-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

“Shvil Israel” – Un sendero para cruzar Israel caminando

El “Camino de Israel” nació como una iniciativa de la Sociedad de Defensa de la Naturaleza (Haganat Hateva) en el año 1995 y es un camino para andar a pie o pedaleando en bici, a lo largo de todo Eretz Israel. El sendero que va desde el kibutz Dan en el Norte hasta Eilat en el Sur, se puede hacer por tramos o en forma continua y en el trayecto se encuentran los llamados “ángeles del camino”, es decir, personas, kibbutzim o hostels que ofrecen hospedaje, agua y alimento a los caminantes.

La senda, que tiene actualmente unos 1000 kilómetros, está fragmentada en 52 tramos y atraviesa bosques, ciudades, pueblos, montañas, asentamientos, parques nacionales y lugares de interés histórico.

En el trayecto, el caminante podrá observar desde carpas beduinas nómades hasta autopistas ultramodernas y desde espacios laicos multifacéticos hasta rincones de extrema religiosidad. El camino recorre poblados y ciudades donde se funden distintas culturas, credos y realidades sociales y transitarlo, permite formar una concepción de los diferentes “Israel” que hay dentro de un mismo pequeño Estado.

El “Shvil Israel” es el único que atraviesa un país entero de punta a punta y en el año 2015, celebrando 20 años de su inauguración, la Sociedad de Defensa de la Naturaleza se unió a la empresa Google para concretar la filmación de la senda, que se puede ver en el link
https://youtu.be/aGpglRD4xzY…

Personas solas o familias, grupos de amigos, turistas, o soldados que finalizaron su servicio militar de tres años, emprenden el “Shvil Israel”, cada uno a su ritmo. Algunos lo hacen de un tirón (lo que lleva entre dos y tres meses) durmiendo en hosterías, kibbutzim o en los domicilios de los llamados “ángeles del camino”. Es usual que los israelìes, elijan hacer un tramo cada fin de semana y vayan completando el camino en un lapso de tres años o más.

El escritor israelí David Grossman, en su libro titulado “Mujer escapa de la noticia” relata que una madre cuyo hijo está sirviendo en el ejército de Israel, tiene el temor de que “vengan a darle la noticia” de que su hijo cayó en combate. Entonces, decide emprender el Shvil Israel, tramo a tramo, para que eventualmente, si vienen a informarle tamaña desgracia… no la encuentren.

Por Andrea Bauab

Helueni