Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Taxi gratis para polacos que rescataron judíos durante el Holocausto

Silent Hero Taxi Service, así se denomina el proyecto destinado a homenajear a aquellos polacos que ayudaron a judíos que corrían por sus vidas durante el Holocausto. El proyecto consiste de proveer gratuitamente servicio de taxi a los rescatistas dentro de la capital polaca, Varsovia.

Es importante destacar que muchos de los beneficiados son personas mayores, entre 80 y 90 años. Ser un adulto mayor en una ciudad que ha crecido tanto en las últimas décadas, no es nada fácil. La movilidad en Varsovia es todo un desafío, esta ciudad está en expansión y por lo tanto regularmente está congestionada; mientras que el transporte público es relativamente pobre. Es por este motivo que el servicio brindado es de gran ayuda.

Krystyna Kowalska, quien en su adolescencia refugió en su propia casa a judíos, anuncia alegremente que el servicio otorgado es un “milagro”. Le facilita en gran medida llegar a lugar lejanos, como lo es por ejemplo el cementerio en el que están enterrados sus propios familiares.

Finalmente, la anciana de actualmente 88 años logró salvar a la familia judía de 4 integrantes. Debido a esta generosa actitud, el proyecto busca recompensarla y reconocer sus méritos. Previamente, en el año 1994, el museo israelí Yad Vashem, dedicado al recuerdo del genocidio, la reconoció como una “Justa entre las “Naciones”. Este título es una distinción de honor que se les otorga a aquellas personas no judías que ayudaron a los judíos cuyas vidas estaban en riesgo bajo el mandato alemán en la década del ’40. En otras palabras, el Estado de Israel busca reconocer a las personas que colaboraron con el refugio y salvación de los judíos durante la Shoá.

Krystyna relata que a su vez utiliza el servicio de taxi para visitar las oficinas de la Asociación Polaca de los Justos entre las Naciones, ubicado en el centro de la ciudad, que funciona como un club social para ayudar a prevenir soledad.

Jozef Walaszczyk, también goza del servicio. Con 100 años, él es uno de los Justos más longevos. Es uno de los pocos que todavía viven en Polonia.

Josef cuenta con una conmovedora historia. Se enamoró de una mujer judía polaca que era perseguida por los nazis. Su pasión lo llevó a arriesgar su propia vida para salvarla. Luego rescató a otros 52 judíos durante el régimen nazi en Polonia.

Revisamos la historia del conductor de los taxis, Oliver Wangart. El chofer confiesa que en otros trabajos, los pasajeros no eran amables. Lo trataban “como parte de los muebles”. Luego contrasta con los clientes del Silent Hero Taxi Service, explica que el trato es completamente opuesto, lo tratan cortesmente, como a un igual.

El proyecto es impulsado por la fundación del Holocausto, From the Depths, un grupo de conmemoración del Holocausto dedicado a “reconstruir el pasado para un futuro mejor”

El grupo fue fundado por Jonny Daniels, un activista israelí-británico de 34 años. Lo estableció en Polonia en el año 2015.

El fundador reveló que debido al éxito del proyecto, la compañía está actualmente buscando más fondos para una expansión. Buscan mejorar las vidas de más Justos a lo largo de más ciudades.

Actualmente los taxis viajan alrededor de 72 horas cada semana, por ahora solo en Varsovia. Manifestó: “Es desgarrador que después de que todos estos héroes hayan hecho por nosotros, luchemos para recaudar los fondos que necesitamos para mantener los taxis en funcionamiento”.

Por el momento Silent Hero funciona en Polonia, país en el que viven la mayor cantidad de los Justos, una cuarta parte de los 27.362 reconocidos en todo el mundo.

Parte de ese interés en Polonia y más allá parece estar enraizado en el hecho de que pronto ninguno de ellos estará presente para contar sus inspiradoras historias.

Pero otra parte, según algunos críticos, se debe a la preferencia de muchos ciudadanos y el gobierno actual del país de resaltar el heroísmo de los no judíos y minimizar la prevalencia de los polacos que colaboraron con los nazis y traicionaron a sus vecinos judíos.

En 2018, el primer ministro Mateusz Morawiecki dijo que solo Varsovia tenía entre 90,000 y 150,000 personas que arriesgaron sus vidas para salvar a los judíos. Su comentario fue en defensa de una controvertida ley aprobada ese año que prohibía acusar a la nación polaca de complicidad en crímenes nazis, a pesar de que los historiadores están de acuerdo en que muchos miles de polacos mataron a judíos durante o poco después del Holocausto.

También en 2018, el gobierno de Morawiecki abrió un museo para rescatadores polacos.

Anna Stupnicka-Bando, presidenta de la Asociación Polaca de los Justos de 90 años, también utiliza el servicio de taxi. Salvó a varios judíos con su madre y dijo que cree que Polonia tenía más rescatadores que colaboradores y traidores.

Stupnicka-Bando enfatiza que esto es “solo mi creencia personal”, ya que no hay números definitivos para ninguna de las categorías.

Anna explica que el servicio es práctico y conveniente, sin embargo lo más importante para ella es que se siente reconocida. Siente que su esfuerzo,los riesgos que tomó son apreciados.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni