Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El hijo de un “colaborador” asesinado fue condenado a muerte por Hamas

Shadi al-Sufi, de 38 años, fue declarado culpable del asesinato de Jaber al-Qeeq, un ex activista del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) de la OLP.
Un tribunal de Hamas los condenó a muerte en la horca, tras condenarlo por matar a un activista que asesinó a su padre, presuntamente por colaborar con Israel.
Qeeq pertenecía a la célula que asesinó brutalmente a Subhi al-Sufi, un residente de la ciudad de Rafah en el sur de la Franja de Gaza, durante la Primera Intifada, que estalló a fines de 1987.
Según informes, la víctima fue asesinada a machetazos delante de su esposa e hijos.
La célula terrorista de Qeeq fue responsable del secuestro y asesinato de varios palestinos sospechosos de colaborar con Israel. Más de 1.000 presuntos colaboradores de Israel fueron asesinados durante la Primera Intifada.
Qeeq fue arrestado por las autoridades israelíes y condenado a una larga pena de prisión por su papel en el asesinato de Subhi al-Sufi y otros presuntos colaboradores.
Fue liberado poco después de la firma de los Acuerdos de Oslo entre Israel y la OLP en 1993 y, aunque pertenecía al FPLP que rechazó los Acuerdos de Oslo, fue reclutado para las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina con el rango de coronel.
Qeeq fue asesinado el año pasado por tres asaltantes. Uno de ellos fue identificado inmediatamente como Shadi al-Sufi, cuyo padre fue asesinado por el activista del FPLP hace más de 30 años.
Tras el asesinato de Qeeq, el principal sospechoso (Shadi al-Sufi) publicó un mensaje en Facebook en el que escribió: “Padre mío, he llorado durante 32 años por tu ausencia. Hoy me reí con todo mi corazón. Descansa en paz. He matado a tu adversario como a una cabra”.
El FPLP y otros grupos palestinos, incluido Fatah, exigieron que Hamas imponga la pena de muerte a todos los involucrados en el asesinato de Qeeq.
Los tribunales de Hamas han emitido al menos 10 condenas a muerte durante 2020, según organizaciones palestinas de derechos humanos.
Sufi fue arrestado dos meses después del asesinato de Qeeq. Su juicio duró tres meses y la sentencia de muerte fue dictada el miércoles por la mañana.
Cuatro miembros de su familia, acusados ​​de complicidad en el asesinato de Qeeq, fueron condenados a entre 10 y 15 años de prisión con trabajos forzados. Un quinto hombre fue condenado a tres años de prisión.

Por MB/RJ
Con información de Jerusalem Post

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni