Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Las ventajas de la excepcionalidad

Hay una verdad incontrovertible: La de que estas festividades de Tishrei, desde Rosh Hashaná y hasta Simjat Torá, serán distintas a todo lo que hemos conocido en los últimos setenta años; y por lo tanto únicas para varias generaciones. La cuestión no está en tratar de que lo diferente pase desapercibido, sino en que sea evidente, contundente, y trascendente. Si la situación es distinta, no podemos porfiar en hacer lo mismo. Las restricciones sanitarias lo impiden. Pensemos en ellas como oportunidades para probar alternativas que en la cotidianeidad de los tiempos no nos atrevemos a hacer, o que no prosperan. La excepcionalidad es nuestra aliada: Hagamos uso de ella.

Parashat “Nitsavim”, que leeremos el Shabat previo a Rosh Hashaná, es especialmente oportuna este año: “Todos vosotros estáis hoy presentes…”, dice, y pasa a enumerarnos por funciones y vínculos, sin nombres propios; y agrega en Deuteronomio 29:13-14: “Pero no solamente con vosotros celebro este Pacto, sino también con los que no están presentes hoy aquí”. En otras palabras: Estamos todos presentes aunque no estemos presentes, y todos devenimos vínculos o relaciones, no individuos; el tiempo de contarnos, nombrarnos, y medirnos fue otro, es el tiempo de los “Números”.

Por lo tanto, hagamos de este año una experiencia diferente, arriesgada, innovadora, que deje enseñanza para el futuro, que nos pruebe como comunidad, que nos desafíe como judíos. Atravesemos el umbral de la sinagoga sea física o virtualmente, no para que nos reconozcan y nos nombren, sino para saber, con total certeza en medio de tiempos de incertidumbre, qué somos y adónde pertenecemos. Si hay que cambiar, cambiemos también paradigmas sobre los cuales muchas veces hemos dudado. Quien dice que no nos sorprendamos a nosotros mismos. Quien dice que en el futuro no hayamos aprendido que el valor de la comunidad no está únicamente en lo que ella nos da, sino en lo que podemos dar en forma incondicional. Después de todo, el judaísmo no deja de ser un ejercicio en superación personal y colectiva. Nunca más válido que estos IN 5781.

Por Ianai Silberstein.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni