Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El Gran Mufti de la Autoridad Palestina emite una ley religiosa que prohíbe a los musulmanes rezar en Al-Aqsa

El Gran Muftí de la Autoridad Palestina ha emitido una fatwa que prohíbe a los musulmanes rezar en la mezquita al-Aqsa en el marco del acuerdo de paz entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel.

Los musulmanes de fuera de Israel pueden ahora visitar la mezquita para rezar, bajo las condiciones del reciente acuerdo que normaliza las relaciones entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, la Autoridad Palestina considera el acuerdo como una traición a su causa, y los líderes religiosos han declarado que cualquier musulmán que visite el sitio, considerado el tercero más sagrado del Islam, es un traidor.

“No aceptaremos en absoluto la traición de los EAU. Un grano de arena del suelo de la Palestina pura y del suelo de la Mezquita Al-Aqsa es más valioso que nuestra sangre y nuestras vidas”, afirmó el juez supremo de la Sharia Mahmoud al-Habbash en la televisión oficial de la Autoridad Palestina el sábado, según una traducción del medio Palestinian Media Watch.

Continuó: “Quien quiera venir a visitar la Mezquita de Al-Aqsa a través de la puerta de Palestina: Bienvenido, y nos regocijaremos por él. Pero quien quiera venir a través de la puerta de Israel no es bienvenido, y no encontrará nada más que los zapatos del pueblo de Jerusalem y la saliva del pueblo de Jerusalem en su cara”.

Al día siguiente, la agencia de noticias turca Anadolu informó que “El jeque Muhammad Hussein emitió una fatwa (es decir, un fallo religioso) determinando que rezar en la mezquita de Al-Aqsa en el marco del acuerdo de normalización entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos está ‘prohibido’. Hussein afirmó que “Rezar en la Mezquita Al-Aqsa está abierto a todos los que lleguen por la puerta legal de Palestina, y no a los que llevan a cabo la normalización”.

Los líderes han dejado claro que consideran que los musulmanes que rezan en la mezquita bajo el acuerdo han traicionado no sólo la causa palestina, sino al propio profeta Mahoma.

“Un grano de arena del suelo de la Palestina pura y del suelo de la mezquita de Al-Aqsa es más valioso que nuestra sangre y nuestras vidas”, indicó al-Habbash en la televisión de la AP. “Lo que ha pasado es una traición. Esto es traición.

“No solo contra el pueblo palestino. Esto es una negación de la herencia del Profeta Muhammad ¿Jerusalem y la mezquita Al-Aqsa son bienes que se venden en el mercado de la prostitución política? Los Emiratos Árabes Unidos han vendido Jerusalem, han renunciado a Jerusalem, y están tratando de comercializar su traición mientras abren la puerta para que los adoradores vengan a rezar a Jerusalem”, añadió.

Tanto él como el secretario del Comité Ejecutivo de la OLP, Saeb Erekat, se quejaron de la normalización entre Israel y las naciones árabes, insistiendo en que el acuerdo es una traición a la causa palestina, e insinuaron que la violencia podría seguir.

El 16 de agosto, el diario oficial de la AP Al-Hayat Al-Jadida citó a Erekat mencionando: “la normalización con Israel es un premio por los crímenes de la ocupación” añadió que la AP/OLP “no aceptará que nos apuñalen por la espalda con un cuchillo envenenado y nos digan que es para nuestro beneficio”.

“La normalización es una traición”, explicó al-Habbash. “Normalización significa que aceptas tener relaciones naturales con los asesinos de tu hermano y de tu padre. Que aceptas tener relaciones naturales con los enemigos del Profeta Muhammad. Que aceptes tener relaciones naturales con aquellos que quieren que el lugar del Viaje Nocturno de Mahoma se convierta en un Templo. Seguiremos resistiendo, aunque nos maten y masacren a todos. Palestina solo será nuestra, Jerusalem solo será nuestra, y esta ocupación pasará y se irá como todas las anteriores”.

Palestinian Media Watch destacó en una declaración que esto puede entenderse como un llamado a la violencia contra Israel y los Emiratos Árabes Unidos, dada la enseñanza previa de al-Habbash de que el Corán ordena que los enemigos deben ser asesinados. Cualquiera que “venga a atacarme, mi casa, mi tierra, se me ordena que luche contra él, se me permite matarlo”, concluyó.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni