Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Hubo un gran número de irregularidades en cómo funcionaba la empresa LAPA. Tenía una cultura de negligencia e inseguridad”

Hoy se cumplen 21 años de la tragedia de LAPA en la que, por una falla humana y una cadena de negligencias, el avión no logró despegar y chocó contra un terraplén y una casilla de gas, lo que provocó una gran explosión que terminó con la vida de 65 personas. Miguel Correa, es hijo de uno de los fallecidos y contó en Radio Jai cómo vivió ese momento y cómo siguen las cosas hoy más de dos décadas después.

“Yo tenía 23 años cuando fue la tragedia. Mi papá viajaba por razones laborales. Viajaba ese día a la mañana y tenía que volver a la noche, pero nunca regresó, al igual que otros 65 pasajeros del vuelo que venía de Buenos Aires a Córdoba. Fue una situación difícil de sobrellevar, y siempre estaba la esperanza de que esté con vida. De un día para el otro te cambia la vida”.

“Fue un año bastante complicado. En el ámbito judicial querían rápidamente probar que el piloto había tenido un error y así archivar todo. Los familiares nos constituimos como una asociación civil para introducirnos en la causa penal. En esos años fue bastante llamativo todo lo que es la aviación en Argentina, hubo distintos hechos y muchos muertos por tragedias aéreas en el país. Eso desnudó el mal funcionamiento de la aviación civil y del control por parte del Estado”, dijo Correa.

“Había un gran número de irregularidades sobre cómo funcionaba la empresa LAPA. Tenia una cultura de negligencia e inseguridad tremenda. Copiaban un modelo de Estados Unidos de una aerolínea de bajo costo, pero acá le agregaron el tema de la inseguridad con el trágico desenlace que nos tocó padecer”.

“El juicio terminó de manera insatisfactoria. Fue el juicio oral y público más largo de la historia judicial en Argentina. Fue un juicio muy largo que llegó a la impunidad y no tuvimos justicia. El juez de la causa terminó ascendido y uno de los imputados en la tragedia de LAPA terminó trabajando en la administración de aviación civil, controlando los pilotos. Justamente lo que Lapa no tenía, capacitación en sus pilotos”, explicó Correa.

“Al principio fue muy difícil para nosotros subirnos a un avión, pero con el tiempo fuimos aprendiendo cómo funcionaba la aviación, cómo se manejaban las empresas. Siempre lo tomé con mucha precaución, pero con el tiempo, con tantas investigaciones y con tantos viajes pudimos contribuir a alertar a que el Estado controlara a las empresas aéreas y no relajarse. Eso lo seguiremos haciendo para que nunca más tenga que sufrir alguien, y para quien suba a un avión pueda llegar sin problema”, finalizó.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni