Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

¿Y ahora qué?

Las últimas columnas hicimos un foco en mirar lo que nos rodea. En intentar identificar en nuestra vida cotidiana, aspectos que hayan llevado a que hoy, el mundo esté inmerso en un proceso de calentamiento global creciente. Quedamos un poco deprimidos quizá, porque empezamos a ver el mundo con otros ojos. Empezamos a tener consciencia sobre algo que antes ni pensabamos. Sobre nuestra forma de consumir, la basura que generamos y cuánta alternativa tenemos. LA idea es que no quedemos con impotencia, deprimidos de no poder cambiar Lo importante n repitiendo las últimas columnas, el primer paso justamente es informarse, es lo que estamos haciendo semana a semana. 

Entendimos ya que el calentamiento global se genera con muchos procesos que liberan gases de efecto invernadero, y que estos gases son los que mantienen el calor en la atmósfera. Entendemos que esos gases se emiten para producir y distribuir la mayor parte de los productos que consumimos, como el plástico, que vimos que es un componente de la mayoría de los objetos que nos rodean. Recordemos además que esos gases se liberan con el tratamiento de la basura de aquellos productos que tiramos. La semana pasada hablamos también sobre el valor de los espacios verdes para reducir la cantidad de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, y sobre el hecho de que la superficie de espacios verdes en la tierra es cada vez menor. 

Esto suena bastante deprimente. Pero en realidad, si sabemos todo esto, si conocemos el problema, podemos encontrar soluciones. Mejor aún, las soluciones ya están planteadas. Profesionales en todo el mundo conocen el proceso de calentamiento global hace años, y proponen soluciones. El tema es que en general, lo ambiental es un tema que las personas ven lejano. tanto las causas y consecuencias, incluso los pequeñísimos cambios que podrían hacer, pero que si muchos los hiciéramos, tendrían un gran impacto.

Hay un tema de política internacional por detrás, y es muy interesante y voy a dejar para una futura columna la pregunta: ¿por qué si el calentamiento global es una emergencia mundialmente conocida, no se implementan soluciones? ¿O se están implementando y no nos enteramos?

Pero hoy, quiero que cerremos la columna dando un paso más. Estamos informados, estamos al tanto del problema. ¿qué podemos cambiar? ¿Qué tenemos al alcance? ¿Qué efecto puede tener una pequeña acción?

Para empezar, si cada uno de los oyentes que está escuchando en este momento hace aunque sea un pequeño cambio, ya es una diferencia, a pesar de que desde cada casa quizá duden del efecto individual. 

Igualmente, mi opinión y mi motivación para ser sustentable no pasa tanto por evitar reducir mi impacto ambiental individual. Si así fuera, sólo reduciriamos niuestro impacto aquellos que entendemos el problema y nos importa. Es decir, la minoría. Lo que me motiva a encarar mi forma de vida intentando tener conciencia en mi impacto, es decir, los residuos que genero, la contaminación que generan los objetos que pueda comprar, y demás, es que doy el ejemplo y transmito un mensaje. La conciencia ambiental es cada vez más popular en el mundo y se está desarrollando un nuevo mercado con lógica sustentable. Si esta forma de vida desarrolla un mercado, cada vez va a haber más intereses en capitalizar lo sustentable. 

Pero entonces, qué pequeños cambios ahora en cuarentena podemos aplicar? Siempre destaco la importancia de mirar nuestro consumo con ojo crítico. Eso nos va a ayudar a pensar qué alternativas podemos llevar a cabo para ser más sustentables. ( reducir nuestra basura por ejemplo en nuestro día a día. )

Entonces un primer paso es empezar a prestar atención a nuestros residuos. Quien todavía no separa su basura, es un buen momento para comenzar. Sachets, paquetes de galletitas, papel film.. lo único que hay que hacer es lavar bien lo que vayas a tirar, y tener una bolsa más para tirar donde corresponde.

De esta forma también se hace más fácil analizar qué tiramos. Por ejemplo, yo me di cuenta de que todos los días tiraba algodón con el que me limpiaba la cara. Pensé con qué podía reemplazarlo y hace más de un año no gasto en algodón ni tiro basura, lo reemplacé por toallas viejas que tenía y no usaba, y les dí un nuevo uso. Paños reutilizables de tela. Este ejemplo puede servirnos para cualquier tipo de cambio que querramos llevar a cabo y nos muestra que ser sustentables puede llevarnos a un ahorro importante, evitar consumo innecesario.

Durante la cuarentena probablemente pasemos más tiempo en el super que lo que tarda cocinar galletitas caseras. Aunque los ingredientes se compran también en el super, es un argumento interesante para intentar reducir procesados que vienen en paquetes que van directo a la basura.

Por otro lado, está el eje de la energía. Apaguemos las luces que no usamos, desenchufemos electrodomésticos. Son consejos que hace un tiempo ya di, pero porque lo básico es esto, para qué vamos a complejizarnos haciendo compost, por ejemplo, que es un procedimiento interesante para eliminar los residuos orgánicos, si dejamos luces prendidas por toda la casa cuando apagar la luz requiere de un segundo?

Además Agua, balde cuando te bañas, cerrar canillas, ser conscientess.

Podemos cambiar el ejemplo que damos. Podemos con nuestros cambios de formas de consumo, impulsar el desarrollo de un mercado de productos con lógica sustentable, y así volverlo “cool” y moralmente correcto. Con nuestras elecciones y acciones muy pequeñas, dejar de perpetuar esta lógica de venYa sabemos que hay un problema y está en nuestras manos si somos indiferentes o lo tenemos en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni