Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Legisladores piden a Boris Johnson sancionar a Israel si aplica la soberanía en Judea y Samaria

Cerca de 130 legisladores británicos actuales y anteriores escribieron al Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, instándole a imponer sanciones económicas si Israel sigue adelante con sus planes de “anexar” secciones de Judea y Samaria como parte de un acuerdo de coalición gubernamental.

La carta afirma que el Reino Unido sancionó a Rusia después de que anexó el territorio ucraniano de Crimea, y que por lo tanto cualquier “anexión” de Judea y Samaria debe ser respondida de manera similar, informó el viernes The Guardian.

La carta fue organizada por el Consejo para el Entendimiento Árabe-Británico y los firmantes, según se informa, incluyeron al presidente del Partido Conservador Chris Patten y al ex secretario de desarrollo internacional Andrew Mitchell, así como a la laborista Margaret Hodge.

La aplicación de la soberanía israelí en partes de Judea y Samaria sería un “golpe mortal a las posibilidades de paz entre israelíes y palestinos basadas en cualquier solución viable de dos estados”, decía la carta, añadiendo que creen que el gobierno israelí está usando “el pretexto de la pandemia Covid-19 para tratar de implementar este atroz plan. Es vital que el Reino Unido haga todo lo que esté a su alcance para prevenir esto”.

“Nuestro gobierno ha declarado que cualquier anexión ‘no puede quedar sin ser cuestionada’. El gobierno debe ahora dejar claro públicamente a Israel que cualquier anexión tendrá graves consecuencias, incluyendo sanciones. Las palabras no son suficientes: El Primer Ministro Netanyahu ha ignorado nuestras palabras. Debemos evitar que su gobierno siente este alarmante y peligroso precedente en las relaciones internacionales”.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reveló en enero un plan de paz para resolver el conflicto israelí-palestino. Rechazado por los palestinos y condenado por gran parte de la comunidad internacional, el plan da luz verde a Israel para aplicar su soberanía los poblados judíos y otros territorios estratégicos en Judea y Samaria.

Un acuerdo del gobierno de coalición israelí alcanzado la semana pasada incluye un marco para la aplicación de la soberanía esbozada en el plan, a partir de julio.

Según la propuesta de los Estados Unidos, se concedería a los palestinos un Estado soberano pero desmilitarizado en las partes restantes de Judea, Samaria y la Franja de Gaza, junto con promesas de grandes inversiones.

La capital del Estado palestino estaría en las afueras de Jerusalem, que permanecería totalmente bajo la soberanía israelí.

El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo el domingo que “confiaba” en que Trump le permitiría cumplir su promesa electoral de aplicar la soberanía israelí sobre partes de Cisjordania “dentro de un par de meses”.

La base de derecha de Netanyahu está ansiosa por avanzar con la anexión mientras la amigable administración Trump está en el cargo.

El acuerdo Netanyahu-Gantz estipula que cualquier acción israelí necesitaría el respaldo de Estados Unidos, y debe tener en cuenta los tratados de paz de Israel con los vecinos Jordania y Egipto, los dos únicos Estados árabes que tienen tratados de paz formales y relaciones diplomáticas con Israel.

Israel liberó Judea, Samaria y el este de Jerusalem de Jordania durante la Guerra de los Seis Días de 1967. Los palestinos buscan esos territorios como parte de un “futuro Estado independiente”.

Los palestinos se han negado a negociar con la administración Trump, considerándola parcial. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, amenazó la semana pasada con cancelar todos los acuerdos con Israel y los EE.UU. si Israel seguía adelante con los planes de anexión.

En medio de informes intimidatorios de que la Casa Blanca condiciona su apoyo a la soberanía israelí en partes de Judea y Samaria a las negociaciones sobre un Estado palestino, la administración subrayó el viernes que sigue respaldando los planes de Israel, siempre y cuando se lleven a cabo en el marco del plan de paz Trump presentado el 28 de enero.

“Nuestra posición no ha cambiado”, dijo un portavoz de la Embajada de EE.UU. en Jerusalem al Times of Israel. “Como hemos dejado claro en todo momento, estamos dispuestos a reconocer las acciones israelíes para extender la soberanía israelí y la aplicación de la ley israelí a las zonas de Judea y Samaria que el [plan de paz Trump] prevé como parte del Estado de Israel”.

Once embajadores europeos en Israel advirtieron el jueves a Jerusalem de las graves consecuencias de una “anexión”.

Los enviados del Reino Unido, Alemania, Francia, Irlanda, Holanda, Italia, España, Suecia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia y la Unión Europea emitieron una objeción formal al Ministerio de Asuntos Exteriores contra la “anexión”, informó el Canal 13.

También el jueves, la Liga Árabe dijo que la “anexión” planeada constituía un “nuevo crimen de guerra” contra los palestinos durante una conferencia virtual presidida en El Cairo.

La Liga Árabe también instó a los Estados Unidos a “retirar su apoyo para permitir los planes del gobierno israelí de ocupación”.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • Rubén Hojman
    Rubén Hojman

    Comentario a las apuradas. No hay tal “anexión”, es la recuperación por parte de Israel de porciones de la tierra histórica de la que fuimos despojados reiteradamente. Inglaterra, que dificultó el ingreso de los sobrevivientes después de la segunda guerra, arteramente creó el reino de Jordania y dibujó límites absurdos para el nuevo Estado de Israel, podría demostrar su repudio a las anexiones devolviendo las Malvinas. Saludos.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni