Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Jaim Weitzman, ex Presidente de Israel

Jaim Weitzman nació el 27 de noviembre de 1874, en Motil (actualmente Bielorrusia).

Cursó estudios en Alemania y Suiza, en las universidades de Berlín y Friburgo. Además, fue profesor de química en la Universidad de Ginebra en 1901 y profesor adjunto en bioquímica en la Universidad de Manchester en 1904.

Pero lo central de esta nota no será su actividad académica, sino su liderazgo en el movimiento sionista, que lo llevó a ser el Primer Presidente del Estado de Israel. Sin embargo, como veremos, ambos aspectos son inseparables.

Weitzman fue director de los laboratorios del Almirantazgo Británico (1916-1919), responsable del descubrimiento y desarrollo de un método para sintetizar acetona, utilizada en la fabricación de explosivos.

Aún era estudiante cuando se interesó por el sionismo y fue uno de los primeros líderes del movimiento.

Por su posición académica, sus importantes desarrollos científicos y su liderazgo sionista, participó en las conversaciones que llevaron a la proclamación, en 1917, por parte del gobierno británico de la Declaración Balfour, que aprobaba el establecimiento de “una patria nacional para el pueblo judío” en Palestina.

Fue presidente de la Organización Sionista Mundial (1921-1929). En 1925 inauguró la Universidad Hebrea de Jerusalem, y desde 1929 hasta 1931 y a partir de 1935 hasta 1946 fue presidente de la Agencia Judía para Palestina.
El párrafo precedente permite entender por qué Israel tiene un notable desarrollo científico, pues demuestra que 23 años antes de la proclamación del Estado ya fue fundada su universidad.
Weitzman se trasladó a Palestina en el año 1934, fue director del Instituto de Investigación Daniel Sieff, de Rehovot y presidente de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó como asesor honorario del Ministerio de Suministros británico.

Expresó en ese entonces que “el mundo parece estar dividido en dos partes: Una donde los judíos no pueden vivir y la otra donde no pueden entrar”, lo cual reafirmó su convicción sobre la necesidad de un estado propio.

Un hito en esta búsqueda fue la Declaración Balfour, que en un breve texto dirigido a quien presidía la comunidad judía manifestó:

Estimado Lord Rothschild.

Tengo gran placer en enviarle a usted, en nombre del gobierno de su Majestad, la siguiente declaración de apoyo a las aspiraciones de los judíos sionistas que ha sido remitida al gabinete y aprobada por el mismo.

‘El gobierno de su Majestad ve favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y usará sus mejores esfuerzos para facilitar el logro de este objetivo, quedando claramente entendido que no debe hacerse nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y el estatus político que disfrutan los judíos en cualquier otro país’.

Estaré agradecido si usted hace esta declaración del conocimiento de la Federación Sionista.

Arthur Balfour

Tras haber negociado al más alto nivel la creación del Estado judío (entrevistándose con Jorge V de Inglaterra o con el emir de La Meca Faisal, rey de Siria y líder del nacionalismo árabe), completó la labor convenciendo al presidente norteamericano Harry Truman de que apoyara el plan de partición de  Palestina. En 1948, tras la aprobación del plan por parte de la ONU los británicos se retiraron, momento en que se proclamó la independencia del Estado de Israel. Tras la victoria israelí en la guerra que estalló inmediatamente contra sus vecinos árabes, se celebraron unas elecciones democráticas y el primer Parlamento israelí eligió a Chaim Weizmann presidente de la República (1949), cargo honorífico sin poder político real, que conservó hasta su muerte.
En 1948 fue designado presidente del gobierno provisional y un año después, en unas elecciones democráticas,  se convirtió en el primer presidente del nuevo estado de Israel, cargo que mantuvo hasta su muerte en Rejovot, Israel, el 9 de noviembre de 1952.

Por el Dr. Mario Burman

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni