-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Necesitamos una AMIA que dé respuestas a todos los judíos”

En diálogo con Radio Jai, Batia Nemirovsky compartió las ideas del espacio SOMOS AMIA, uno de los tres que pugnan por presidir la mutual judía, y por la que es candidata a presidenta. ““La visión de Somos AMIA plantea y cree en la construcción de consensos con todos. En lo personal, por convicción, me aparto de los extremos y no puedo adherir de ninguna manera a ningún factor político que se considere dueño de la verdad única”, expresó.

Profesora de hebreo y judaísmo, graduada del Instituto Superior de Estudios Religiosos Judaicos y de la Escuela Superior de Ciencias Judaicas y de Educación, encabeza la lista que está dispuesta a dar pelea en las elecciones internas del 5 de abril donde competirá contra la lista oficialista BUR (Bloque Unido Religioso) y UNA AMIA.

Consultada acerca de la razón que la determinó a aceptar encabezar una lista en los próximos comicios, explicó “Desde muy joven desarrollé tareas de voluntariado, casi diría dirigencial en distintas instituciones. Trabajé en la comunidad Bet El en el área profesional y en el área voluntaria mientras estaba trabajando en la escuela, en el Centro Interreligioso de Responsabilidad Social me dediqué a ser voluntaria en el campo educativo y en el desarrollo de programas educativos. Desde que me retiré de la AMIA en el 2017 (Fue directora del Vaad Hajinuj)  estoy haciendo tareas de voluntariado vinculadas con la educación, con las ciencias, y soy miembro de la Asociación  Amigos del Instituto Weitzman. El voluntariado no es algo ajeno a mí”.

Batia Nemirovsky aspira a ser la primera mujer presidenta de AMIA en sus 125 años de historia. “Nunca jamás se me cruzó la posibilidad de que alguna agrupación en AMIA decidiera postular a una mujer como candidata, esto me sorprendió, me halagó, pero fundamentalmente me llena de responsabilidad. Sé que tengo idoneidad, capacidad y experiencia para hacerlo, que fue lo que motorizó el ofrecimiento y no el hecho de ser mujer”, explicó.

En relación a las ideas que propone el espacio que encabeza, y al grupo que la acompaña, consignó: “Hay un trabajo en equipo muy sólido y consolidado, me entusiasma trabajar con gente que puede sentarse alrededor de una mesa con un tema que trae alguien ya plasmado y casi cerrado, pero con oídos abiertos para escuchar argumentaciones fundamentadas e inteligentes, y lograr consensos y sinergia. Hay un equilibro fantástico entre jóvenes y experimentados (mujeres y hombres), una preocupación real e intensa por la búsqueda de respuestas y el diseño de propuestas para cubrir las necesidades que tienen no solo los socios, sino todos los integrantes de la comunidad que lo que quieren ver es una AMIA de pié, con fuerza, con firmeza, sólida, abierta a la diversidad, respetando todos los matices y con distintas voces que puedan ser escuchadas”.

“En educación haríamos una distinción muy importante entre lo que es escolaridad y lo que es educación. La escuela judía no es toda la educación judía. Cuando hablamos de educación judía estamos hablando de algo mucho más amplio que es la educación judía familiar y continua a lo largo de toda la vida. Entonces, en el campo de la educación implementaríamos un formato innovador de reasignación de recursos de la AMIA para fomentar y fortalecer la identidad, la pertenencia y la continuidad que tienen que tener las familias judías, y hablo de todas las familias que se auto-definen como judías”, indicó Nemirovsky que es experta en temas educativos.

Uno de los puntos fundamentales que diferencian a la actual conducción de la propuestas opositoras tiene relación con la visión intergradora de los distintos sectores que componen la comunidad judía y en ese sentido destacó que “la agrupación SOMOS AMIA tiene la particularidad de incluir a todos aquellos que sienten que el judaísmo es para ellos importante, todos aquellos que sienten que el sionismo es la expresión nacional de judaísmo y todos los que piensan que no importa si usas kipá, no usas kipá, si tu kipá es tejida, si tu kipá es negra, vas al templo o no vas al templo. Lo que todos tenemos en común son dos aspectos fundamentales: la unidad de herencia, porque somos herederos de las mismas memorias, y la unidad de destino porque lo que le pasa a un judío en cualquier parte del mundo nos afecta a todos por igual, tengamos la ideología que tengamos”.

Uno de los flagelos que azota al mundo es el crecimiento manifiesto del antisemitismo. Consultamos a la candidata a presidir la comunidad cuál es la idea y las acciones que se deberían tomar para combatirlo, y expresó que “hay temas que están estrictamente vinculados con la educación. A nivel local hay que insistir con el factor educativo con la enorme importancia que tiene, y hay que insistir para que en las escuelas no judías no se mencione meramente el Holocausto como un episodio más de la Segunda Guerra Mundial, sino que se ahonde en las raíces históricas del antisemitismo, que se pueda trabajar intensamente en poder vencer los prejuicios”.

Asimismo “me preocupa muchísimo esto que se está instalando: la judeofobia ligada al Estado de Israel, que es un antisionismo incendiario en muchas oportunidades, y parte de ese antisionismo lo tenemos dentro de algunos judíos también. Unos de los desafíos más importantes es tratar de elevar la voz por sobre las voces de quienes, teniendo llegada a través de distintos espacios, generan mucho daño a la comunidad”, dijo Nemirovsky.

Para finalizar y consultada acerca de la dificultad que tenemos como comunidad y sociedad para encontrar consensos a través del diálogo, enfatizó: “En lugar de buscar una oposición manifiesta tenemos que sentarnos alrededor de una mesa e ir logrando los acuerdos necesarios para que la AMIA nos dé respuestas a todos los judíos”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni