Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Cinco series en hebreo para viajar un rato a Israel

La ficción israelí no necesita carta de presentación. Sólo hay que ver que, por ejemplo, Homeland y Euphoria son adaptaciones de títulos israelís. Pero hay que reconocer que estos últimos tiempos hay motivos para estar obsesionados con las series en hebreo, que tanto sirven para demostrar que son reyes del thriller como del género bélico o incluso de la comedia romántica. ¿Por dónde empezamos?

Valley of tears (HBO)
Hay que aplaudir el esfuerzo de Ron Leshem para presentar los personajes de Valley of tears. El piloto destina los primeros minutos a introducir los soldados que se encuentran en activo el día 6 de octubre de 1973 cuando estalló la Guerra del Yom Kippur. Y, cuando por fin estalla el conflicto entre Israel, Egipto y Siria, el espectador tiene donde agarrarse a nivel emocional para que cada bala, cada explosión, cada impacto se sienta a nivel emocional. Sólo son diez episodios.

Tehran (Apple TV+)
Esta producción israelí no permite ver mucho de Israel pero sí que deja al espectador atrapado en la butaca mientras se deja llevar por una trama de espías. Tamar Rabinyan (Niv Sultan), agente del Mossad y hacker informática, entra en Irán con la identidad de otra mujer con el objetivo de neutralizar las defensas aéreas del país. Pero sobrevivir en Teherán no será fácil cuando los planes se tuercen y no tiene en quién confiar en un país donde ser israelí es delito.

Tehran es recomendable por la capacidad que tienen los creadores Moshe Zonder, Dana Eden y Maor Kohn de mantener la tensión y de retratar unos servicios secretos implacables mientras ejecutan las misiones (están lejos de ser unos héroes), además de mostrar una sociedad iraní con una batalla política, cultural y social interna. ¿El único pero? Que la primera temporada es muy coitus interruptus a la espera de la segunda temporada.

Fauda (Netflix)
Y, cómo no, una serie que tiene fama de clásico contemporáneo. En Netflix se pueden recuperar las tres temporadas de Fauda que, como manda la tradición de la televisión israelí, se produjeron con tranquilidad (2015-2017-2019). ¿Y cómo comienza? Doron descubre que no mató a Taufiq Hammed, un hombre responsable de más de 100 muertes en Israel, que está vivo y piensa asistir a la boda de su hermano.

Hay que reconocer la capacidad de la ficción israelí de componer thrillers, posiblemente por una mentalidad muy relacionada con su Estado: es normal que dominen el género cuando tienen uno de los servicios de defensa y de inteligencia más potentes del planeta. Y una virtud muy potente de Fauda es la duración de los episodios: la mayoría de ellos duran poco más de treinta minutos.

The baker and the beauty (Amazon)
La chica de moda de Israel (Rotem Sela), modelo, influencer y heredera de un imperio hotelero, se enamora de un panadero humilde (Aviv Alush) que trabaja con su padre. No es exagerado decir que la primera temporada es una de las mejores comedias románticas que se hayan podido ver en televisión: Sela y Alush tienen una química espléndida, la construcción del romance no se desinfla en ningún momento y los secundarios no se perciben como relleno sino que permiten construir un universo divertido y entrañable.

La segunda temporada, que cayó en excesos culebroneros, se mantuvo como un entretenimiento de primera y, tras dejar al público con un cliffhanger en 2017, se espera que vuelva este 2021 con una tercera temporada. Lo que decíamos: en Israel se toman su tiempo entre temporada y temporada.

Shtisel (Netflix)
Es posible que más de uno descubriera Shtisel tras el éxito de Unorthodox: es el atractivo de adentrarse en una cultura desconocida, en este caso la comunidad judía ultraortodoxa jaredí, sobre todo cuando aparece en un papel secundario la actriz Shira Haas. Es la historia de la familia Shtisel, que vive de espaldas a la modernidad en muchos aspectos al leer de forma estricta las escrituras sagradas.

La primera temporada se estrenó en 2013 en Israel, donde llamó la atención por la mirada mundana al entorno ultraortodoxo, que sirve de telón de fondo para un drama familiar. Quien pensara que la historia estaba cerrada, estaba equivocado: se está emitiendo la tercera temporada en su país de origen.

Fuente: La Vanguardia

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni