Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Estados Unidos: “La gente está viendo una pérdida de control del mensaje”

El periodista y analista político Hernán Molina es argentino y reside en Los Ángeles desde hace mucho tiempo. En diálogo con Radio Jai, nos brindó un panorama del clima político previo a las elecciones presidenciales en Estados Unidos a desarrollarse en el próximo mes de noviembre, en el marco de la pandemia de Covid.

Molina dijo que hay dos temas que preocupan a la gente: El coronavirus por un lado, no solo por el mal manejo, sino por la cantidad de casos que han resurgido en muchos Estados, en los que hay 39 que no han controlado la pandemia. El otro es la falta de estrategia, hay un mensaje errático y hasta contrario a los que la salud pública y los infectólogos han recomendado y a los que Trump responde haciendo todo lo contrario. Recién ayer el Presidente habló de que usar una máscara es “una cuestión patriótica”, pero el mismo día, en una entrevista, dijo que no le iba a pedir a los americanos el uso de máscaras, y así coartar su libertad.

Lo que afecta a la gente, es que están viendo una pérdida de control del mensaje, que se torna contradictorio. Dentro del Partido Republicano, incluso entre los senadores, comienzan a resistirse a ser llevados de vuelta en una estrategia que está siendo negativa, que está dañando, y que llevó a tener, según las encuestas, a apenas un 39 por ciento de aprobación. Remarca el analista que “nunca un candidato con menos del 40 por ciento de opinión favorable, en los seis meses previos, ha ganado una reelección, como ocurrió con Jimmy Carter o George Bush padre. Empezaron a ver que si el Presidente no es competitivo, y ellos tienen distritos en los que los independientes pueden decidir la elección votando un día a un Demócrata y otro día a un Republicano, su suerte está atada a un presidente que se está desplomando, entonces se están empezando a ver ciertos gestos de independencia, impensados seis meses atrás porque “el Presidente podía destruirlos con un tuit”. Ahora pueden decir “esta estrategia no la apoyo”, y están dispuestos a hablar cosas que no hubiesen hablado seis meses antes.

De acuerdo al sistema electoral imperante en Estados Unidos, no siempre el candidato más votado es quien gana, explica Molina, que así fue como sucedió con Bush hijo y con el mismo Trump, cuando ambos perdieron el voto popular y ganaron el Colegio Electoral. La encuesta nacional “que toma con pinzas”, es una composición de electores de todo el país, pero que es bueno para saber cómo es el ánimo de los votantes, pero que no garantiza cómo va a terminar la elección. Hay encuestas Estado por Estado que muestran algunos lugares como Michigan, Pennsylvania, Wisconsin, donde el Presidente debería ganar cómodamente, porque tienden a ser lugares bastante conservadores, que muestran que Trump está perdiendo. Incluso en La Florida, un Estado indispensable para los Republicanos, lo está perdiendo por casi siete puntos. Ohio, el Estado en donde siempre ganaron los republicanos, el Presidente, apenas lo está empatando con Biden. Molina opina que Trump está en una situación difícil y cree que ese anuncio de ayer a los americanos que “usar máscara, es un gesto patriótico”, es un giro de 180 grados, que significa un acuse de recibo de que el mensaje del Presidente es el equivocado y que lo debe cambiar.

Para la mayoría de los votantes Demócratas, el hecho de que Biden haya sido vicepresidente de Obama, es isustancial, pero que para los independientes y para el votante en general, el candidato no es lo que más les importa. Lo que les interesa a los Demócratas y a una gran parte de los independientes, es que Trump no vuelva a ser presidente. “No los une el amor, sino el espanto que causa Trump”. Y el Presidente es el gran colaborador para que hoy Biden tenga 15 puntos de ventaja. Las cosas que dice y hace el Presidente hacen decir a la gente “cualquiera menos Trump”.
Faltan menos de cien días para las elecciones y pueden pasar muchas cosas. Biden tiene que comenzar a elevar el perfil, tiene que empezar una campaña agresiva y acciones orientadas a los segmentos de votantes, como el voto hispano, una cantidad muy importante en Estados muy decisivos.

Vinculado con el tema hispano, comentó Molina sobre el “curioso” acercamiento del presidente mexicano López Obrador a Estados Unidos, “el gringo conquistador” que los ha sometido; a Trump, a quien llegó a tildar de Hitler y ante quien prácticamente hoy se arrodilla, fue muy mal recibido por la comunidad hispana, porque sienten que los ha humillado, diciendo que Trump es un amigo de México, cayó muy mal para la mayoría, para otros intrascendente porque la figura del Presidente mexicano no es la mejor, y para aquellos que no están muy informados, que no conocen la política en profundidad, ver a “su” presidente en la Casa Blanca, hasta les pudo haber provocado una suerte de orgullo.

México no necesita un problema económico mayor, y “la necesidad no tiene cara de hereje”. Está complicado económicamente, por ello López Obrador fue totalmente pragmático y hoy representa a un país necesita de Estados Unidos, más allá de lo que piense de Trump.

Sobre la economía de California, explica el periodista que en ese Estado, el presupuesto siempre se anuncia en enero y en mayo con grandes lineamientos. Con el Covid, el presupuesto quedó fuera de toda previsión. Hay 54 mil millones de déficit, que para un presupuesto de 200 mil millones, no es poca cosa. La economía está parada, empezando a resurgir un poco, pero debieron volver a cerrar hace dos semanas gimnasios y peluquerías, porque los casos volvieron a aumentar, en especial en el condado de Los Ángeles, que tiene el 50 por ciento del total de muertes de California, y también en gran cantidad de condados tuvieron que cerrar sus economías. Por lo tanto, los prospectos de turismo, y de producción de televisión y cine, la gran economía de California, están bastante mala la situación, y no recibir ayuda por parte del gobierno federal y del Congreso, quienes continúan discutiendo por la clase de ayuda que darán a los Estados, hacen que las cosas estén peor y que además, el presidente, en lugar de trabajar con los legisladores de ambos partidos y llegar a un consenso, obstaculiza estas discusiones.

En tanto, la gente está con miedo por la situación sanitaria y por su subsistencia en un escenario económico muy complicado.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni