-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El ataque al rabino de AMIA “no fue un acto antisemita”

“No lo agredieron por ser judío, eso es lo que arrojaron las investigaciones”, dijo el dirigente de DAIA a este medio.

Un grupo de delincuentes ingresó al domicilio de Davidovich, ubicado en el barrio porteño de Once, mientras éste dormía junto a su esposa. En aquel episodio fue golpeado, robado y debió ser hospitalizado.

Tras una investigación, la Policía de la Ciudad apresó a varias personas sospechosas de formar parte de la banda que asaltó al rabino de AMIA.

En los allanamientos realizados por la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 3 de la policía porteña se apresó a “Coco” el sindicado como jefe de la banda y otros dos de sus cómplices “Querido” y un tercero argentino mayor de edad. Además se secuestraron dólares y objetos presuntamente robados a la víctima, informaron fuentes policiales.

Las detenciones fueron realizadas en Wilde, El Palomar y Pilar por efectivos de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 3 de la policía porteña tras una investigación del fiscal Carlos Donoso Castex.

En los procedimientos también se allanó un domicilio en Recoleta del jefe de la banda donde se secuestro una lapicera con escrituras en hebreo y la leyenda “Jerusalem” y un diamante similares a los descriptos como robado por el Gran Rabino.

“Coco” fue localizado y capturado en Wilde, mientras que en Pilar se detuvo a otro de los acusados apodado “Querido” mientras que en El Palomar se apresó al tercero y se secuestraron inhibidores de rastreo satelital, computadoras, una escalera rebatible y dólares en efectivo.
Por el asalto a Davidovich ya habían sido detenidos otros dos sospechosos.

Los efectivos de la Policía de la Ciudad realizaron una intensa investigación en la que con las imágenes captadas por las cámaras de seguridad se pudo demostrar que el ataque había sido planificado y apoyado con una importante logística.

Al grito de “Sabemos que sos el Rabino de la AMIA” los delincuentes golpearon brutalmente al religioso provocándole múltiples fracturas en sus costillas, que determinaron su internación. Además lo despojaron de una importante suma de dinero, joyas y alhajas.

Realizada una minuciosa inspección en todas las aperturas de la vivienda se logró extraer una huella en una ventana del patio. De esta manera se pudo identificar el lugar por donde podrían haber entrado o salido los delincuentes. Así es que se revisaron la totalidad de las cámaras de seguridad de la zona, tanto públicas como privadas, pudiéndose observar a varias personas, de entre 25 y 30 años de edad y vestidas de color oscuro, portando algunas sogas y guantes. También se pudo observar los tres vehículos en los que se movilizaban.

Luego de analizar los domos de la zona de influencia con filtros y programas de resolución de imágenes , se logró establecer que las patentes de los rodados usados por los delincuentes pertenecerían a un vehículo particular marca Honda modelo CRV, un Volkswagen Gol de color gris, en tanto que el restante no se pudo identificar con precisión pero correspondería a un Audi A4.

Con todos los datos obtenidos se pudo identificar a “Coco”, “El Chino” y “Pistola” quienes, además de ser los autores materiales de la brutal agresión, serían los líderes de una banda dedicada al “Escrache”(ingreso a viviendas sin moradores) y “Robaruedas” en la zona y que tendrían como punto de encuentro una plaza del barrio de Monserrat.

En los primeros días las características del hecho daban a pensar que se trataba de una acción de antisemtismo por tratarse del Gran Rabino, los dichos de los malvivientes y la golpiza propinada, que le significó la rotura de ochos costillas al Rabino y su internación hospitalaria por una semana. Incluso desde Israel se sumaron las voces del Primer Ministro Netanyahu y el presidente Rivlin, que consideraron lo acontecido con una nefasta acción antisemita.

Helueni