Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Jonathan Pollard aterrizó en Israel

Finalmente el momento más esperado, Jonathan Pollard aterrizó esta mañana (miércoles) en Israel. Después de treinta años en prisión y cinco años bajo severas restricciones, el espía llegó a Israel acompañado de su esposa Esther.

Aproximadamente un mes después de que se levantaran las restricciones a su movimiento, la noticia vino de manos del editor de Yisrael Hayom quien publicara en sus redes la gran noticia.

Previo al aterrizaje, Pollard, que estaba emocionado, fue invitado a la cabina por los pilotos, donde escuchó la torre de control del aeropuerto Ben Gurión, que lo saludó en hebreo con motivo de su llegada a Israel. Pollard, quien fue condenado por espiar para Israel durante su trabajo como investigador de inteligencia de la Marina de los EE. UU., en la década de 1980, recibió la ciudadanía israelí durante su tiempo en una prisión de Carolina del Norte, donde permaneció hasta que la Junta de Libertad Condicional acordó liberarlo bajo restricciones en 2015.

Debido a la condición médica de su esposa, los Pollard decidieron llegar en un vuelo privado directo desde el Aeropuerto Liberty en Newark, Nueva Jersey, al Aeropuerto Ben Gurión. Como se recordará, inmediatamente después de la eliminación de las diversas restricciones a su movimiento, muchos esperaban que esto allanara el camino para su inmigración a Israel, aunque, como se dijo, ya es formalmente un ciudadano israelí. Dos días después de que expiraran las restricciones, incluso publicó un video en el que decía que sí tenía la intención de llegar al país “con la ayuda de D-os, muy pronto”, como dijo: “El último paso que nos queda para ser libres es nuestro regreso a casa, a la tierra de las personas que amamos”. La operación de Pollard en los Estados Unidos en realidad comenzó por su propia iniciativa, pero elementos en Israel finalmente lo convirtieron en un espía para cualquier cosa, aunque no a través de los canales habituales.

Así, durante dos años, se alegó que pasó muchos documentos a Israel que incluían material altamente clasificado, aunque no está claro cuánto de la información puso en peligro a Estados Unidos. Fue detenido por el FBI y llevado a juicio. Admitió como parte de un acuerdo de culpabilidad por espionaje para Israel, y esperaba recibir una sentencia reducida, pero finalmente fue sentenciado a 30 años de prisión.

El asunto Pollard fue uno de los más difíciles en las relaciones entre Israel y Estados Unidos, y la lucha por su liberación fue una de las más complejos desafíos que Israel haya conocido. La Junta de Libertad Condicional dijo que se le permitió ser liberado bajo varias restricciones de tráfico, lo que le impidió salir de los Estados Unidos y restringió su capacidad para hablar con los medios de comunicación y, de hecho, le prohibió cualquier acceso incontrolado a Internet. Muchos en Israel se preguntaron si las condiciones particularmente duras de su encarcelamiento, que eran diferentes a las de los espías que trabajaban para otras administraciones estadounidenses, eran en realidad una venganza.

Fuente: Con información de Israel Hayom. Permitida su reproducción por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni