-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“La carrera por la vacuna es un fenómeno mundial y ser parte de eso se siente bien”

Desde que comenzó la pandemia, muchos laboratorios, universidades y centros médicos están buscando la vacuna que dé fin a los contagios en todo el mundo. Uno de ellos es el laboratorio Pfizer. Ezequiel Boetti es periodista y voluntario para la investigación. En diálogo con Radio Jai contó cómo es la experiencia.

“Desde el principio de la pandemia tenía ganas de buscar la forma de colaborar frente a todo esto. Teniendo en cuenta que tengo 33 años, que no tengo antecedentes médicos graves, ni estoy en el sector de riesgo. Me pareció una buena idea tratar de ayudar poniendo el cuerpo para que puedan hacer las pruebas necesarias para ver si logran dar con la vacuna. Es una sensación muy linda saber que uno hace algo que puede ayudar a salvar a mucha gente, es reconfortante”.

Con respecto a cómo fue el proceso, Boetti dijo que “llené el formulario en internet y a la semana me llamaron. Tenía que completar con datos básicos y un chequeo similar al de la aplicación Cuidar sobre antecedentes médicos. El 14 de agosto tengo que ir al Hospital Militar que es donde se desarrollan las pruebas”.

“Me explicaron que puedo recibir la vacuna o el placebo, hay mitad de cada una y yo no me entero lo que recibo. Es una prueba que podría durar hasta dos años, y dependerá de lo que evalúen en mí y del desarrollo general de la vacuna. Son dos dosis separadas por dos semanas o tres meses dependiendo de lo que evalúen”.

“Probablemente tenga que ir bastantes veces al hospital para controles y seguimientos. Antes de empezar el proceso, hacen los dos test de COVID para ver si tengo o si tuve y fui asintomático. Si está todo dado, el 14 empiezo”, dijo el periodista.

“Hay un mínimo riesgo. Hasta ahora se observaron efectos secundarios muy leves, similares a los de cualquier vacuna, como fiebre o dolor de cabeza. Siento responsabilidad ante algo tan grande. La carrera por la vacuna es un fenómeno mundial y ser parte de eso se siente bien. Aún no me dijeron si el proceso requiere de aislamiento o cuidado especial”.

“Es un estudio que puede durar hasta dos años porque todavía no saben cuánto tiempo duran los anticuerpos, entonces no saben si será una vacuna anual, como la de la gripe, o si se puede prolongar más. Igualmente ellos dan la posibilidad de abandonar el estudio cuando uno disponga, no hay ningún compromiso más allá de la voluntad de hacerlo. Tampoco hay retribución económica, es un voluntariado. No hay contraprestación. Solo la alegría de contribuir a algo tan grande como la búsqueda de una vacuna”, finalizó Boetti.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni