Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La “invasión” de judíos a Ucrania

Si estuvieran en Israel no dejarían de escuchar sobre el viaje de los jasídicos de Breslav a Uman. Están involucrados los líderes de ambos países (el Presidente de Ucrania es un judío sionista) y se esta intentando por todos los medios evitar que la gente viaje este año y haga la fiesta en Israel. Por ahora sin éxitos. Hay mucho lio en el país al respecto. Año nuevo comienza en dos semanas. Porque tanto lio? Porque quieren viajar?

La historia comienza cuando el Rabi Najman no quiso ser enterrado en Israel para que a sus 100 seguidores que vivían en Ucrania les sea fácil visitar su tumba … 200 años después, decenas de miles de personas van a visitar su tumba … desde Israel”

Hace más de 200 años el Rabi Najman de Breslav tenía una influencia limitada en su generación y al fallecer, su dinastía era pequeña y perseguida. Qué fue lo que sucedió desde 1810 que logro que miles de nosotros los israelíes tomemos un avión para cantar N-Naj-Najman al lado de su tumba en Ucrania?
Alrededor de 50 o 60 mil personas viaja cada año en Rosh Hashana (Año Nuevo Judío) a su tumba y otros cientos de miles la visitan durante todo el año y si al morir, este Rabi dejo un puñado de seguidores, este movimiento se transformo en uno de los más dinámicos y desarrollados para el pueblo de Israel. Cuál es el secreto del Rabi? Quién fue Rabi Najman?
La respuesta que te va dar todo Jasid (seguidor) de Breslav es: “Rabi Najman es el origen y guía principal de mi espiritualidad. El es mi Rabi, aunque no esta fisicamente con nosotros”.

Rabi Najman fue el bisnieto del Baal Shem Tov (fundador del Movimiento Jasídico). Sus enseñanzas, parábolas, cuentos y dichos expresan de una manera original la más profundas sabidurías de la Torá y continuan inspirando a todas las almas que buscan crecimiento espiritual. Su habilidad única para transmitir en palabras sencillas profundos conceptos de la Torá incluso al hombre común, es una de las razones de su creciente y continua popularidad, más allá de casi doscientos años de su muerte.
La personalidad de Rabi Najman, su esencia interna, no obstante sigue siendo un misterio. Inclusive su principal alumno, Rabi Natan, escribió que Rabi Najman estuvo encerrado y oculto de los demás, y que el, como los otros, apenas logro comprender solo una gota pequeña de su grandeza.

Tampoco tuvo una vida muy particular y de muy joven, la tuberculosis ataco su cuerpo y cuando Rabi Najman entendió que su muerte estaba cerca, comenzó los arreglos para trasladarse a la ciudad de Uman, el lugar donde eligió ser enterado. Aunque considero la posibilidad de viajar a la Tierra Santa de Israel, entendió que no poseía las fuerzas para un viaje tan difícil. El tambien tenía el deseo que sus discípulos pudieran acceder con facilidad a su tumba, lo cual era casi imposible en esa época, si hubiera sido enterrado en Israel. Su decisión de ser sepultado en la ciudad de Uman tenia un motivo especial: En 1768 hubo una enorme masacre de unos 20.000 judíos por Ivan Gunta y sus salvajes en la ciudad de Uman. Sobre ellos dijo Rabi Najman: “Hay muchos Kdushim (mártires santos) enterrados en Uman y será bueno descansar entre ellos”

Rabi Najman arribo a Uman el 9 de mayo de 1810. Fue ahí donde dijo su famosa expresión: “No existe desesperación alguna en el mundo!” y encamino a todos sus seguidores a reunirse en Rosh Hashana. Falleció unos días más tarde.
Durante los seis meses que residió Rabi Najman en Uman, paso gran parte de su tiempo con judíos no religiosos acercándolos a Dios. Fue en esa etapa donde manifestó; “Si los tzadikim (justos) no me siguen, debo dirigirme a los malvados, quizás pueda hacer de ellos buenos judíos!”. Esto planto las semillas que posibilitarían a los descendientes de esos hombres sentirse atraídos por sus ideas hasta trasformarse en el Movimiento Jasídico más grande de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni