Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Ivanka Trump fue a la tumba del rabino de Lubavitch antes de las elecciones presidenciales

La hija del presidente Donald Trump, Ivanka, cuyo nombre en hebreo es Yael, visitó la tumba del rabino de Lubavitch, Menachem Mendel Schneerson, para rezar por el éxito de su padre, Donald Trump, antes de las elecciones para elegir al nuevo presidente de Estados Unidos.

Ivanka Trump fue vista saliendo del cementerio Old Montefiore en Queens, Nueva York, el jueves por la noche, después de orar en la tumba de Rebe de Lubavitch.

Ivanka estuvo acompañada por el rabino Zalman y Toba Grossbaum, los directores de Chabad of Livingston en Nueva Jersey. Según los informes, los dos son cercanos al esposo de Ivanka Trump, Jared Kushner.

Ivanka hizo la visita nocturna a la tumba horas después de asistir al debate de su padre con el exvicepresidente Joe Biden en Nashville, Tennessee.

“¡Buen trabajo, señor presidente!”, tuiteó Ivanka Trump después del debate. “Mi padre se postuló para presidente debido a políticos como Biden. Todos hablan, no hay acción. Mi padre ha sido un líder de acción que ha cumplido sus promesas. Continuará luchando y cumpliendo por TODOS los estadounidenses durante cuatro años más”, agregó.

Hace cuatro años , pocos días antes de las elecciones presidenciales de 2016, Ivanka visitó la tumba del Rebe de Lubavitch. En aquella oportunidad acudió a la tumba del famoso rabino acompañada de su esposo, Jared Kushner, y el asesor de Trump para Israel, Jared Greenblat.

Ivanka Trump es considerada la mujer más poderosa de la campaña y la empresa de Trump. La hija del presidente cría a sus hijos en un hogar ortodoxo y respeta el shabat y las leyes de la kashrut para su alimentación. Ha afirmado anteriormente que su padre aceptó inmediatamente su decisión de convertirse al judaísmo y que le ha brindado un gran apoyo.

Por FB/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni