-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

La mala condición económica de los ultraortodoxos es un fenómeno que debe estudiarse desde cero

La mala condición económica de los ultraortodoxos es un fenómeno que debe explorarse desde cero. Los líderes de la comunidad buscan mantenerlos ignorantes, apoyados, dependientes de su liderazgo para sobrevivir.

Algunos de ellos son verdaderamente temerosos de Dios y otros son simplemente fáciles de manipular en sus acciones … ¿qué tan fácil?

Son pobres pero con una yarmulke (Kipá)  y una borla qué no les permite ser “seres humanos ordinarios”, con debilidades.

Hay entre ellos los que suavizarán sus corazones sólo en las fábricas de alimentación que organiza el liderazgo del “ámbito ” al que pertenecen.

Esto facilita el control de quién depende completamente del liderazgo. Sirven como “soldados” del mismo “corral”, logrando todas las tareas que el “oficial” del “corral” les impone y su terrible temor a ser expulsados ​​de la comunidad. Están totalmente respaldados por la comunidad. Todas sus necesidades básicas, sociales y económicas están respaldadas.

Si Dios no lo prohíbe y Dios le pide al niño que se aliste en el ejército, es un desastre terrible. Para mantener la hegemonía comunitaria tendrán que sacar a su hijo de la familia y perdonarlo. Incluso entonces, su estatus en la comunidad no será el mismo que el de antes de ayer.

Se sintieron lo suficiente inmune, sintieron que nadie de la comunidad los juzgaría por eso, porque no es que le robaron a la comunidad o del tribunal del Rebe.

Es posible juzgarlos con nuestros ojos y nuestros mundos y no tenemos comprensión sobre el mal estado de estas poblaciones.

También puedes descubrir un pequeño grado de empatía. Después de haber establecido el robo al camión de Tnuva (frutas), continúan orando por el Creador. Un creador del mundo que nos dio las tablas que Dios escribió.

Mundos con disonancia, destellos de pecado que tal vez en Yom Kippur recibirán perdón. En sus ojos no lastimaron a nadie y aunque lo hicieran, era en nombre de un “control mental”.

De cualquier manera, cada uno elegirá qué ojos verlo, juzgará a cada uno para juzgarlo.
Por Elior Benisti
Para la mejor comprensión de la opinión del autor, el mismo intenta reflejar lo que en Latinoamérica conocemos como los grupos carenciados y utilizados como masas políticamente cautivas.
Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni