-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Microsoft Israel desarrolló un aula virtual con inteligencia artificial

Microsoft anunció el lunes el lanzamiento del sistema de aula virtual, que utiliza inteligencia artificial para proporcionar comentarios sobre el rendimiento de cada estudiante.

Microsoft ha estado activo en el sector de la educación a distancia durante los últimos tres años con su servicio Teams for Education, utilizado por 150 millones de maestros y estudiantes en todo el mundo. Según Elad Graiver, gerente de programas en el grupo educativo de Microsoft Israel, quien dirigió el proyecto, los dos sistemas son fundamentalmente diferentes. Hasta ahora, dijo Graiver en una entrevista con Calcalist, Microsoft se centró en los sistemas de aprendizaje para el aula física, pero la crisis del coronavirus creó una nueva situación en la que el aprendizaje a distancia es el nuevo estándar y el aula física es una anomalía.

“Las soluciones que ahora se requieren son para tres problemas principales”, sostuvo Graiver. El primero es mejorar la seguridad de la información, que es una preocupación principal. El segundo problema, según Graiver, es permitir a los estudiantes trabajar en grupos y colaborar a distancia y dejar que el maestro inspeccione el trabajo en curso como lo harían en un salón de clases. El tercer problema que mencionó fue la capacidad del sistema para proporcionar información sobre el rendimiento de los estudiantes y servir como ojos para el docente.

Este último problema fue lo que el equipo de Graiver abordó en sus esfuerzos de desarrollo. Usando la tecnología israelí, el nuevo sistema de Microsoft puede ayudar al maestro a comprender el proceso de aprendizaje de cada clase, no sólo a través de las calificaciones, sino a través del examen de los niveles de concentración, quién aprende y cuándo, y cuál es el método de aprendizaje preferido de cada estudiante. “La idea es reunir muchos puntos de datos y proporcionar a los maestros información sobre cuál de los estudiantes requiere asistencia y de qué tipo”, detalló el gerente de programas en el grupo educativo de Microsoft Israel.

–Las empresas tecnológicas en general. y Microsoft en particular, tienen un historial muy problemático con el uso de la inteligencia artificial para calificar y clasificar las habilidades humanas. ¿Qué estás haciendo de manera diferente para evitar recrear estos problemas?

–En primer lugar, no calificamos ni etiquetamos a un determinado estudiante porque sabemos lo devastador que puede ser. No estamos tratando de reemplazar a los maestros sólo para ahorrarles tiempo. Por ejemplo, el sistema podría decirle a un maestro que un estudiante específico está tardando más en leer un texto determinado, pero no lo clasificará como bueno o malo.

Una de las principales ventajas del sistema es que ofrece una imagen más completa de quién es el alumno. El aprendizaje físico en clase a veces les da una ventaja a los alumnos más seguros, ya que participan más libremente en clase, mientras que la tecnología puede evaluar al alumno en un nivel más multidimensional. Puede permitir que cada alumno elija su propio medio de expresión. Algunos alumnos pueden elegir, por ejemplo, crear una presentación. De acuerdo con los comentarios que recibimos de los maestros, esto ha sido muy útil.

–Los algoritmos tienden a ser tan sesgados contra ciertos géneros o razas, por ejemplo, como sus desarrolladores, si no más. ¿Cómo se evita eso en un sistema que proporciona información automática sobre los estudiantes?

–Dedicamos mucho esfuerzo al desarrollo profesional de los maestros y trabajamos junto a ellos. Consideramos que es nuestra responsabilidad y obligación proporcionar un contexto profesional que ayude a los maestros a aprovechar al máximo los datos para fortalecer las habilidades de sus alumnos. El desafío es recordar constantemente que nuestro objetivo es simplemente reflejar lo que está sucediendo y brindar a los maestros las herramientas adecuadas. Hace sólo unos días, por ejemplo, un maestro me dijo que a través de nuestro sistema se dio cuenta de que un estudiante que llegaba constantemente tarde no tenía suficientes dispositivos en casa y la escuela logró ayudarlo a través de un fondo dedicado. Por lo tanto, estos datos podrían ayudar a promover la igualdad.

¿Se desarrolló este nuevo sistema debido al COVID-19, o el momento es una coincidencia?

–Gran parte de la conceptualización ocurrió antes de la pandemia, pero lo que sucedió recientemente es el cambio del paradigma que dice que la mayoría del aprendizaje ocurre en el aula. Ahora hay voces que piden que los estudiantes mayores de cierta edad continúen estudiando desde casa un día a la semana. Incluso en la era posterior al coronavirus, las escuelas no serán lo mismo. El virus fue un factor desencadenante que hizo que muchas instituciones educativas se dieran cuenta de cómo la tecnología puede ayudar, por lo que gastamos una gran cantidad de recursos para abordar estos problemas. Lo que escucho una y otra vez cuando hablo con los maestros es que estaban acostumbrados a ver a sus alumnos y saber, a través de una sola mirada, si se estaban concentrando o no, y no es lo mismo con el aprendizaje a distancia, tuvimos que adaptarnos nosotros mismos y los datos para comprender mejor los nuevos patrones de aprendizaje.

Con información de Ynet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni