-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Demanda por daños y perjuicios de deudos y sobrevivientes del atentado al Beit Jabad de Poway

Familiares de Lori Kaye z”l y sobrevivientes del atentado antisemita en el Beit Jabad de Poway, en San Diego, presentaron una demanda por daños y perjuicios contra el terrorista, sus padres, el fabricante del rifle y la armería que se lo vendió.

El 27 de abril de 2019, John Earnest irrumpió en la sinagoga en Shabat, abrió fuego contra los feligreses, asesinó a la mujer de 60 años e hirió a tres personas, incluido el rabino Yisroel Goldstein, quien perdió un dedo.

Si bien llamó al teléfono de emergencias 911 y reivindicó el ataque (“solo estoy tratando de defender a mi nación del pueblo judío”), después negó que se haya tratado de un crimen de odio para eludir la pena de muerte.

Según el grupo defensor del control de armas Brady United, que patrocina a los demandantes, sus padres “facilitaron negligentemente (su) capacidad para tener acceso a una o más piezas de armamento/equipo táctico utilizadas en el incidente, previa información y creencia, teniendo conocimiento de su antisemitismo declaradamente virulento y su propensión a la violencia”.

Más allá de la indemnización pretenden modificar prácticas habituales en los Estados Unidos y por eso cuestionan la “conducta irresponsable e ilegal para fabricar, comercializar o vender armas de manera insegura e ilegal”.

En ese sentido, Smith & Wesson diseñó y puso en circulación su rifle M&P 15 Sport II para atraer a una “clase peligrosa de posibles tiradores en masa”, con una falsa asociación del producto con el ejército de ese país y el imperio de la ley, según la demanda.

En tanto, San Diego Guns se lo vendió ilegalmente a Earnest, quien a los 20 años carecía de la licencia de caza válida para comprarlo a su edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni