Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Embajadora de Israel en Chile inaugura una planta fotovoltaica

Este miércoles 14 de octubre se inauguró en San Francisco de Mostazal, el nuevo proyecto público-privado que aportará 3 megawatts al Sistema Interconectado Central, mediante paneles solares que cubren un terreno de nueve hectáreas y fueron importados desde Israel.

Este aporte de energía limpia y renovable permitirá inyectar la electricidad para abastecer a miles de hogares de la Región Metropolitana e implicó la inversión de USD $ 4 millones, los que fueron financiados por privados y por CORFO, a través de fondos concursables.

Este proyecto fue realizado por la empresa Greenvestment y el fondo de inversión Cleantech Ventures, con el aporte de inversores chilenos e israelíes. Su diseño y construcción fue realizado por la empresa israelí Shtang, e incluyó 9.500 paneles solares.

Este es el primero de dos proyectos que Cleantech y Shtang desarrollarán en Chile, el segundo de los cuales es una planta eólica que se ubicará en Puerto Octay, en la Décima Región, y que considera la construcción de dos aerogeneradores, de tres megawatts cada uno.

La Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, señaló en la inauguración que la iniciativa “viene a reafirmar la gran amistad que hay entre Israel y Chile en diferentes temas, incluso en el tema de sustentabilidad, como es el caso de Candelaria Solar. Este proyecto representa el trabajo que estamos haciendo aquí en Chile y que va también junto con los principios de Israel y Chile para para realizar los objetivos de desarrollo social propuestos por la ONU y promover una vida más sustentable”.

Israel es líder mundial en el desarrollo de tecnologías limpias, y recientemente su Gobierno anunció el aumento de 17 a 30% en su presupuesto anual para energías renovables, lo que implicará que en 10 años el 80% de la electricidad que se consuma en el país será de origen solar, lo que permitirá reducir en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero y en 93% la contaminación en el aire.

Sin embargo, la colaboración entre Israel y Chile no se circunscribe sólo a las tecnologías limpias. La cooperación entre ambos países abarca una diversidad de aspectos, como la innovación social, la telemedicina, la tecnología alimentaria, la ciberseguridad y HLS, la academia y la investigación, además del apoyo humanitario en caso de desastre o en el contexto actual de la pandemia del COIVD19.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni