-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Eichbaum: “Hay un pico de demanda social muy grande”

El pasado lunes 30 de marzo, el presidente Alberto Fernández recibió a organizaciones sociales, religiosas y empresariales a propósito del programa “Seamos Uno”. Participó de esta reunión el Presidente de AMIA, Ariel Eichbaum.

La iniciativa que persigue Seamos Uno es hacer frente en esta emergencia sanitaria, económica y social por el que atraviesa el país, (y el mundo) colaborando, a fin de  poder cubrir las necesidades básicas de las personas en situación de vulnerabilidad, con el aporte de un millón de cajas de alimentos, y artículos de higiene.  Las organizaciones unidas tienen probada trayectoria en el trabajo social  y confían en que su expertise, será muy valiosa para el logro de sus objetivos. “Además de ser una obra de ética y una contribución a una sociedad que está sufriendo mucho, es un mensaje para todos”, expresó el Presidente de la Asociación Mutual Judía.

AMIA, conjuntamente con las demás agrupaciones está convocando a la población, mediante sus redes,  a la solidaridad, y cuando las donaciones se transformen en alimentos, probablemente la Amia participe en la logística de la distribución, localizando focos de vulnerabilidad por medio del voluntariado social,  en especial en el área de incumbencia que tiene más desarrollada, que es la Ciudad de Buenos Aires.

“El Presidente (Alberto Fernández) está liderando esta situación con mucha entereza, muy conmovido y agradecido por esta iniciativa que surge de una alianza, sin ser convocada por el gobierno y que es un modelo solidario, que debería ser un modelo de réplica, y que demanda ‘el ahora’” y agregó que al Presidente le preocupa mucho la situación y que volvió a sostener, como lo había declarado públicamente, aquello de que “el problema económico se podrá resolver pero lo que hoy importa es salvar vidas”.

Respecto de la asistencia a familias judías, ante la proximidad de la festividad de Pesaj, Eichbaum explicó que, a pesar de las dificultades por los feriados de estos últimos días, desde que se decretó la cuarentena y que fueron muy pocos días hábiles que tuvieron, están trabajando intensamente, y que gracias al equipo de voluntarios y profesionales pudieron avanzar. Brindó algunos datos (de la semana anterior) de los cuales surge lo siguiente: En la primera semana de cuarentena, más de 2300 viandas de comida fueron entregadas en domicilios, cien voluntarios en el sistema de acompañamiento telefónicos; en el área de Cultura, adaptaron cursos que se dictan presencialmente, al  modo virtual. Dos mil setecientas personas se sumaron a los cursos y talleres y mil quinientos lo hicieron al programa de capacitación laboral y al servicio de empleo. Además se encuentran trabajando con las comunidades del interior, a través de Vaad Hakehilot y han realizado conferencias virtuales con los dirigentes de las comunidades de todo el país para tratar el tema de los enfermos y los casos de fallecimiento por coronavirus. Asimismo, continuó el Presidente de Amia, “miles de jóvenes continúan con sus actividades, hoy de modo virtual. Por otra parte, señaló que “hay un pico de demanda social muy grande” y señaló que han asistido socialmente en un día lo que habitualmente lo hacen en un mes, gracias al esfuerzo y dedicación de las trabajadoras sociales que realizan la tarea desde sus casas, y que en área de salud, trabajan mediante la red de voluntarios para atender emergencias telefónicamente, “en estos momentos de tanta angustia en los que la gente necesita atención”, y que además distribuyen viandas a los beneficiarios que tienen identificados.

Respecto de la llegada de Pesaj y en la situación que se encontrará quienes están solos y aislados, en especial, la gente mayor, Eichbaum expresó que “es algo terrible, es una cosa estremecedora, muy distinta y muy triste” y dijo que al no poder violar la cuarentena, esto no se podría modificar.

Por ello se consultó al Presidente de Amia, acerca de la realización de un posible Seder (reunión familiar de la noche de Pesaj) virtual, a modo de paliar esta situación de soledad, teniendo en cuenta que algunos rabinos del mundo lo están permitiendo: “En el caso que alguien lo autorice, las familias pueden decidir hacerlo” y expresó que desde AMIA, lo que harán es continuar acompañando con llamados cotidianos telefónicos, enviando medicamentos, matzot, insumos para Pesaj, una Hagadá y que desean hacerlo con los mejores augurios para superar este momento y poder retornar prontamente a la vida comunitaria normal. Destacó que están diseñando programas de sostenimiento para incrementar la vida judía en general,  en momentos en que las instituciones judías se encuentran muy resentidas en este escenario económico tan complicado en la historia mundial y  que han formado una red con instituciones hermanas Tzedaká, Fundación Jabad, Ieladeinu, Le Dor Va Dor, en un comité de ayuda, con acciones destinadas a la obtención de recursos en estos días de “pico” de demanda.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni