Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

En apoyo a la DAIA

Hace unos años un grupo de judíos filoKirchneristas, en algunos casos incluso funcionarios de ese gobierno crearon lo que denominaron “El llamamiento Argentino Judío” que ha acompañado todas las medidas que tomara y declaraciones en su momento el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner vinculadas a temas sensibles para la comunidad judía de la Argentina. A saber, Memorándum de entendimiento con Irán, denuncia del fiscal Nisman respecto a la intención de encubrimiento de los iraníes prófugos de la justicia Argentina , hipótesis de suicidio del fiscal, actuación de la DAIA para reabrir la causa del memorándum y conformarse en querellante, etc. En este tercer gobierno Kirchnerista, de Alberto Fernández,  han vuelto a la carga intentando deslegitimizar a la DAIA como representación política de la comunidad judeo-argentina. Entre los inspiradores de esta operación se encuentran el cuestionado y oscuro periodista Horacio Verbitsky, otrora el hombre de inteligencia de la agrupación montoneros devenido en uno de los ideólogos y operadores del Kirchnerismo y Jorge Elbaum, ex director ejecutivo de DAIA, que luego de su paso por la entidad ocupó diversos cargos durante el gobierno de la ex presidenta.

En los últimos días vienen intentando cuestionar la representación política de la comunidad frente al cuestionamiento que se realizara la entidad por el voto argentino que acompañó la decisión de investigar a Israel por presuntos crímenes de guerra en su defensa de la agresión de la agrupación terrorista Hamás. Entre otros objetivos del llamamiento, intenta desprestigiar la denuncia judicial de la DAIA contra la vicepresidenta en el caso del Memorándum.

Verbitsky en su portal “El cohete a la luna” se expresó de manera despectiva e incluso discriminatoria sobre la representatividad de la Delegación de Asociaciones Israelitas calificándola como representativa de la derecha, del partido de oposición “juntos por el cambio” y una embajada oficiosa de los intereses del gobierno derechista de Israel. El periodista incluso se refirió al actual presidente de DAIA, Jorge Knovlobits,  como un hombre del club Hacoaj y por ende de una pertenencia a grupos burgueses.

El Dr Javier Ezequiel Indij escribió una nota de apoyo a la DAIA y dialogamos desde Radio Jai con él,  para ampliar su mirada respecto a estos acontecimientos.

 

En apoyo a la DAIA

El Llamamiento Argentino Judío, entidad que se autodefine y percibe como representante político de un importante sector progresista de la colectividad (judía) acaba de enviar una carta a la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas), que ha tomado estado público a través de las redes sociales, en la cual  dice que “nadie puede hablar por la totalidad de nuestra colectividad”, afirma “tanto vuestra institución como la nuestra, representan a distintos sectores de la colectividad judía en la República Argentina”, que por este motivo “nos parece que resulta injustificado que continuamente, en las declaraciones que la DAIA emite, por la prensa escrita o en cualquier otro formato audiovisual, invoque la representación de toda la comunidad judía” para terminar solicitándole que “en el futuro, se abstengan de invocar la representatividad de toda la colectividad argentino judía y adopten los procedimientos necesarios para ajustar las normas estatutarias a dicha realidad”, finalizando la misiva señalando que “Es nuestra intención resolver este conflicto por medio del cordial diálogo democrático incluso público como lo hemos sugerido en varias oportunidades, de manera que continuemos coexistiendo ambas instituciones dentro de nuestra colectividad, reconociendo ambas el nivel de inserción”, dando a entender que en caso de negativa estaría dispuesta a recurrir a otras vías de acción (p.ej. judicializar el conflicto).

El Llamamiento, entidad creada hace apenas seis años y que a propósito del reciente conflicto bélico entre el Estado de Israel y la organización terrorista Hamas declaró públicamente “reconocemos una situación desigual –hay un Estado ocupante y un pueblo oprimido y ocupado-, “Creemos imposible comprender la dolorosa situación actual sin contemplar la ocupación del territorio palestino por parte del Estado de Israel por casi 54 años” y “Decimos esto en un contexto en el cual voces judías argentinas de carácter reaccionario y discurso alineado con la derecha israelí pretenden arrogarse la representación de toda la colectividad”, no pierde cuanta oportunidad se le presenta de volver a la carga en su propósito iniciático y fundacional de intentar deslegitimar y disputarle representatividad política a la DAIA como la representante histórica y “natural” de la comunidad judía argentina toda.

Con este denodado y desembozado propósito se refiere a la DAIA como “la institución de la calle Pasteur” que “representa a las posturas de los sectores más conservadores de la derecha de la colectividad”, que “motorizó la detención de Héctor Timerman, situación que le impidió la continuidad de su tratamiento contra el cáncer, hecho que finalmente le causó la muerte” y ser “la expresión comunitaria de Juntos por el Cambio” “la responsable de la persecución y el encarcelamiento de respetados dirigentes populares”.

No es la primera vez que desde el seno de la comunidad judía se pretende disputar el poder de representación a la DAIA procurando cuestionar su legitimidad. Durante el Gobierno de Juan Domingo Perón se creó la Organización Israelita Argentina (OIA) considerada por muchos la “sección judía” del Partido Peronista que intentó desafiar la “ascendencia” de la DAIA.

La DAIA es una institución señera en nuestro país, próxima a cumplir cien años de vida, y su trascendental misión es mucho más que representar políticamente a la comunidad judía ya que a través de sus distintos departamentos se ocupa de luchar contra el antisemitismo, la discriminación, el racismo y la xenofobia, preservar los derechos humanos, promover el diálogo interreligioso y la convivencia armónica entre los ciudadanos, así como denunciar el terrorismo internacional velando por la seguridad de las instituciones e integrantes de la comunidad judía argentina, es decir, funciones que además de políticas son educativas, preventivas y de seguridad e incluso de acción social.

La DAIA nuclea a más de 130 instituciones adheridas, sociales, políticas, deportivas, educativas y de culto, y en ellas conviven creyentes y ateos, religiosos y agnósticos, ortodoxos o halájicos, tradicionalistas, reformistas y laicos o seculares, culturales, revolucionarios y conservadores, reaccionarios y progresistas, de izquierda y de derecha, sionistas y antisionistas, a favor y en contra del gobierno de Israel, ricos y pobres, de clase alta, media y baja, hinchas de River, Boca, Racing, Atlanta, etc., empresarios, profesionales, docentes, cuentapropistas, desempleados, es decir, un mosaico variopinto pero todos argentinos judíos (institucionalizados) con un claro sentimiento identitario y de pertenencia.

Así, la DAIA es una institución independiente, pluralista, democrática y apartidista en la que conviven diversas formas de vivir el judaísmo y es mucho más que sus dirigentes ocasionales y comisiones directivas pro tempore.

Cuando los nazis mataban judíos no se fijaban si habían sido reaccionarios o progresistas.  Me pueden gustar más o menos algunos de sus dirigentes y algunas de sus decisiones o posturas frente a determinadas situaciones pero como argentino judío o judío argentino, independiente, libre pensador y apartidario, por la imprescindible tarea que lleva a cabo y su dilatada trayectoria como actor social en defensa de valores fundamentales e inclaudicables como la lucha contra el antisemitismo y toda forma de discriminación, apoyo a la DAIA y me siento políticamente representado por ella.

Javier Ezequiel Indij

DNI 24.881.408

El Cohete a la Luna “La embajada paralela”

https://www.elcohetealaluna.com/la-embajada-paralela/

El Cohete a la Luna “Otra vez, Terrorismo y Corrupción”

https://www.elcohetealaluna.com/otra-vez-terrorismo-y-corrupcion/

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • Dardo Esterovich
    Dardo Esterovich

    Esta nota tiene dos partes: la primera escrita por la redacción de Radio Jai y la segunda reproduce una carta en defensa de la DAIA por el Dr. Javier Ezequiel Indij. La primera parte es un rejunte de exabruptos e inexactitudes sobre el que no opinaré por no hacer demasiado largo este comentario. En cuanto a la segunda, está escrita con un respeto que valoro pero da la sensación que no se puede opinar sobre las posturas de la DAIA y sus dirigentes. No es muy democrático que digamos. Lo que el Llamamiento sostiene es que ninguna institución puede atribuírse la represntación total de los judíos argentinos, porque no es verdad. Sin embargo Indij así lo cree. Veamos un párrafo de su carta: El Llamamiento “no pierde cuanta oportunidad se le presenta de volver a la carga en su propósito iniciático y fundacional de intentar deslegitimar y disputarle representatividad política a la DAIA como la representante histórica y “natural” de la comunidad judía argentina toda.” ¿Qué pecado es criticar las políticas de una institución? ¿Qué pecado es decir que a una porción importante de los argentinos judíos la DAIA no los representa? ¿O solamente él puede decir lo contraria como lo hace al final de su carta? Tiene todo el derecho de sentirse representado como lo tienen de decirlo todos los que no se sienten representados. Pero la frutilla del postre la pone cuando al final de ese párrafo cuando habla de representante histórico y “natural” de la comunidad judía argentina toda. Si, dice TODA cosa que no es cierta pero además utiliza un argumento medieval cuando la califica de “natural” que es como se legitimaban los reyes y emperadores. No existe una representación natural y tampoco histórica. La representación hay que conservarla con los actos del presente no con laureles que se pudieron conquistar en el pasado. Y digo esto porque hubo una época, al principio de su fundación que los dirigentes de la DAIA supieron conquistar laureles. Hace muchas décadas que la dirigencia de la DAIA dilapidó ese crédito. Para terminar no se niega la representatividad que la DAIA tiene de un sector de la colectividad. Lo que se niega es que presente a toda.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni