Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

“El mundo árabe reconoció que la gran amenaza de Medio Oriente no es Israel, es Irán”

Ayer fue firmado en Washington el Tratado de Regularización de las de Relaciones Diplomáticas entre Israel y dos estados árabes: Emiratos Árabes Unidos y Bahrein. Por ello conversamos con Joseph Humire, un experto en seguridad global y Director Ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura; quien conoce mucho sobre Irán y su relación con este acuerdo.

“Yo creo -dijo el experto- que una gran parte de la motivación que lleva a esta nueva relación diplomática es que el mundo árabe está reconociendo que el gran problema, la gran amenaza que hay en el Medio Oriente, no es Israel sino Irán, que está muy metido desde hace mucho tiempo en los asuntos internos de todo el mundo árabe, con el resultado de más conflictos, guerras civiles y crisis humanitarias”.

Además, está en el contexto del conflicto entre Irán y Arabia Saudita, que se ha intensificado el año pasado, cuando el primero bombardeó sus instalaciones de petróleo, lo cual fue un mensaje claro para una región petrolera: Que estaban dispuestos a atacar al comercio en todas sus formas y que ningún país estaba a salvo. Por eso, los Emiratos y Bahrein son los primeros dos países del mundo árabe que firmaron este acuerdo, porque saben que el comercio es lo que los mueve yque podrían tener el mismo problema que han tenido otros países. Yo creo que Irán ha sido un motivador para que el mundo árabe firmara este acuerdo con Israel”.

“De eso es lo que estamos hablando, de la presencia iraní en Medio Oriente, dijo Humire, pues Hamas, que siempre ha sido el militante más duro de los palestinos, el que trata de chantajear en la región a Israel y  alzar la causa palestina a nivel mundial. Pero últimamente, los expertos en contraterrorismo han observado la alianza entre Hamás y Hezbolah y lo que pasó en el Líbano hace unos meses. Esto también despierta mucho la conciencia en el Medio Oriente, donde se están dando cuenta de que hay un gran problema la región y es un hecho que Irán, con sus armados grupos terroristas, están tratando de desestabilizarla.

Yo creo que se puede manejar una línea directa entre mayo de 2017, cuando hubo una cumbre en Arabia Saudita con 55 países del mundo musulmán, de la cual participó el presidente Trump, en la que se habló de específicamente del terrorismo internacional y del apoyo de Irán al mismo”.

“Estimo, dijo el experto, que la línea pasa por 2018, cuando Bahrein y los Emiratos apoyaron la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, por 2019, cuando participaron en una conferencia de seguridad en Polonia hasta llegar a la fecha”. “Yo creo, hay una línea directa, y este es un trabajo que se ha seguido por varios años, e Israel ha hecho un plan para que este momento llegue; mostrando cómo Irán está trabajando los temas de Palestina, Siria y el Líbano para crear conflictos”.

Respecto de la extraña alianza entre los chiitas iraníes y los sunitas de Hamás, Humire dijo que, “es algo que para los expertos de la región siempre ha sido raro, pero para los especialistas en contraterrorismo no, porque lo que se ve en la unión es el odio en términos de sus grupos radicales, pero no representa a la población del mundo sunita ni del chiita, porque Bahrein es un país mayormente chiita, pero ellos ven que solo los une el odio contra Occidente. Irán también ha colaborado con Al Qaeda y esto tampoco tendría sentido en el paradigma convencional sobre el mundo musulmán; pero ellos apoyan a cualquier grupo que se oponga al mundo occidental e Israel. Frente a la posibilidad que un triunfo de Biden signifiquara una vuelta al convenio nuclear con Irán, Humire manifestó que “hay que darle un mérito al presidente Trump y a su equipo sobre este tema, pues tiene que ver con la postura que han tenido sobre Irán, porque el mundo árabe que estaba muy preocupado de que ese país tuviese la capacidad que le permitiese tener una bomba nuclear, lo que cambiaría todo en la región. Yo creo que esa postura clara y coherente ha ayudado unificar a la mayoría del Medio Oriente pesar de que algunos de sus críticos dijeron que lo iba dividir” Biden ha dicho que, de llegar a la presidencia, no tendría la misma posición; entonces deberíamos ver cuáles son las consecuencias, si trata de negociar otra vez un acuerdo, si alivia las sanciones contra Irán, si busca una forma de mejorar las relaciones con los ayatollahs, y ver que efecto eso va a tener en el mundo árabe y específicamente sobre los acuerdos que se acaban de firmar”. “Yo creo que podría desestabilizarlos, lo que sería un regreso al pasado” afirmó.

“Veo que el efecto de este paso, especialmente en Siria, es que va a poner más cerca a Turquía e Irán, pues va contra las aspiraciones de Erdogan, de su visión de un anillo otomano, de conquistar la región y eso lo lleva a una relación más cercana con Irán, aunque eso en el sentido común, desde una perspectiva convencional, tampoco es lógico, porque son dos imperios del pasado que en su momento pelearon: El persa y el otomano; sin embargo en este momento sus dos regímenes necesitan alinearse más porque ven que Israel está ganando territorio en el mundo árabe, quieren luchar contra eso. Creo que ese será el efecto inmediato”, concluyó el experto.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni