Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Fallo trascendente e histórico de la Corte Suprema israelí

La decisión de los magistrados de la Corte Suprema no puede ser considerada como parte del activismo judicial que algunos partidos políticos invocan permanentemente como una característica negativa del poder judicial israelí.

La sentencia que reconoce las conversiones de las corrientes reformistas y conservadoras en Israel es un paso hacia la promoción del pluralismo judío, que existe desde hace mucho tiempo en la diáspora. Pero esta determinación tendrá un impacto significativo en el reconocimiento de las corrientes judías no ortodoxas., desde las ceremonias matrimoniales hasta el apoyo que podrían tener de los diversos ministerios gubernamentales israelíes.

Con base en fallos anteriores, la decisión de los jueces se dio con una mayoría de ocho, y un solo juez (Noam Solberg) no lo apoyo, pero tampoco negó que los conversos debieran ser reconocidos—era de alguna manera básica y obvia,

Casi todos los jueces, incluido Solberg, se refirieron en los fundamentos de la sentencia a la reconocida estrategia que han mantenido los gobiernos israelíes: posponer cualquier decisión al respecto hasta que “mueren” los amparos, o mueren los amparistas o se produce una decisión judicial desestimatoria, lo que ocurra primero. 16 años después de que se presentaran las primeras peticiones, ya no se puede seguir posponiendo la materia, y menos se podría considerar al fallo como parte de un “activismo judicial” para seguir dilatando o politizando el tema.

Sin dudas que una de las consecuencias más trascendentales de la decisión del Tribunal Superior es que los judíos que se han sometido a una conversión reformista o conservadora en Israel deberán ser reconocidos bajo la Ley del Retorno.

Se le ha pedido repetidamente a la Corte Suprema que retrase la emisión del fallo, pero durante ese período no se ha hecho nada para avanzar en el proceso legislativo”, escribió la Presidente del alto Tribual: Hayut. Existió de hecho una iniciativa legislativa para avanzar con conversiones estatales, que se planteó hace tres años y medio, pero que también fue congelada. En tal sentido agrego que “No es posible esperar interminablemente, evitando una decisión, sólo por una posibilidad abstracta de que alguna legislación tome forma, una posibilidad cuya realización es muy dudosa y se desconoce la fecha de su realización”. En el mismo sentido se manifestó el resto de los magistrados que compusieron el Tribunal al emitir el veredicto.

Desde 1989, las conversiones realizadas en comunidades reformistas y conservadoras en el extranjero han sido reconocidas en virtud de la Ley de Retorno para la inmigración a Israel. Se conoce que el movimiento reformista y conservador en Israel realiza anualmente alrededor de 250 a 300 conversiones. Un antecedente jurisprudencial importante se dio mediante una sentencia de 2016, que establecía que el estado debía reconocer como judío, a los efectos de la Ley del Retorno, incluso a aquellos que se habían convertido en la comunidad ortodoxa de Israel, pero que no lo había hecho en el marco del sistema de la Rabanut (único reconocido hasta el momento).

El pronunciamiento también estipula que mientras el proceso religioso de conversión sea responsable, efectuado por un organismo religioso reconocido y establecido de acuerdo con criterios fijos, y luego de un “significativo proceso de preparación y aprendizaje”, no es posible distinguir entre las distintas corrientes religiosas en Israel. La misma ley debe regir para la ortodoxia, oficial y privada, reformistas y conservadores.

Se supone que el fallo ayudará a los conversos en Israel de una manera completamente tangible. “No podemos seguir esperando el dictado de un marco legislativo cuando los derechos de las personas están en juego”. Actualmente, las corrientes religiosas judías no ortodoxas todavía son discriminadas en Israel, en una variedad de áreas de la vida y actividad. Peticiones judiciales anteriores han dado lugar a reformas parciales, por ejemplo, en la forma en que los ministerios gubernamentales.

Darío Sykuler, abogado matriculado en Argentina e Israel y Secretario de la Cámara de Comercio Argentino israelí.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni