-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Netanyahu dio placebos pero no un plan a largo plazo”

El coronavirus no solo trajo una crisis sanitaria, también golpeó a los países con una gran crisis económica que trajo falta de empleo. En el caso de Israel, antes de la pandemia, tenía una tasa de desempleo muy baja y ahora son muchos los afectados. Enrique Rosenburt creó una red de empleos en Israel y contó en Radio Jai cómo funciona y cómo ve el panorama actual.

“El panorama de las últimas semanas muestra que el desempleo se mantiene en el 21 por ciento. Antes del coronavirus, en el mes de febrero o marzo, había un 4,5 por ciento. Unas 1700 personas están volviendo al trabajo pero 3 mil se están quedando sin empleo. Todavía es más alto el número de quienes salen del círculo de trabajo y de quienes entran”.

“Hay dos estilos de personas que se quedaron inactivas. Hay gente que no perdió el trabajo, pero que le dieron una licencia sin goce de sueldo, por lo cual el seguro social te paga el 60 o 70 por ciento del salario. Y por otro lado, está la gente que quedó desocupada. El turismo es un campo que estuvo inactivo y ahora se está reactivando, por otro lado la rama de los eventos y gastronomía redujo mucho su actividad. Muchos lugares que tuvieron que recortar y ahí también hubo mucho desempleo”.

En cuanto a las medidas que tomó el gobierno para paliar la crisis, Rosenburt dijo que “por ahora lo que hubo fueron placebos, no hay un plan a largo plazo. Netanyahu dio una subvención universal pero es un placebo, porque a quien perdió su trabajo no le alcanza”.

“Una de las iniciativas que hicimos, es que la gente que recibió esa subvención y la puede donar, también pueda ayudar. Trabajo no falta, hay mucho trabajo más o menos calificado. El mercado laboral no se paró. Pero quien llega a Israel hoy, está en medio de la situación del coronavirus, entonces cuando estudia hebreo tal vez no lo genera bien para poder trabajar. Si quiere encontrar un trabajo menos calificado, lo va a encontrar. El problema es aquel que quiere capacitarse y trabajar como lo hacía en Argentina o en su país de origen”.

“En la red de empleos que armé se sumaron empresas textiles, de supermercados, ONG de la parte educativa y social, y algunas empresas de tecnología que no pararon durante la pandemia e innovaron en este contexto. Un consejo a alguien que quiera emigrar a Israel es fundamental preparase en idiomas. El que tenga mejor hebreo, tendrá mejores posibilidades, lo mismo con inglés”, dijo Rosenburt.

“Tenemos una gran incertidumbre sobre si habrá elecciones o no. En el caso de nuevas elecciones no saldremos rápido del pozo, pero si el gobierno se estabiliza y empieza a trabajar con más velocidad, en menos de un año Israel puede volver a la normalidad porque tiene la estructura. Sabiendo que de acá a un año soñamos con la vacuna y que Europa abrió sus cielos y están empezando a transitar. Pero todo depende de qué va a pasar en el plano político y si el gobierno va a caer o no”.

“En este mes estarán llegando 17 mil jóvenes, algunos vienen a planes como Masá y otros a yeshivot. Israel se la juega y los recibe. El país está preparando el terreno para recibir a las personas. Mucha gente quiere venir a Israel”, finalizó Rosenburt.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni