Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Andrés Malamud en Radio Jai

Andrés Malamud, licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Buenos Aires, doctor en el Instituto Universitario Europeo, Investigador Principal en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa, conversó con Radio Jai desde Portugal, donde reside. Luego de una visita a nuestro país, compartió su mirada, siempre lúcida y original, acerca de la realidad de Argentina, tanto a nivel sanitario como económico, político e internacional.

Vi de cerca al país no muy diferente a como lo veo de lejos. A nivel sanitario, Argentina no es excepcional. Hay 20 países que tuvieron más muertos. Estamos en la mitad de la tabla. Pero creo que vamos a empeorar. Llega el invierno y no hay vacunas. En lo que Argentina sí es excepcional es en su situación económica. Hay dos cosas que no tenemos: moneda y crédito. Los problemas sanitarios deben enfrentarse con dinero, pero la economía está quebrada. La pandemia no nos afecta peor que a otros países, pero con una economía quebrada es más difícil.”

RJ: Respecto del crédito, ¿cómo ves estas dos corrientes, una que dice que hay que arreglar con el Club de París y con el Fondo Monetario Internacional y otra que piensa que no hay que pagar lo que se adeuda?

“Lo interesante es que conviven las dos posturas dentro del mismo gobierno. No es que el gobierno tiene una postura y la oposición otra. ¿Cuál gana? Las dos al mismo tiempo. Cristina y Alberto siempre elogiaron lo que llaman el milagro portugués. Lo definen como Resistencia al Ajuste. Y lo que hubo en Portugal es un sobre ajuste. Como se dijo en su momento, se trató de ir más allá de las exigencias del conjunto de las tres instituciones internacionales que intervinieron Portugal a cambio de prestarle dinero: La Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario. Portugal sobre-ajustó y hoy, 2021, tenemos los mismos salarios que en 2011 pero estamos contentos. Por qué? Porque nos repusieron el 25% que nos habían sacado durante este proceso. Y Argentina está haciendo lo mismo. Está ajustando de manera furtiva. ¿Quién lo está haciendo? El Ministro Guzmán. ¿Cómo? Con la inflación. Y bajando un poco el gasto. No reponiendo los apoyos que se habían dado el año pasado por la pandemia, que hoy el kirchnerismo pide y el gobierno se resiste a dar. Así que Argentina está ajustando y el que no lo cree que vaya y compre asado”.

RJ: La inflación es el impuesto más duro para la clase más humilde. Pero en el Estado no se está haciendo un gran ajuste.

“Si. Es un estado gigante y fofo. Con esta misma estructura impositiva se podría tener un estado nórdico. Los estados nórdicos te cobran más impuestos pero te brindan salud, educación y seguridad. En Argentina todo se paga dos veces, porque los servicios que brinda el estado son deficientes.

El Estado no se achica. Aunque los salarios públicos estarían creciendo por debajo de la inflación, eso sería un pequeñísimo ajuste, pero sobre todo el ajuste se da con la suba de impuestos, con la inflación, que afecta sobre todo a los que tienen un salario fijo. Las dos cosas están pasando. La inflación alta, estructural, no existe en el mundo, salvo en seis países de los 200 que existen: Venezuela, Argentina, Zimbabwe, Sudán y un par más”.

RJ: En relación con el voto de Argentina en la ONU, que fue precedido por la declaración de la cancillería argentina hablando del uso desproporcionado de la fuerza por parte de Israel en el último ataque de Hamas, al que evitan mencionar, mientras caían los misiles en el centro del país, qué implica una postura como ésta en términos de política internacional?

“La posición argentina es de bajísima relevancia. En realidad la justificación es Michelle Bachelet. No estaríamos votando con Cuba y Libia, sino como lo pide la Comisionada de Derechos Humanos.

Lo que vemos nuevamente es que hay dos líneas dentro del gobierno. Una línea occidental y una línea oriental. Por un lado los que privilegian las entidades de financiamiento, y en esta línea están Beliz, Jorge Arguello y Martín Guzmán, y por el otro la línea oriental, donde está uno de los cancilleres de Cristina, Jorge Taiana, que tiene mucha influencia, y vinculación familiar y política con el embajador en China. Lo que hace

Argentina con Israel, Venezuela, etc. no es tan relevante como esta alineación de Argentina con Beijing o con Washington. El presidente tiene el corazón y la cabeza alineados con Washington, pero si lo dice pierde el poder y, por lo tanto, hace equilibrio. Lo de Israel y Venezuela son señuelos para entretener a los halcones de su espacio político”.

“Dentro del kirchnerismo subsisten diversos grupos. La Cámpora es uno de ellos, pero La Cámpora no es lo mismo que Taiana y el Movimiento Evita, y tampoco es lo mismo que Kicillof. La Cámpora en este momento es más una organización de gobierno y menos una organización ideológica. Y mi impresión es que a Cristina le pasa lo mismo. Acompaña, cubre, protege, pero no mucho más”.

RJ: En una alianza tan diversa, quién decide cuál es la política a seguir?

“La política del gobierno se podría definir como “vamos viendo”. Va haciendo equilibrio y viendo qué pasa. La credibilidad que tenemos en el mundo es baja, bajísima, pero lo que baja es la credibilidad de Argentina, no la de este gobierno en particular. En Europa , la visita de Alberto cayó bien. Pero confiar en nosotros, es otro precio.

Con respecto a las próximas elecciones, en el contexto actual, tanto para el gobierno como para la oposición el resultado sería catastrófico. En los próximos meses habrá más vacunas, pero lo fundamental es qué pasa con la economía, sobre todo qué sucede con el dólar, si sube o si está estable. Eso es más importante que la inflación, porque a ésta la damos por asumida. Por ahora el gobierno ha tenido éxito en mantener al dólar anclado. No ha tenido mucho éxito con la vacunación, pero si sigue a este paso, para septiembre, octubre, habrá un porcentaje importante de la población vacunado, y eso permitirá que la gente piense en otra cosa. Si el gobierno logra bajar la inflación, aunque sea un poco, al gobierno le puede ir relativamente bien. Pero con todos los imponderables se puede disparar el dólar, y si eso sucede, el gobierno pierde”.

Redacción gentileza de la Lic. Elena Cohen Imach

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni