-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Por qué necesitamos cancelar todo y quedarnos en casa

“Aplanar la curva”: Por qué necesitamos cancelar todo y quedarnos en casa para ayudar a detener el coronavirus

Se insta a las comunidades a practicar el distanciamiento social, algunas escuelas cierran, se cancelan eventos deportivos y culturales y las empresas piden a los empleados que trabajen desde sus hogares, incluso si no están experimentando síntomas de coronavirus. Muchos se preguntan por qué están esencialmente en cuarentena a pesar del hecho de que no están enfermos. La respuesta tiene que ver con “aplanar la curva”, una respuesta que podría confundir a algunas personas.

Probablemente se  hayan visto gráficos de “aplanamiento de la curva” que se utilizan en artículos, y se comparten en las redes sociales como una forma de explicar la importancia de responder agresivamente, para frenar la propagación del coronavirus. Pero ¿qué significa aplanar la curva y cómo lo hacemos?

El viernes en “CBS This Morning”, el corresponsal médico jefe de CBS News, el Dr. Jon LaPook, explicó lo que se ha convertido en una palabra de moda a raíz del brote.

La Universidad de Oxford explica que las medidas preventivas tempranas son esenciales para aplanar la curva, por lo que el número de casos de coronavirus no abruma a los sistemas de atención médica.

“¿Realmente vale la pena hacer todo este distanciamiento social y lavarse las manos? La respuesta es sí”, dijo el Dr. LaPook. “Normalmente, ahora mismo, sin ninguna medida, la epidemia podría aumentar bruscamente y disminuir. Ese número máximo de casos podría sobrecargar el sistema y eso es lo que preocupa a la gente”.

Su comentario se refería a la primera línea del gráfico de curvas: la línea del peor de los casos, en la que el número de casos aumenta drásticamente. “Puede que no haya suficientes médicos, los médicos pueden enfermarse, los diferentes profesionales de la salud pueden enfermarse, puede que no haya suficientes respiradores, u otros equipamientos médicos. Es un estrés en el sistema”, explicó. “Si pudieras cumplir todas estas medidas y aplanar esa curva, entonces, en lugar de un pico alto y bajo, habría un descenso lento”.

Esa es una referencia a la segunda línea en el gráfico de curva, el escenario que esperamos ver. En lugar de una gran ascenso en el gráfico, como una montaña empinada, esta segunda línea se parece más a una colina suavemente inclinada. “Todavía está aumentando, y la epidemia puede durar más, pero no está ejerciendo tanta presión sobre el sistema en ese momento”, dijo LaPook. Si el número máximo se mantiene bajo, es más probable que los hospitales tengan suficientes camas, personal médico y equipos especializados como respiradores para los pacientes que los necesitan.

Las medidas como el distanciamiento social pueden ayudar a las comunidades a lograr esa segunda línea, un crecimiento más lento en el número de casos, para que tengan más tiempo y recursos para atender a todos los pacientes enfermos.

“Sí, funciona. Vimos en China que el número de casos disminuyó. Nuevos casos en Corea del Sur, donde hicieron pruebas agresivas. Estamos viendo que sus casos disminuyen”, dijo LaPook, y agregó que las medidas de distanciamiento social también ayudaron a salvar vidas durante la mortal pandemia de gripe de 1918 . Las ciudades que rápidamente impusieron cierres estrictos y cuarentenas durante la crisis de 1918, tuvieron menos víctimas fatales que las ciudades que no lo hicieron.

Por lo tanto, la cancelación de las clases, el trabajo, los conciertos y otras grandes reuniones puede parecer molesto, pero en última instancia podría aliviar mucho el estrés en nuestro sistema de atención médica y salvar vidas.

El proyecto Our World in Data de Oxford explica su gráfico de “aplanamiento de la curva” de esta manera: “Si bien el número total de personas infectadas podría no cambiar, las medidas de contención pretenden evitar una trayectoria de brote en la que una gran cantidad de personas se enferman al mismo tiempo.”

Si bien más de la mitad de las aproximadamente 128.000 personas que han contraído el coronavirus en todo el mundo ya se han recuperado, el número de vidas humanas y dólares ya es asombroso, y se espera que empeore mucho antes de mejorar. Han muerto más de 4.700 personas, incluidas al menos 42 en los EE. UU.

Por Caitlin O´kane

Fuente: CBS Interactive Inc. Todos los derechos reservados.

Traducción Alicia Weiss para Radio Jai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni