Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“No se puede comparar para nada la situación israelí con la americana”

El primer diplomático beduino de la historia de Israel, Ismail Khaldi, presentó una denuncia en la policía después haber sido inmovilizado en el suelo por un agente de seguridad en la estación central de Jerusalem. Según la denuncia que interpuso el diplomático ante la policía israelí, Khaldi estaba tomándose una ‘selfie’ en la entrada de la estación cuando unos guardias le pidieron que se detuviera y lo sometieron en el suelo. El analista político e internacional Matty Zwaig, habló en Radio Jai sobre este hecho.

Los beduinos tienen presencia en el país desde el nacimiento mismo del Estado de Israel. Hay algunos que son nómades y van con sus carpas de un lado a otro, y otros que están fijos en poblados. Son musulmanes ayudados por el Estado israelí, que no quieren que sean nómades porque eso trae muchos problemas sobre quien es dueño de las tierras en cada lugar.

Gran parte de los beduinos sirven al Estado de Israel en forma voluntaria en el ejército y en las fuerzas de seguridad. Es un sector leal al Estado de Israel. Pero también hay una pequeña minoría, que en los últimos años se ha acrecentado, que está tiene una relacion complicada con el Estado en cuanto al desarrollo económico y social.

“La pobreza de los beduinos es cultural”, planteó Zwaig. Todos tienen las mismas posibilidades de trabajo y de estudio que las demás personas, pero explicó que “por su forma de vida y su relación con las mujeres, hacen que sean parte de una cultura muy conservadora y diferente de los otros árabes israelíes que ya se han desarrollado a la par de los judíos”.

Con respecto a la denuncia de Khaldi, el analista aseguró: “Lo que le paso a Ismail es un caso totalmente atípico. Muchas veces los que revisan en las entradas de las estaciones de autobuses pueden no hablar de una forma muy correcta. Pero ellos no eran soldados, eran de una compañía de seguridad privada”.

Según el director de la estación de autobuses, Khaldi intentó “provocar” y rechazó el control exigido a la entrada de este lugar público, lo que supuso la intervención de los guardias. “Un vigilante me puso la rodilla en el cuello, grité que no podía respirar”, contó el diplomático.

“La comparación con el hecho de Floyd en Estados Unidos no tiene sentido, no solo por el hecho de defender a Israel, sino porque la realidad no es así. La policía de Israel está formada por gente de todos los extractos sociales: judíos, árabes, beduinos, drusos, religiosos o no. Hay una sensibilidad muy grande contra gente que pueda parecer sospechosa o que se comporta de una forma rara. Pero no se puede comparar para nada con la situación israelí con la americana”, explicó.

“Los antisemitas no necesitan excusas para hablar mal de Israel, cualquier cosa les viene bien y en este caso no importan los hechos, sino que se ajusta con algo que está sucediendo internacionalmente”, comentó Zwaig y finalizó: Israel es un país liberal y democrático en el que pueden participar todas las personas”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni