Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La orden de expulsión de los judíos de Tennessee, Mississippi y Kentucky

El 17 de diciembre de 1862, durante la Guerra de Sesesión de los EEUU, el General Mayor de la Unión, Ulysses Simpson Grant, emitió una controvertida orden para la expulsión de todos los judíos del distrito militar que incluía sectores de Tennessee, Mississippi y Kentucky.

La Orden N° 11, pretendía reducir la corrupción militar de la Unión y detener el comercio ilícito entre ambos bandos. Según las propias palabras de Grant, dicho comercio estaba siendo dirigido ‘principalmente por judíos y otros comerciantes sin principios’.

Los habitantes de cada bando de la Guerra Civil tenían escasez de determinados productos y el comercio entre los enemigos continuó floreciendo durante la guerra. El norte carecía de algodón para confeccionar sus prendas, y el sur carecía de equipos de combate, suministros médicos y monedas de oro y plata.

Paralelamente creció la corrupción por aquellos comerciantes sin licencia quienes sobornaban a los oficiales del Ejército para que les permitan comerciar. Entre los comerciantes también había judíos, pero el general Grant, a través de una generalización, identificó a todos los comerciantes como judíos y a todos los judíos como mercaderes que infringían la ley.

Ya a principios de diciembre de 1862, Grant se centró en los comerciantes judíos como la principal causa del contrabando. Mediante una Orden anterior, la N° 2, había definido a los judíos como los vagos y especuladores del algodón.

El 17 de diciembre de 1862, la ira de Grant aumentó cuando recibió por correo quejas sobre los comerciantes judíos de su departamento. La información lo llevó firmar la Orden de Expulsión N° 11, en la cual constaba que los judíos son una clase que viola todas las regulaciones comerciales emitidas, por lo que deben ser expulsados del área dentro de las veinticuatro horas posteriores a la recepción de la orden. Los comandantes de las estaciones militares deben asegurarse de que a todas estas personas se les exija que se vayan. Si uno de ellos regresa después de este aviso, será enviado a la prisión.

La orden comenzó a cumplirse, familias judías enteras se vieron obligadas a abandonar su residencia. El 20 de diciembre, la orden de Grant se llevó a cabo en Holley Springs (Mississippi), los judíos fueron encerrados y forzados a evacuar sus hogares, debiendo irse a pie. El 28 de diciembre la orden se implementó en Paducah (Kentucky), allí treinta familias judías fueron tratadas con rudeza y expulsadas de la ciudad.

Conmocionadas y maltratadas, las familias recibieron la orden de abandonar la localidad en 24 horas. Fueron obligadas a recoger sus pertenencias personales, a cerrar sus casas y tiendas, y a abordar un barco de vapor en el río Ohio.

En un comienzo los judíos se dirigieron a los organismos locales para derogar la orden, sin ningún resultado, luego hubo una protesta por parte de los miembros del Congreso y la prensa. Finalmente, los judíos de Paducah, liderados por Cesar J. Kaskel, un dirigente que había sido detenido y enviado a Cincinnati, enviaron un telegrama al presidente Lincoln señalando que: los abajo firmantes son ciudadanos buenos y leales, que ejercen el comercio legal, y que se sienten profundamente heridos y ofendidos por esta orden inhumana, cuya ejecución es una profanación de la Constitución y de sus derechos al presentarlos como criminales, y le piden al presidente la inmediata derogación de la misma.

El 3 de enero de 1863, Kaskel llegó a Washington encabezando una delegación. Después de reunirse con varios congresistas, el presidente Lincoln los recibió en la Casa Blanca y ordenó la revocación inmediata y retroactiva de la Orden N° 11. Grant rescindió formalmente la orden, el 17 de enero de 1863.

Sin bien los judíos tuvieron éxito en su lucha, la orden no fue la única revelación antisemita durante la Guerra Civil, fue solo uno de los innumerables ejemplos sobre como los judíos fueron calumniados, tanto en el campo de la Unión como en el de la Confederación.

A pesar del ominoso incidente, la relación de Grant con la comunidad judía estadounidense no se vió dañada. Cuando Grant ganó las elecciones presidenciales del país, en1868, los judíos lo votaron masivamente. Durante su campaña presidencial había afirmado que la orden emitida contra los judíos carecía de prejuicios, y solo fue una forma equívoca de abordar un problema que ‘ciertos judíos habían causado’.

Ya como presidente, la relación de Grant con los judíos estadounidenses fue inmejorable, llegó a nombrar a muchos de ellos para cargos gubernamentales, y condenó publicamente las atrocidades que se cometían contra ellos en Europa, enfatizando los derechos humanos como un tema central de su gobierno.

En su continuo esfuerzo de reconciliarse con los judíos, en 1874, el presidente Grant asistió a la inauguración de la sinagoga Adat Israel en Washington, D.C. junto a todos los miembros del gabinete. Era la primera vez que un presidente estadounidense asistía a la inauguración de una sinagoga.

*Yehuda Krell es profesor de Historia Judía graduado en el Instituto Superior de Ciencias Judaicas, Bs. As., y profesor en Educación Judía con especialización en Historia Judía para niveles Medio y Terciario del Ministerio de Educación de la Argentina. Realizó estudios de posgrado en Israel.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • NATALIO COSTO 14157277
    NATALIO COSTO 14157277

    sigo al profesor toda vez que publica cosas

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni