Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

¿Qué dice el judaísmo respecto de la donación de órganos?

El proyecto, que recibió 202 votos afirmativos, está inspirado en el caso de Justina Lo Cane, una menor de 12 años que murió en noviembre pasado en la Fundación Favaloro mientras aguardaba un trasplante de corazón.

La normativa implica que “podrá realizarse la ablación de órganos y/o tejidos a toda persona capaz mayor de 18 años que no haya dejado constancia expresa de oposición a que después de su muerte se realice la extracción de los mismos”.

El judaísmo no tiene un criterio unificado respecto de esta temática. Existe coincidencia respecto a la donación de ciertos órganos siempre y cuando no se vea afectada la calidad de vida. “Todo lo que no es vital, como por ejemplo el riñón, se puede o se debe donar”, aseguró a Radio Jai Yosi Baumgarten, rabino del Gran Templo Paso. Por su parte, Adrián Herbst, rabino de la comunidad NCI Emanu El, explicó a esta emisora que “se puede donar cualquier cosa siempre y cuando no afecte la calidad de vida”. “No es posible donar la córnea, porque se pierde la tridimensionalidad, ni el corazón, ya que no se puede vivir sin él”, agregó.

Las diferencias entre la ortodoxia con el resto de las corrientes aparecen cuando se discute la donación “post mortem”. Para Herbst (conservador), una vez fallecida la persona “se puede donar todo” e incluso “es una mitzva (precepto) hacerlo”. En cambio, Baumgarten (ortodoxo) señaló que “el judaísmo prohíbe la donación de órganos vitales” ya que “Dios nos presta el cuerpo para que lo administremos lo mejor posible y lo mantengamos lo más sano posible, por lo que no debemos alterarlo y tenemos que devolverlo en el mejor estado posible, por lo que no tenemos permiso para sacar o dar ningún órgano”.

Ambos rabinos advirtieron que una de las mayores dificultades respecto de esta temática radica en la definición de muerte. “La persona debe estar muerte clínicamente para que se pueda hacer la donación ya que de lo contrario sería un asesinato”, aclaró Herbst. Por su parte, Baumgarten destacó que una vez ocurrida la muerte “el cuerpo sufre y no debemos ni podemos decidir sobre eso”, por lo que es “fundamental enterrarlo lo antes posible”.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni