Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El Al lucha por mantenerse en el aire

Una de las víctimas inmediatas de la crisis del coronavirus es El Al Israel Airlines Ltd. la aerolínea de bandera israelí quien la semana pasada anunció el despido de mil empleados. La persistencia del virus está agravando el daño al negocio de El Al y amenazando su capacidad para cumplir con sus compromisos.

El Al espera un descenso de entre 140 y 160 millones de dólares en sus ingresos en el período enero-abril de 2020, y de entre 80 y 90 millones en el primer trimestre. La compañía dice que la disminución se compensará en parte con una reducción de sus gastos operativos. En consecuencia, El Al prevé en esta etapa, que el efecto de la disminución de sus ingresos en sus resultados en enero-abril será de entre 70 y 90 millones, incluidos los 35  a45 millones en el primer trimestre.

El Al expresó que revisó su estimación del efecto del coronavirus en sus resultados financieros, debido a la disminución de su actividad en sus destinos en Italia y Japón, y de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio de Salud sobre vuelos a todos los destinos. Aún no ha tenido en cuenta los efectos de las instrucciones del Ministerio de Salud para el aislamiento de los pasajeros que regresen y la prohibición de la entrada de extranjeros de otros países: Francia, Alemania, Suiza, España y Austria. Esto hace que sea probable que las pérdidas de la compañía continúen empeorando.

La aerolínea agregó que estaba “tomando medidas operativas y financieras para reducir sus gastos y  la disminución de su flujo de caja”, y estaba haciendo “ajustes significativos en su actividad y su red de rutas”. También informó medidas “en el área de relaciones laborales”, luego de informes de que despedía a cientos de empleados. El Al también declaró oficialmente que había “contactado al Ministerio de Finanzas para obtener apoyo del Estado de Israel, y estaba llevando a cabo conversaciones con ese fin”.

Hasta donde se sabe, El Al espera recibir ayuda del gobierno en forma de subvención. Sin embargo, el Ministerio de Finanzas quiere ayudar a El Al reduciendo sus pagos a la Autoridad de Aeropuertos de Israel y adelantando las erogaciones para la seguridad de los vuelos, que dependen de medidas de racionalización que incluyen grandes despidos y recortes salariales.

Contra la disminución de sus ingresos, El Al se está beneficiando de los menores precios mundiales del petróleo y, por lo tanto, de los menores precios del combustible. También de los menores gastos en otras empresas áreas, como resultado de una reducción en su actividad. Al mismo tiempo, la compañía (controlada por Knafaim Holdings por Tami y David Borowitz) tiene costos fijos sustanciales. Entre estos, se encuentran los pagos de compra y arrendamiento, resultantes de su ambiciosa adquisición de Boeing Dreamliners; los gastos salariales y los pagos a la Autoridad de Aeropuertos. Todos esto debe pagarse, incluso cuando disminuyen los ingresos de la aerolínea.

Si bien El Al actualmente es capaz de hacer frente a menores ingresos, la continua incertidumbre en el mercado global de aviación civil, reflejada en una menor ocupación de asientos en sus aviones y la cancelación de rutas y vuelos a varios destinos, puede suponer un desafío para la fortaleza financiera de la empresa, que puede ser incapaz de soportar.

El balance de El Al al final del tercer trimestre de 2019 revela que la mayoría de sus deudas consisten en préstamos bancarios y obligaciones derivadas de arrendamientos de aeronaves, principalmente a largo plazo. El Al reportó 750 millones de dólares en préstamos bancarios y de otro tipo y 932 millones en obligaciones de arrendamiento de aviones , dos mil millones en deuda a largo plazo.

Además, los pasivos de compromiso a corto plazo de El Al, al final del tercer trimestre del año pasado, fueron de casi  1,1 mil millones, incluidos  91 millones para arrendamiento de aeronaves y  262 millones en créditos a corto plazo y pasivos corrientes. El Al tenía 200 millones en efectivo.

Coronavirus reduce la capitalización de mercado de El Al en un 30 por ciento

Los informes financieros de la compañía muestran que si bien sus ingresos se mantuvieron estables en 1,65 mil millones de dólares en enero-septiembre de 2019, su pérdida creció en un 37 por ciento llevándolo a  28 millones durante este período, mientras que la compañía registró una pérdida de  52 millones en 2018, en su conjunto. El precio de las acciones de El Al ha caído en más del 30 por ciento desde que comenzó la crisis del coronavirus el 20 de enero pasado.

El precio de las acciones de El Al ahora ha caído en más del 80 por cientodesde que alcanzó un pico en octubre de 2016. En los años anteriores, las acciones de El Al habían sido una de las más exitosas en la Bolsa de Valores de Tel Aviv, multiplicando su valor varias veces. La disminución en el precio de las acciones de la compañía aérea,  ha reducido su capitalización de mercado a NIS 330 millones, en comparación con casi NIS 2 mil millones en su punto máximo a fines de 2016.

El precio de las acciones de Knafaim Holdings, la empresa matriz de El Al, ha bajado un 50 por ciento, desde que comenzó la crisis del coronavirus en enero, reduciendo su capitalización de mercado a solo 130 millones de NIS.

Además del holding de la familia Borowitz, otro perdedor de la inmersión en el precio de las acciones de El Al, es el fondo de cobertura israelí ION Asset Management. El fondo, encabezado por Jonathan Half y Stephen Levey, se convirtió en una parte interesada en El Al en noviembre de 2018 y tiene una participación de más del 7 por ciento de la aerolínea, con un valor de mercado actual de NIS 25 millones.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni