-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

“Cristina espera que la condena se vuelva una reivindicación por haberla perseguido”

El periodista Hernán Capiello en un reciente artículo publicado en el diario La Nación, se refirió a la estrategia de la defensa de la actual vicepresidente argentina, Cristina Fernández, en la causa denunciada por Alberto Nisman por la firma del memorándum con Irán, en la que afirma “que es silenciosa, en dos tiempos y en dos escenarios, a modo de dilatar o anular el juicio”.

Capiello explica que la causa tiene tanto tiempo como la muerte del fiscal Alberto Nisman. Fue cuando se hizo la denuncia, estuvo dos años sin ser investigada, porque la Justicia debatió si era suficiente evidencia o no lo que había presentado Nisman como para constituir una causa. Finalmente la causa se investigó, “bastante velozmente”, porque terminó la instrucción y fue elevada en 2018. Es decir, que desde enero de 2015 en tres años, no solo se debatió durante dos años la pertinencia o no de la investigación, sino que terminó la  instrucción y llegó el caso a juicio oral.

El tema -señala el periodista- es que desde 2018 está en el Tribunal oral, y que quedó ahí; que es verdad que el Tribunal tuvo algunos problemas para su integración: la muerte de uno de los jueces que había sido designado, el juez puesto en su lugar fue recusado, y otra jueza también fue recusada.

Finalmente el Tribunal se fue integrando, pero durante todo ese tiempo, se dedicó a hacer los trámites previos, que consisten en lo que se llama “el ofrecimiento de prueba”, en la que todas las partes dicen cuáles son las pruebas que se exhiben en el juicio oral. Eso se hizo, pero el Tribunal todavía no resolvió cuáles pruebas  admite y cuáles no,  y no le puso fecha al Juicio. “Esto obviamente es una lectura estrictamente jurídica y técnica de lo que pasó en el expediente, pero lo que sabemos es que Cristina Kirchner es la Vicepresidente y la principal acusada en el expediente”, resaltó.

Respecto de la importancia  de la declaración que solicita la defensa de Zannini, Parrilli y Cristina Kirchner, del exdirector de  Interpol Ronald  Noble,  Capiello explicó detalladamente el tema: “Hay que poner en contexto el asunto. Poco antes de morir, Nisman había denunciado una maniobra por parte de Cristina Kirchner, del canciller Timerman y de otras personas, para firmar el Memorandun con Irán, y de ese pacto que preveía la citación de indagatoria de los iraníes sospechados de planificar la voladura de la Amia, incluía también que se dieran de baja las Circulares Rojas de Interpol. Por eso Nisman denunciaba a Cristina y a estas otras personas, por encubrir a los autores del atentado a la Amia, y que al favorecerlos, cayeran los pedidos de captura en su contra. A partir de esta denuncia, en la investigación, Ronald Noble, que era Director de Interpol en ese momento, dijo en el diario Página 12, que nunca estuvieron en riesgo los pedidos de captura de Interpol, y que el gobierno argentino incluso había notificado que estaba firmando ese memorandum, que las capturas continuaban estando a resultas de lo que pasara con el memorándum. Justamente sobre ese artículo del diario es en donde se apoyaba Nisman para que advirtieran que si le estaban avisando a Interpol, le avisaban para que dieran de baja las capturas. Noble había dicho que el tema de las Alertas Rojas  no estaba en riesgo, pero lo dijo en Página 12 y nunca en la causa”.

Capiello continua explicando que, luego de que la causa se elevó a Juicio, quedó una parte residual en el juzgado de Martinez de Georgi. En ese expediente residual, es donde los familiares querellantes de la causa Amia, Czyzewski y Averbuch, piden investigar a Noble y que se le tome indagatoria. El juez dijo “tengase presente” y puso una serie de medidas para investigar qué pasó en Interpol. En ese expediente residual es donde aparece Noble como imputado. En este escenario,  Zannini pide que declare Noble pero como testigo, y que lo haga ahora, antes del Juicio Oral, porque con la declaración del exdirector de Interpol, se desactiva la denuncia de NIsman, que si Noble reafirma que nunca estuvieron en riesgo las Circulares Rojas, no hay causa. El Tribunal respondió negativamente al pedido de Zannini y le indicó que debía declarar.  Por su parte Zannini les informó a los familiares de la Amia,  que si querían que Noble declarara como imputado, reclamaba una protección internacional como funcionario de Interpol, porque es como si se estuviera investigando a un funcionario internacional. Por lo tanto la competencia es de la Corte.  (Noble ya no es funcionario, pero  todavía goza de la inmunidad del cargo).

Capiello piensa que  toda esta maniobra de Zannini es un argumento jurídico, que lo que hace, es poner un elemento en favor su defensa, que es totalmente legítimo desde el punto de vista jurídico, pero que no contribuye a que la causa avance, que es un elemento más para entorpecer su normal desarrollo,  y que de ese modo no se arribe al juicio oral,  y precisó:

“Lo que no hay que perder de vista es que acá estamos hablando de instrucciones de la causa, del momento en el que se junta la documentación, y no hablamos nunca de los juicios. Es en los juicios donde vamos a tener ante nuestros ojos lo que hay,  para bien o para mal, como pasó con la causa Amia. Hablemos de los juicios, de la necesidad de que exista un juicio”, enfatizó. Y citó a Nisman quien en su momento había expresado: “Yo no sé si es culpable o no, pero que se llegue a un juicio, y ahí se verá”.

Indicó que llegar a una instancia de juicio es lo que todos deberíamos estar impulsando, porque ese es el momento en el cual se va a materializar una realidad, si es que  existió efectivamente una acusación, o si queda en el aire, porque “ante una exposición pública no resiste la mentira, se hace evidente”.  Pero dijo que acá hay cuestiones políticas y que “a nadie le gusta estar acusado de traición a la patria, el delito más grave que tiene el Código Penal”

Cristina tiene una actitud muy silenciosa, muy tranquila, durante este proceso, analizó el periodista, y dijo que su abogado sólo presentó escritos para solicitar permiso para viajar a Cuba. Prácticamente no hizo ninguna presentación para impugnar el caso, se mantiene como prescindente en esta causa. Sí hizo una presentación hace dos años ante la Corte Interamericana, pidiendo la nulidad de los cargos.

Destacó la importancia de esto el periodista, señalando que  la mayoría de los casos de funcionarios del kirchnerismo en problemas,  que no encontraron respuesta en la Justicia local, presentaron recursos en la Corte Internacional. Y que Cristina apuesta a que, en el caso de no obtener una respuesta que la favorezca en la Justicia argentina, sí la tenga en la Justicia internacional, pasado el tiempo. Recordó Capiello cuando Cristina les dijo a los magistrados que la juzgaban por la obra pública “Ustedes no existen, la historia ya me absolvió”.

“Tal vez espera lo mismo con respecto a esta causa del Memorandum con Irán y que en todo caso  la condena se vuelva una reivindicación que condene al Estado argentino por haberla perseguido”, opinó a modo de conclusión.

 

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Pacto con Irán: Cristina Kirchner despliega una estrategia silenciosa en dos escenarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni