Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Condenados a 53, 46 y 8 años los miembros de la célula yihadista que cometió los atentados de Barcelona

En los ataques murieron 16 personas. La sentencia también atribuye a los acusados estragos en tentativa de carácter terrorista en concurso con 29 delitos de lesiones por imprudencia grave

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acaba de firmar un fallo sobre el mayor golpe del yihadismo en España tras el 11-M que va más allá de las peticiones de la Fiscalía.

La sentencia de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017, en los que murieron 16 personas, se dirigen contra los tres integrantes de la célula por los delitos de pertenencia a organización terrorista, depósito y fabricación de explosivos y colaboración.

El tribunal les ha sentenciado a penas de 53, 46 y 8 años de cárcel aunque ninguno de ellos fue el autor material, ya que los ejecutores murieron abatidos ese mismo día. Así, les absuelve de los asesinatos siguiendo, de esta manera, la estela marcada por el Ministerio Público.

En una sentencia extensa de más de 1.000 folios , los magistrados de la Sección Tercera imponen una pena de 53 años y seis meses de cárcel a Mohamed Houli Chemlal y de 46 a Driss Oukabir por delitos de pertenencia a organización terrorista; tenencia, depósito así como fabricación de sustancia o aparatos explosivos de carácter terrorista y estragos en tentativa de carácter terrorista en concurso con 29 delitos de lesiones por imprudencia grave.

Pese a lo abultado de la condena, la Sala precisa que el límite máximo de cumplimiento será de 20 años de prisión.

Respecto al tercer acusado, Said Ben Iazza, la Audiencia le condena a 8 años de cárcel por el delito de colaboración con organización terrorista y le impone, además, la inhabilitación absoluta y especial.

La Sala reproduce los vídeos y las conversaciones que los yihadistas mantuvieron con otros fallecidos días antes de provocar en Las Ramblas el atropello masivo.

“Ya estamos, con la ayuda divina, vamos a hacer vencer nuestra religión, nuestra creencia y vamos a destrozar nuestros enemigos con el permiso de Alá, todopoderoso. Os destrozaremos si Dios quiere”, expresó uno de los terroristas.

Explícito también es el diálogo que se escuchaba en otro audio incorporado a la causa y recogido en el fallo.

Houli : Hace mucho daño, ja,ja

Youness: ¿Que?

Houli: Y hace mucho daño, ja, ja Youness: ja,ja y hace mucho daño.Ya está…Gracias a Ala, Dueño del universo.

Hichamy: Esto es una granada de mano, improvisa, pero que hace su trabajo…con vuestro dinero, nos prepara para mataros, o sea que el problema lo tenéis vosotros y no nosotros. Con el apoyo divino, cada gramo de este hierro se os va a meter en vuestras cabezas o en la de vuestros hijos o en la de vuestras mujeres.

“Alá nos ha elegido entre millones de hombres para hacer llorar sangre. Lo tenemos todo preparado. Os vais a arrepentir de haber nacido”, dijo otro terrorista en un audio requisado.

En su fallo, la a Sala acuerda absolver a Mohamed Houli y Driss Oukabir de 14 delitos de homicidio en tentativa de carácter terrorista, así como de 34 delitos de lesiones de carácter terrorista y de cinco de lesiones por imprudencia por los que también habían sido acusados.

El tribunal absuelve igualmente a Said Ben Iazza de los delitos de pertenencia a organización terrorista; tenencia depósito y fabricación de explosivos de carácter terrorista y de conspiración para cometer estragos terroristas por los que también había sido acusado en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional.

La Fiscalía solicitaba penas 41 y 36 años de prisión para Houli y Oukabir, respectivamente mientras que para el tercer acusado solicitaba una condena a 8 años de cárcel por colaboración con la célula yihadista.

La célula yihadista sembró el pánico en el centro de Barcelona la tarde del 17 de agosto de 2017 cuando utilizó una furgoneta blanca para embestir a las personas que paseaban de manera indiscriminada. Recorrió más de 500 metros .

El conductor se dio a la fuga y mientras los agentes le buscaban, el resto de miembros de la organización terrorista preparaba otro atentado. Sin embargo, sus intenciones quedaron frustradas al día siguiente cuando recibieron el alto en un control policial.

Bajaron de sus vehículos armados y al grito de ‘Alá es grande’ intentaron atacar a los policías, que les abatieron.

La noche del 16 de agosto, un día antes de los atentados, se produjo una gran explosión en una casa ocupada de Alcanar (Tarragona). La célula estaba manipulando explosivos. Dos de sus miembros murieron y Houli, uno de los condenados, resultó herido, por lo que fue trasladado al hospital. La Policía no conectó entonces este suceso con un atentado.

El Mundo

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.