensa de Israel. Pero no todo queda allí: su matrimonio con una mujer que no conoce la verdad completa sobre su pasado también lo perturbará.

PELÍCULAS BÉLICAS

Motivación Cero (2005)

Quien quiera saber que no siempre servir al Ejército de Israel es algo glamoroso debe ver la película “Motivación Cero” que destaca el papel de los “jobnikim”, los soldados que hacen tareas administrativas y pasan largas y aburridas horas. En este filme las mujeres soldado tienen poca o ninguna motivación en su vida cotidiana.

La película en sí, dirigida por la escritora y directora Talya Lavie, muestra el viaje de una soldado con la esperanza de ser promovida a una posición mejor en el cuartel central de Tel Aviv pero que se ve atrapada por la rutina diaria de manera tragicómica.

GANADORAS DE PREMIOS INTERNACIONALES

La banda nos visita (2007)

Esta es una película convertida en un galardonado musical basada en un libro de Itamar Moses que cuenta la historia de la Orquesta Ceremonial de la Policía Egipcia de Alejandría que llega a Israel a tocar en el centro cultural árabe de la ciudad de Petaj Tikva. Los músicos no logran pronunciar bien el nombre de la ciudad y el error los lleva a una gran desgracia en una ciudad ficticia del desierto del sur llamada Beit HaTikva. Los visitantes pronto descubren que no son tan diferentes de los israelíes que los reciben y cuidan mientras esperan para abordar el próximo autobús disponible que solo llegará al día siguiente.

Vals con Bashir (2008)

“Vals con Bashir” es un viaje al mundo del trastorno de estrés postraumático de un ex soldado israelí que combatió en la primera Guerra del Líbano en 1982. Única en su estilo, esta es una película animada seria que explora la mente y las experiencias del actor, escritor y director principal de la película, Ari Folman, mientras se abre paso a través de los eventos de su pasado. Nominada a un Oscar en la categoría de cine internacional, el filme es una travesía oscura y provocativa aunque estimulante.

El repostero de Berlín (2017)

Seleccionada para competir en los Oscar de 2019, “El repostero de Berlín” es la historia de un joven panadero alemán que viaja a Israel después de la muerte de su novia israelí para interactuar en secreto con la familia de su fallecida amante. Se trata de una dulce historia unida al dolor que cuenta con una increíble banda sonora compuesta por Dominique Charpentier. Es, sin más, un hermoso retrato de la vida, el amor y el seguir adelante tras las dificultades que la vida impone.

Fuente: Ynet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni