Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Descubren en Israel un tejido púrpura de la época de David y Salomón

A lo largo de la historia, se ha identificado el color púrpura como un signo de majestuosidad y de suprema elegancia. Vestidos de púrpura utilizan las más altas instituciones del mundo islámico, como sultanes, emires y califas. Igualmente, es el color de los cardenales de la iglesia católica y, además aparece citado en numerosas ocasiones en la Biblia (los sacerdotes del Templo, David y Salomón, y Jesús de Nazaret son descritos como portadores de ropas de color púrpura) y en diversos textos judíos y cristianos.

Los métodos para la obtención del tinte purpúreo eran ya conocidos por los antiguos fenicios, en el siglo X a. C. Los pioneros en este arte, despertarían la codicia de los más poderosos de las civilizaciones vecinas, por vestirse de aquel color que valía más que el peso en plata y oro. Posteriormente y, a través de los reyes etruscos de Roma, el Imperio adoptó esa moda.

«En la antigüedad la vestimenta púrpura se asociaba con la nobleza, los sacerdotes y, por supuesto, la realeza. Su hermoso tono, el hecho de que no desaparece y la dificultad para producirlo (se encuentra en cantidades minúsculas en el cuerpo de los moluscos) lo convirtieron en el tinte más valorado», señala Naama Sukenik, de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Esta institución, junto a la Universidad de Tel Aviv y la de Bar-Ilan, ha liderado una investigación del valle de Timna que ha encontrado por primera vez en Israel textiles teñidos púrpura pertenecientes a la Edad de Hierro. La datación por radiocarbono confirma que los hallazgos datan aproximadamente del 1.000 a. C., periodo que se corresponde a las monarquías bíblicas de David y Salomón en Jerusalén, como señala el comunicado emitido por la AAI.

«Hasta el descubrimiento actual, sólo habíamos encontrado residuos de conchas de moluscos y cuencos con manchas de tinte, que proporcionaban pruebas de la industria de la púrpura en la Edad de Hierro. Ahora, por primera vez, tenemos pruebas directas de los propios tejidos teñidos, conservados durante unos 3.000 años», ha celebrado Sukenik.

El profesor Erez Ben-Yosef, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv, ha recordado que Timna, que ha excavado desde 2013, era un centro de producción de cobre, el equivalente de la Edad de Hierro al petróleo actual. Su fundición requería conocimientos metalúrgicos avanzados que eran un secreto y los que poseían estos conocimientos eran los expertos en «alta tecnología» de la época.

La Colina de los Esclavos era el mayor emplazamiento de fundición de cobre del valle y está repleto de montones de residuos industriales, como las escorias de los hornos de fundición. Precisamente en uno de estos montones había tres trozos de tela. «El color nos llamó inmediatamente la atención, pero nos costó creer que habíamos encontrado un verdadero púrpura de una época tan antigua», ha explicado este especialista, de acuerdo con EP.

Las pruebas analíticas realizadas en los laboratorios de la Universidad de Bar Ilan, junto con los tintes reconstruidos por el profesor Zohar Amar y la doctora Naama Sukenik, permiten identificar las especies utilizadas para teñir los tejidos de Timna y los tonos deseados. «Creemos que hemos conseguido identificar el método de doble tinte en uno de los fragmentos, en el que se usaban dos especies de moluscos de forma sofisticada, para enriquecer el tinte. Esta tecnología es descrita por el historiador romano Plinio el Viejo, del siglo I de nuestra era, y el tinte que producía era considerado el más prestigioso», explica Sukenik.

Con información de ABC.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni