-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" En cada generación uno debe verse asimismo como si estuviera saliendo de Egipto "   

La FDA aprueba la tecnología de tratamiento de tumores creado por compañía israelí

IceCure, compañía médica israelí, recibió la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos para aplicar su tecnología de crioablación destinada al tratamiento de tumores.

IceCure Medical es una compañía israelí con sede en Tel Aviv fundada en el año 2006. Se enfoca en la innovación de tratamientos para tumores cancerígenos. La tecnología utilizada se basa en la “críoblación”, la cual congela las masas malígnas para destruirlas rápidamente. Esta técnica se destaca por los beneficios que provee al paciente, quien no es sometido a cirugía ni sufre dolores.

Tlalit Bussi Tel Tzure, vicepresidenta de desarrollo comercial y marketing global de IceCure, dijo que la compañía recibió su primera aprobación por parte de la FDA en 2010 luego de ensayos y evaluaciones clínicas.

La líder explicó que “El sistema de crioablación solo se volvió comercial en 2014”, continuó, “Ya teníamos la aprobación general de la FDA para tratar los tejidos benignos y cancerosos, pero no teníamos una aplicación específica, lo que significa qué órgano estamos tratando con el sistema de crioablación”.

Tel Tzure explicó que la nueva aprobación de la FDA “permite expandir nuestras capacidades en los Estados Unidos, lo que significa que ahora podemos tratar los tumores de hígado y riñón que son cancerosos con nuestro sistema”.

IceCure también recibió la aprobación para la aplicación de oído, nariz y garganta, “pero aún no estamos activos en esa aplicación”.

Cuando se le preguntó cómo funciona el sistema, Tel Tzure explicó que la crioablación es la destrucción del tejido tumoral canceroso o benigno al aplicarle una temperatura muy fría. “Utilizamos nitrógeno líquido para disminuir la temperatura en la punta de una sonda, e insertamos la sonda en el cuerpo, en el tumor, bajo imágenes”, detalló. “Por ejemplo, si se realiza para un tumor de seno, se realizará con un ultrasonido, para que el médico pueda ver el tumor y saber dónde insertar la sonda”.

Una vez que la sonda está dentro del tumor, agregó, “entonces usamos nuestro sistema para disminuir la temperatura hasta menos 170 grados y es una temperatura tan baja que se destruye el tejido. “Cuando se destruye el tejido, se disuelve del cuerpo de forma natural en un par de semanas”, continuó Tel Tzure.

El tiempo de tratamiento es corto con procedimientos que generalmente toman menos de una hora. “Podemos matar un tejido, ya sea benigno o canceroso, y estamos evitando la cirugía, por lo que estamos ofreciendo un tratamiento mínimamente invasivo para matar un tumor por congelación”, dijo Tel Tzure. “Se hace con anestesia local, no hay necesidad de poner al paciente a dormir, no causa ningún dolor, no hay cicatrices y el paciente no tiene que quedarse en el hospital para recuperarse”.

Después del procedimiento, los pacientes pueden volver a sus actividades diarias el mismo día.

Ella señaló que con la aprobación de la FDA la compañía podrá ofrecer su tratamiento a una población más grande, especialmente a medida que el número de casos de cáncer continúa aumentando. “Podemos ampliar nuestra actividad ofreciendo una mejor atención a más pacientes en todo el mundo también”.

IceCure, dijo Tel Tzure, también se está utilizando en Europa y Asia.

“En Europa tenemos la marca CE, lo que significa que podemos tratar a pacientes con cáncer de mama y tratar tumores cancerosos de mama, mientras que en los Estados Unidos todavía no tenemos la aprobación de la FDA para esto”, agregó. “En Japón, también estamos tratando pacientes con cáncer de pulmón y cáncer de hueso”.

En Israel, el uso de la tecnología de crioablación apenas está comenzando.

“Tenemos un sistema disponible en dos hospitales en Haifa”, destacó la videpresidenta. “En el Centro Médico Bnai Zion, estamos haciendo un ensayo clínico en pacientes con cáncer de riñón, hemos tratado a más de 100 con muy buenos resultados”.

El sistema también está disponible en el Hospital Elisha en Haifa, así como en el Centro Médico Hillel Yaffe en Hadera y el Centro Médico Ziv en el Norte.

“También estamos buscando extender nuestra actividad en Israel”, agregó.

 

Fuente: Jpost

 

Mostrar más