-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Un maratonista franco-judío corre carrera en su balcón de siete yardas de largo

Eliseo Nochomovitz, un judío francés de 32 años, debía estar  entre los 17 mil participantes en la Maratón de Barcelona el 15 de marzo.

Pero la maratón, uno de los eventos de carrera más populares de Europa, se pospuso hasta octubre debido al brote de coronavirus .

Aún así, Nochomovitz encontró una manera de hacer lo que había estado entrenando a pesar de haber sido obligado a pasar el último mes confinado en su apartamento en Balma, cerca de Toulouse, bajo encierro. (Había trabajado en un restaurante en Toulouse, pero  también fue cerrado debido al virus).

Corrió un maratón completo en su balcón, un balcón de solo siete yardas de largo.

Eso es 26 millas para un hombre que mide cinco pies y pesa 198 libras.

Nochomovitz, participante en 36 maratones anteriores, completó la carrera del balcón el 17 de marzo en 6 horas, 48 ​​minutos, más del doble de su tiempo habitual porque tenía que girar sobre sus talones cada pocos segundos.

Pero la iniciativa, filmada por su novia Marie y subida a YouTube, convirtió a Nochomovitz en un símbolo internacional. Ha aparecido en CNN y CNBC, así como en docenas de publicaciones, incluidas The Guardian, Time y Newsweek.

“Me dije a mí mismo que es la mejor manera de salir del encierro, hacer un desafío loco en el balcón, pero también como un gesto de apoyo para el personal médico”, dijo en una entrevista en video que le dio a Le Parisien.

No se detuvo allí: Nochomovitz hizo dos maratones más, en su porche, mejorando considerablemente su tiempo, informó diariamente el NRC Handelsblad en los Países Bajos.

El 31 de marzo, redujo su tiempo en dos horas, a pesar de agregar cinco millas (una adición de aproximadamente 1.250 carreras a lo largo de su balcón). Los vecinos lo vitorearon mientras Marie le ofrecía líquidos, camisetas secas y dulces.

Las medidas de cierre en el área de Toulouse habrían permitido a Nochomovitz correr vueltas fuera de su casa, informó NRC. Pero el competidor dijo que decidió limitarse a su porche de césped artificial de todos modos “para hacerlo más desafiante”.

Además, como señaló NRC, el balcón de Nochomovitz ofrece una vista deslumbrante y sin obstáculos de los Pirineos.

Los medios israelíes también mostraron interés en los esfuerzos de Nochomovitz. El periódico Makor Rishon lo entrevistó y resultó que asistió a la escuela judía Otzar Hatorah, afiliada a Jabad, en Toulouse, donde un yihadista asesinó a tres niños y un rabino en 2012. (La familia de Nochomovitz habia salido de Toulouse antes del ataque).

Nochomovitz nació Elisha Zerbib, pero sus padres se divorciaron y él no ha estado en contacto con su padre, por lo que decidió tomar el apellido de soltera de su madre.

Nochomovitz tiene un hermano en Israel y había planeado visitar el país por primera vez en febrero. También planeaba participar en el Maratón de Tel Aviv, que tuvo lugar el 28 de febrero. Pero Nochomovitz canceló su visita después de que a los participantes extranjeros se les prohibiera participar en  ese evento debido al virus.

Más allá de expresar su aprecio por los trabajadores médicos en la primera línea de la pandemia, Nochomovitz también quiso inspirar a otros en el encierro, demostrando que todavía pueden mantener y mejorar su condición física, le dijo a Makor Rishon.

“Quería demostrarme a mí mismo que puedes hacer deporte en casa y desafiar tu mente porque las cosas están mal: no hay trabajo, no podemos ver a la familia”, dijo. “Quería abrir la mente de las personas y enviar un mensaje a todos de que puedes hacer deporte en casa y mantener tu cordura y condición”.

Como gesto público, la iniciativa de Nochomovitz fue ciertamente exitosa: se ha vuelto viral y su cuenta de Instagram ahora tiene 22 mil seguidores, la mayoría de ellos nuevos.

Pero desde una perspectiva puramente atlética, le dijo a Makor Rishon que sus carreras en el balcón son inferiores a las reales.

“Necesito correr más lento de lo que estoy acostumbrado porque mi balcón no es tan largo y realmente no puedes desarrollar el impulso que podrías en un maratón real”, dijo Nochomovitz. “Digamos que no fue tan difícil”.

 

Traducción de Alicia Weiss con información de JTA

Reproducción autorizada por Radio Jai

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni